Vinos y viajes: ¿cómo transportar botellas de modo seguro?

Se acercan las vacaciones y muchos viajeros ya están pensando cuánto vino llevar o traer de su lugar de descanso. Conocé las maneras más seguras de transportar botellas en tus viajes.

Compartir la nota

Ya sea que hayas elegido viajar por el país o visitar alguna región vitivinícola del mundo, si sos un enófilo de ley te preguntarás cómo llevarte vinos para tu viaje o cómo traerte algunas botellas de tus visitas. En primer lugar te atemoriza que una botella se rompa en el periplo y encontrar toda tu ropa teñida de vino te arruine las vacaciones pero también te preocupa saber qué y cuánto podes transportar. A continuación algunos tips útiles para el viajero vínico.

 

Cuándo y cómo puedo llevar vino. Ya sea que quieras llevar unas botellas de tus vinos favoritos a tu viaje o tengas planes de traerte algunas etiquetas del mundo lo importante es que recuerdes que en vuelos internacionales siempre tendrás que despachar las botellas a la bodega, es decir, no podrás llevarlas en la cabina. Ahora si tu vuelo es de cabotaje generalmente no hay inconveniente para que transportes hasta una caja de vino en la cabina, eso si, se contabiliza como un bulto de equipaje y deberás llevarla debajo del asiento. Si no cumples con estas regulaciones es muy probable que las botellas te sean decomisadas.

 

Cuánto. Si tu viaje es en avión lo más importante es chequear con la aerolínea cuántos kilos podrás despachar. Por lo general son bultos de hasta 23 kilos y según el destino podrán ser uno o dos (si viajas en economy). Por cada botella de vino deberás calcular un kilo en el caso de las más pesadas. Pero no solo el peso importa, por lo general las aduanas te permiten ingresar hasta 5 litros de alcohol por lo que debes calcular unas seis botellas como máximo pero como siempre hay excepciones vale destacar que algunos países son más flexibles mientras que otros son más severos. Nunca está de más consultar.

 

Qué cargar. Es imposible resistir la tentación de comprar vinos en los viajes, básicamente por que los sabores exóticos siempre ofrecen una experiencia adicional una vez en casa pero también porque en nuestro país no hay mucha diversidad de vinos del mundo. Por esto mismo hay que pensar bien que se compra para la hora del regreso. Si te asusta demasiado la posibilidad de una rotura en la valija carga unas botellas de blanco ya que no te generará mayor dolor de cabeza que tener que lavar todo el equipaje. Siendo que en los aviones las bóvedas para las valijas no están presurizadas es conveniente evitar los espumosos ya que por el gas pueden reventar. Ahora si tu preferencia son los tintos deberás asegurarte de proteger bien las botellas.

f4622e780f66c2a5af843e4aacd8bcd1

 

Cómo cuidar las botellas. Hay diferentes maneras de proteger las botellas dentro de la valija. El método más común es con papel burbuja y cinta de embalar. Con unas cuantas vueltas de este papel y ubicando las botellas entre la ropa de modo que amortigüen los impactos la posibilidades de roturas son muy limitadas. Solo asegúrate que las botellas queden en el centro de la maleta y si se trata de una valija rígida mucho mejor. Algunos recomiendan blindarlas incluso entre el calzado y otros, envolverlas además con prendas como sweaters. Los más expertos acuden a las wine skin, estuches especiales rellenos de papel burbuja que se sellan por si las botellas se quiebran aunque también hay opciones de foam o telgopor. Claro esta que las últimas demandan de mucho espacio. Ahora si sos un fanático deberías buscar algunas de las tantas marcas de valijas especiales para transportar botellas como Vin Garde Valise. Y nunca está de más pegar a las maletas un sticker que advierta que se trata de una carga frágil.

wineskin

 

El duty free. En estos locales siempre hay vinos a buenos precios para aprovechar además de espirituosas en promoción. La mercadería comprada en estas tiendas ubicadas dentro del área de tránsito del aeropuerto se puede ingresar a la cabina del avión de modo que se evitan los riesgos de roturas en la maleta. Pero una vez en destino esta mercadería es parte del cupo permitido a ingresar por lo que hay que ser prudente y no excederse.

 

 

 

 

 

 

Si no sos socio BONVIVIR  pero te gustaría recibir más información sobre el vino y nuestras novedades, suscribite a nuestro newsletter a continuación:

Quiero recibir más información sobre el mundo del vino

Por cada botella de vino deberás calcular un kilo en el caso de las más pesadas.