Sangiovese, el tinto que no se da por vencido

La presencia del sangiovese entre los viñedos mendocinos tiene varias explicaciones. La primera y más lógica es el arribo de miles de italianos al país a partir de 1880 y la influencia que éstos tuvieron en el desarrollo de la industria vitivinícola local.

 

Estos inmigrantes llegarían en muchos casos con estacas de sus cepas nativas que luego reproducirían en Cuyo y pocas cepas eran tan representativas de su viticultura como el sangiovese. Fue por esto mismo que la cepa ícono de la Toscana supo ser muy popular en nuestro país hasta mediados del siglo XX cuando a pesar de la gran calidad que alcanzaban sus uvas no lograron resistir la necesidad de las bodegas de elaborar más litros. Fue entonces que se la reemplazó por cepas más productivas. Mas tarde, a partir de 1990 el auge del Malbec y otras cepas francesas le arrebataría algunos miles de hectáreas más. Asi las cosas un dato muy curioso es que Argentina es el segundo país en cantidad de hectáreas de sangiovese fuera de Europa con unas 1800 aún en producción gracias a que algunos productores nunca dejaron de confiar en sus encantos para brindar diversidad en la góndola.

 

¿La revancha del sangiovese? En los últimos tiempos se ha comenzado a hablar con vehemencia de los vinos gastronómicos. Si bien esto no implica que algunos vinos no lo sean, si es la manera de destacar aquellos cuyo perfil es más versátil a la hora de acompañar diferentes gastronomías, sabores, materias primas e ingredientes. Son vinos que ofrecen un equilibrio sutil con rica expresión pero sin opacar los platos, todo lo contrario, ayudan a realzarlos.

 

Como es sabido desde siempre la vitivinicultura italiana pensó sus vinos para armonizar las gastronomías locales y no es ninguna novedad que los italianos piensan todo en torno a sus recetas. Basta buscar el maravilloso libro de Elena Kostioukovitch, “Por qué a los italianos les gusta hablar de comida” para entender esta obsesión. En justamente por esto que los vinos de sangiovese se lucen con facilidad y hoy muchos enólogos vuelven a buscar en sus uvas el encanto que otros vinos parecen no tener.

 

Cuando menos es más. De acuerdo a algunas fuentes, en nuestro país la sangiovese llegó a cubrir cinco veces su superficie actual cuando sus uvas formaba parte de algunos cortes muy tradicionales que rara vez develaban su composición. Hoy más del 90% de las 1800 hectáreas cultivadas con este varietal se encuentran en Mendoza y lo más importante es que son viejas vides que brindan una calidad muy interesante.

Entre los productores locales reconocidos por sus sangiovese vale destacar a Benegas Estate, Trapiche, Callejón del Crimen y Escorihuela Gascón del listado que se podría completar con apenas otros seis.

Lo bueno de esto es que la poca oferta asegura vinos de alta calidad a precio muy ranozables y lo más importante es que son ideales para muchas ocasiones y respetan asi el espíritu del varietal que da vida a grandes vinos como los Chianti, Brunello di Montalcino y los Vino Nobile di Montepulciano.

 

Un Singular bien singular. Para la elaboración del vino Singular de nuestra Selección Exclusiva de octubre visitamos la histórica bodega Trapiche. Luego de degustar numerosas muestras fond_de_cave_sangiovesejunto a los enólogos Sergio Casé y Germán Buk todos quedamos sorprendidos con el vino más desafiante y original que teníamos en las copas. Recuerdo aun que ese vino nos brindaba buen caudal frutal pero a la vez nos recordaba a las hierbas y especias con toques balsámicos, un complejidad que escondía cierta sencillez de fondo. Era fácil de beber pero si le prestábamos demasiada atención desplegaba encantos que lo ponían a la altura de los Malbec y Cabernet. A la vista era ligero y eso nos despistaba mientras que en boca era fresco, sutil y sabroso.

Cuando develamos que se trataba del sangiovese nadie podía disimular la cara de asombro, mucho más cuando notamos que era un vino que nos proponían para elaborar un blend. La decisión fue simple, sería un varietal 100% sangiovese.

 

Fond de Cave Reserva Sangiovese 2015. Este nuevo Vino Singular es elaborado con uvas de un antiguo viñedo de Maipú y una pequeña parte del Valle de Uco y se trata de una partida limitada especial para Club BonVivir que no estará disponible en Argentina. Cepaje típico de la región de la Toscana y en general en la zona central de Italia, también se lo conoce con el nombre de Brunello. Con un tono rojo púrpura, este vino presenta aromas florales como violeta, rosas y frutos rojos como frambuesa. En boca tiene un toque de cerezas, fresco. Se caracteriza también por su elevada acidez y tienen un nivel medio-alto de taninos. Fue criado durante 10 meses en barricas de roble francés, lo que ofrece aromas a uva pasa.

De este modo es un vino ideal para acompañar pastas, carnes rojas grilladas y blancas con salsas mediterráneas así como también es buen ladero de fiambres, quesos y pizzas.

ABC de los Aceites de Oliva

Miguel Zuccardi es un apasionado de los aceites de oliva y su elaboración. Este amor por los sabores auténticos y simples lo llevaron a asumir el desafío de elaborar aceites de excelente calidad que llegan a la mesa del consumidor con el sabor que un buen aceite de oliva debe otorgar.

 

Uno de los incentivos que encuentra Miguel para la elaboración de sus aceites es la curiosidad del consumidor y el interés que demuestra hacía los productos de alta calidad, por saber qué está comiendo, de dónde proviene, quién y cómo lo produce.

 

Pero no solo saber del producto, también cómo utilizarlo y combinarlo con otros ingredientes. Durante los últimos años el consumo de aceite de oliva virgen extra experimenta un fenómeno similar al del vino ya que se convirtió en un ingrediente que cautiva a gente joven y familias que disfrutan de la mesa, de tomar una receta, elegir los ingredientes, llevarla a cabo y compartirla.

 

Cada vez son más las personas que intentan comer alimentos más saludables, algo que Miguel Zuccardi notó antes que muchos cuando decidió elaborar Zuelo Virgen Extra un producto que a la vez tiene un fin educador, asegura Miguel, “en la medida que los productores podamos llegar al público general con alimentos de alta calidad y personalidad propia, el paladar del consumidor se vuelve más selectivo, entiende los criterios de calidad y formas de consumo que le ayudan a la hora de pararse delante de una góndola y elegir. Es muy grande el trabajo en comunicación en la categoría oliva virgen extra que venimos haciendo, y aún hay mucho más por hacer”.

 

Con la premisa de desarrollar los mejores aceites de oliva en Familia Zuccardi hoy cuentan con un equipo de expertos dedicado a la divulgación de los beneficios que ofrece el consumo de este alimento. Parte de este equipo es Victoria Ferré, sommelier especializada en aceites de oliva que hoy nos brinda interesantes recomendaciones.

 

Victoria, ¿qué es el aceite de oliva y que estilos hay? 

 

El aceite de oliva virgen es un zumo oleoso de las aceitunas frescas y nuestro objetivo es realizar la separación del mismo manteniendo intactas sus cualidades químicas y organolépticas. Es por esto que en el aceite de oliva de calidad, el aceite virgen, dicha separación debe realizarse por procesos físicos o mecánicos sin ningún tipo de agregado químico tanto para la extracción como para la conservación. Es simplemente el jugo oleoso de olivas recién cosechadas.

 

La calidad de un aceite de oliva está relacionada con la acidez, siendo un aceite de mayor calidad aquel que posee menor acidez. La presencia de ácidos grasos sueltos en el aceite medidos en ácido oleico es el principal parámetro analítico que el Consejo Oleícola Internacional – COI – utiliza para la clasificación. También deben tenerse en cuenta los métodos de obtención (sólo físicos o mecánicos) y el perfil organoléptico del aceite.

 

Es decir que dentro de los aceites clasificados con la mayor calidad, podemos encontrar diferencias de aromas y sabores. Por eso una baja acidez, una nariz fresca y limpia, con frutados de perfil verde o maduro y buena intensidad de amargos y picantes hacen a un buen aceite.

 

La clasificación según el COI es:

 

Virgen Extra: aceite de oliva virgen cuya acidez, expresada en ácido oleico debe ser como máximo 0,8%.

Virgen: aceite de oliva con acidez libre superior a 0,8% y menor a 2%.

Aceite de oliva: aceite de oliva cuya acidez libre expresada en ácido oleico es superior a 2% hasta 3,3%.

 

En Familia Zuccardi nuestra búsqueda es la de transmitir la mejor expresión del olivar y la mayor calidad por lo tanto sólo elaboramos aceites Virgen Extra tanto en nuestras líneas Familia Zuccardi Aceites Varietales como en la línea Zuelo Virgen Extra.

 

Entre los productos que elabora Familia Zuccardi, ¿qué lugar ocupa Novello Zuelo y cuáles son sus características?

 

Miguel Zuccardi elabora diferentes varietales, entre ellos Changlot, Frantoio y Aruco además de Bravo, el primer aceite de oliva de pago del país, Zuelo – clásico, suave e intenso – y Novello Zuelo. Este último es una edición limitada del primer aceite de oliva cosecha 2017, compuesto por un corte de diferentes variedades de olivas provenientes de nuestro olivar ubicado en Maipú, Mendoza, donde la cosecha se realizó durante los primeros días del mes de abril. Novello, significa nuevo en italiano y alude al primer y mejor aceite que cada temporada sale al mercado en ese país.

captura-de-pantalla-2017-07-26-14-44-55

La cosecha 2017 está compuesta por variedades de origen italiano como el Frantoio (Toscana) Coratina (Puglia) como así también de Picual y la emblemática Arauco, variedad de origen local.

 

Siendo el aceite más joven y nuevo, Novello se extrae lo antes posible luego de recolectadas las aceitunas. Al no poseer proceso de filtrado, se lo observa de color verde intenso y velado, de aromas frescos y herbales que recuerdan la hoja de tomate y el pasto recién cortado. En boca se perciben notas de amargos y picantes de intensidad media y equilibrada que denotan un alto contenido de antioxidantes naturales. Su nivel de acidez es menor al 0,2%

 

Estas características lo hacen ideal para acompañar algo tan cotidiano como un rico pan tostado; y para elaborar una gran variedad de platos como: salsas, pestos, ensaladas verdes, bruschettas, pastas, quesos duros y picantes, carnes asadas, pescados grasos, jamón crudo, son sólo algunas de sus posibles combinaciones.

 

¿Cómo se evalúa la calidad de estos aceites?

 

La cata del aceite de oliva consiste en el análisis sensorial de los aromas, gusto y sensaciones táctiles para poder definirlo en su correcta categoría de calidad y describir sus características y atributos.

 

Para esto, se utilizan copas específicas sin tallo y de color azul. Esto se debe a que el color de un aceite no refiere a la calidad del mismo. El color de un aceite varía según la cantidad de clorofila, carotenos y otros pigmentos presentes y esto responde al tipo de variedad de aceituna del que se trate, el momento de cosecha y el tipo de molienda, entre otros factores.

 

Para la olfación del aceite es necesario favorecer la volatilidad de los aromas de una sustancia oleosa y esto se logra dando temperatura al mismo. La temperatura de cata es de aproximadamente 28ºC. Se puede tomar la copa con la palma de la mano moviéndola circularmente para transmitirle calor.

 

En la nariz buscaremos apreciar sensaciones aromáticas agradables y frescas que nos recuerde a la aceituna recién cosechada, manzana, hierba verde, pasto, banana, hoja de tomate, frutos secos, frutillas.

 

Es en esta instancia donde primeramente podremos distinguir cuando un aceite no posee calidad o se encuentra en mal estado. Esto ocurre al percibir aromas desagradables como avinado, rancidez, atrojado o aroma de aceituna de mesa. Su presencia refiere a desvíos en el mantenimiento de la calidad en las distintas etapas de su obtención: desde el manejo del olivar o momento de cosecha hasta los distintos pasos de su separación o conservación.

 

Las sensaciones en boca se valoran según la intensidad, el sabor y la calidad del mismo.

Existen dos atributos a valorar en un aceite Virgen Extra, el amargor y el picor, que provienen de la mayor o menor presencia de sustancias polifenólicas y otros compuestos dependientes de la variedad de aceituna, momentos de cosecha y cuidada separación.

 

aceites-web2

¿Qué aspectos hay que tener en cuanta al momento de elegir un aceite de oliva?

 

Nosotros sugerimos elegir aquellos que sean Virgen Extra porque estos son los de mayor calidad en el mercado y buscar los que posean baja acidez indicada en su etiqueta. Este indicador nos ayuda a determinar la calidad del producto.

La fecha de cosecha o elaboración son dos datos muy importantes ya que esto garantiza la frescura del producto. El Aceite de Oliva no es un producto de guarda y debe consumirse joven. No mejora con el tiempo, todo lo contrario.

Los envases de vidrio deben ser oscuros, sino optar por lata o presentaciones como el Bag in Box. Al igual que en un vino, la luz y el intercambio de oxígeno acelera los procesos de oxidación del aceite.

El color del aceite de oliva no determina su calidad. No debemos guiarnos por él al momento de elegir. De hecho, no deberíamos poder ver el color de un aceite de calidad porque debe ir en envases que lo protejan de la luz.

 

¿Y a la hora de almacenarlos que cuidados debemos tener?

 

El aceite de oliva es un producto “vivo” por lo tanto no es recomendable conservarlo por largos periodos de tiempo. Una vez que abrimos una botella, lo ideal es consumirla en un periodo menor a los 2 meses. Por esto es importante prestar atención al consumo que tengamos a la hora de comprar un aceite. Si en nuestro hogar no se consume mucho aceite de oliva lo mejor es optar por presentaciones de menor volumen así cada vez que se utilice disfrutamos de un aceite en su mejor expresión. Si nuestro consumo es alto sí podemos optar por presentaciones de mayor volumen ya que sabemos que se consumirá a tiempo

Nunca dejar los envases destapados ya que absorbe con facilidad olores extraños y el contacto prolongado con el oxígeno acelera los procesos de deterioro.

Mantenerlos alejados de fuentes de calor. Una buena temperatura de conservación es en torno a los 20ºC. A bajas temperaturas el aceite de oliva sufre solidificaciones parciales a totales que no alteran su calidad ni sus cualidades organolépticas, solidificación que revierte al llevar el aceite a un lugar con temperaturas ambientes más estables estando en perfectas condiciones para su consumo. Conservarlas siempre en ausencia de luz, para evitar que se acelere el proceso de envejecimiento.

Mi amigo, el vino

El 20 de julio es un día que en muchos países pasa desapercibido. Claro está que en casi todos se conmemora la llegada del hombre a la luna, lógicamente un 20 de julio de 1969. Pero en nuestro país esa fecha es una de las mas importantes del calendario ya que nos invita a celebrar el día del amigo, una ocurrencia argentina que también se festeja en Brasil y Uruguay.

 

Un día en el que todos los restaurantes del país agotan sus reservas, los bares redoblan sus esfuerzos para que la noche se inolvidables mientras que las parrillas de la ciudad, tanto en las casas como en los restaurantes, arden como un domingo al mediodía. Es un día en el que nadie se queda sin festejar, brindar y reír a carcajadas.

 

Para que el Día del Amigo tenga el sabor que más nos gusta en Club BonVivir pensamos en diferentes acciones y propuestas para que puedas compartir con tus amigos los mejores brindis.

 

Platos y copas. La primera opción que podés aprovechar como miembro de la comunidad BonVivir son las promociones que durante el mes de julio ofrecerá la Tienda Online. Podes elegir desde una selección de vinos ideales para los amigos del asado, otra con etiquetas que van de maravilla con el sushi y si en el grupo hay amigos cerveceros aprovechá la selección de cervezas Kuntsmann para la picada o las pizzas.

 

Promo Amigo. Desde hace años cuando un socio recomienda el club a un amigo y éste se asocia, inmediatamente se le bonifica una caja de vino gratis. Pero durante julio la Promo Amigo no solo se ofrece premio para el socio, en esta oportunidad una caja de vino gratis, sino que el amigo que se suscriba recibirá el mismo beneficio. Pero no termina ahí, sino que además todos los socios que referencien a sus amigos durante este mes, participaran de un sorteo por un Set Bartrendy.

Nuevas amistades. Pero no solo los beneficios serán para quienes ya forman parte de nuestra comunidad sino que julio será un mes especial también para aquellos que se suscriban a nuestro Club. Entre estos nuevos socios sortearemos una degustación privada para que invite y disfruten hasta con siete amigos. Una experiencia única junto a grandes de la mano de expertos que ofrecerán un recorrido por el mundo del vino argentino. Quienes quieran participar de esta promoción deberán suscribirse en este link.

 

Quiero recibir más información sobre el mundo del vino

“Los Valles Calchaquíes son un terroir con mucha personalidad”

El apellido Etchart está íntimamente relacionado con los vinos de altura desde mucho antes que se los conociera por esta condición. Con décadas de experiencia en los viñedos calcahquíes, esta familia desarrolló el expertise necesario para producir vinos únicos que representan a Cafayate en el mundo. Luego de años detrás de una de las bodegas más grandes del país, Arnaldo Etchart junto a sus hijos Marcos, Arnaldo y Pablo, decidió desarrollar un nuevo proyecto familiar que no tardaría en convertirse en una de las bodegas míticas del país: San Pedro de Yacochuya. Junto al winemaker francés Michel Rolland desarrollaron el primer vino alta gama de altura en 1999: Yacochuya. Desde entonces la reputación de los vinos de la región y del apellido Etchart crecieron exponencialmente a nivel global. No solo lograron un gran vino sino que dieron el puntapié para el desarrollo de una de las regiones argentinas más reconocidas mundialmente.

 

Hace una década sumaron a aquel primer proyecto Coquena, una nueva bodega donde desarrollaron varietales jóvenes con un perfil más moderno para los Valles Calchaquíes y donde Club BonVivir decidió encarar un nuevo desafío, su primer Vino Singular. Un proyecto que no solo nos permitió vivir en primera personal la cotidianidad de Cafayate y sus alrededores sino compartir la esencia vitícola de la familia Etchart y conocer su interpretación del terroir.

 

¿Cómo definen a los vinos calchaquíes y al terroir de altura?

Arnaldo: Vinos de altura no es solo un slogan. En el Valle Calchaquí los vinos adquieren un mucha personalidad. Es un valle donde clima, suelo, altura – siempre por encima de los 1700 metros, el sol y su gente definen vinos con mucho carácter. Este terroir se caracteriza por su sanidad natural, el clima seco y soleado, el calor del día y el frío de las noches, es decir, una gran amplitud térmica. Bajo estas características se logran frutos maduros, con hollejos gruesos que nos permiten producir tintos intenso y profundos, muy expresivos y con gran potencial de guarda. La clave es saber domar este carácter para obtener vinos amables y elegantes.

 

Como miembros de una de las familias emblemáticas de las vitivinicultura calchaquí, ¿cómo ven la actualidad de la región?

Arnaldo: Cafayate ha sido históricamente el mejor lugar del mundo para hacer torrontés de alta calidad. Pero desde fines de los ’90 en la región comenzamos a elaborar tintos de guarda. Hoy el 50% del vino producido son blancos de Torrontés y el resto tintos de alta calidad, especialmente Malbec pero también de grandes Cabernet Sauvignon y Tannat, variedades con mayor potencial en el valle. A diferencia de otras regiones del país, Cafayate ha puesto el foco en la elaboración de vinos de alta gama al punto que ofrece el mayor promedio en precio para sus vinos. Hemos logrado una imagen y un reconocimiento muy importante para los viñedos de la región y los vinos se han posicionado por estilo y calidad.

 

San Pedro de Yacochuya y Yacochuya fueron los vinos que marcaron el camino de la vitivinicultura calchaquí, ¿cómo ha evolucionado el estilo de estos vinos?

Marcos: Desde nuestros inicios, a finales de la década de 1980, nos propusimos en hacer vinos de finca, es decir, que expresen lo que nos ofrece nuestra viña con la menor intervención posible y respetando la expresión y cultura del valle. Buscamos elaborar el mejor vino posible cada año a partir de un espaldero de Malbec de 1913 y ponemos mucha pasión en el cuidado de estas plantas y sus frutos. Sabemos que si respetamos a la naturaleza y al terroir obtendremos los frutos para elaborar un gran vino. Y con estos frutos damos vida a vinos de guarda, complejos y amables que también pueden beberse jóvenes. Respetar esta esencia nos ha permitido alcanzar gran reconocimiento internacional aun cuando los vinos argentinos no eran tan conocidos en el mundo como lo son actualmente. Nos gusta decir que elaboramos los vinos que nos gusta beber y compartir. Con el tiempo nuestras convicciones también apasionan a los consumidores que eligen nuestros vinos desde hace más de treinta años.

 

20160920_120129

¿Cómo nace Coquena y que diferencia a estos vinos de los que producen en Yacochuya?

Marcos: Coquena nace en 2004 con la plantación de una viña en nuestra finca en Tolombón, región ubicada 15 kilómetros al sur de Cafayate sobre la ruta nacional 40 y a 1800 metros sobre el nivel del mar. Para iniciar este viñedo seleccionamos plantines en nuestra antigua finca de Yacochuya que no tardaron en adaptarse al terroir. Como son viñedos jóvenes, las primeras cosechas las hicimos sin pasar los vinos por roble esperando que la viña nos de todo su potencial. A diferencia de nuestros otros vinos, Coquena propone una expresión directa y hasta moderna de los valles además de ofrecer varietales.

 

¿Cómo fue la experiencia de elaborar Coquena Corte 2015, primer Vino Singular de Bonvivir?20160920_122001

Marcos: Este es el primer Coquena que criamos en barrica además de ser el primero para el que usamos tres variedades en partes iguales: Malbec, Cabernet Sauvignon y Tannat. Un vino muy interesante en el que cada varietal aporta diferentes componentes que nos permitieron lograr un vino muy interesante.

 

 

 

ECoquena Corte 2015l blend los obtuvimos luego de trabajar con el equipo de BonVivir que visitó nuestra bodega en septiembre de 2016 para realizar el corte final. Propusimos diferentes opciones de corte pensando desde el principio en un vino que combine los tres varietales tintos que consideramos más representativos para el valle y nuestra identidad. Llegamos a desarrollar diferentes perfiles dando mayor protagonismo a cada varietal pero el vino nos fue demostrando que el equilibrio estaba en dar a cada cepa el mismo protagonismo. Una vez definido el corte, el vino pasó sus últimos seis meses en barricas para lograr un mejor integración y armonía. No solo se trató de nuestra primera experiencia con un equipo externo sino que también es el primer Coquena de corte, un vino que teníamos ganas de elaborar desde hace años.

 

Así logramos un tinto joven con gran personalidad y perfil muy calchaquí con muy buen potencial de guarda pero que ya se muestra muy amable y redondo. Es decir, logramos un vino de guarda listo para beber hoy.

 

 

 

 

Quiero recibir más información sobre el mundo del vino

Vinos y maridajes de otoño

El otoño es uno de los momentos del año más esperado por los sibaritas. Su clima es perfecto para comer rico ya que los días calurosos comienzan a alejarse y el frío comienza a demandar platos intensos y sabrosos. Un gastronomía ideal para acompañar siempre con vino. Enterate cuáles son los descorches ideales.

 

Guisos. Muchos desean que termómetro marque los primeros días fríos para rienda suelta a los platos de cuchara. Estas preparaciones que demandan horas de fuego y que siempre combinan numerosos ingredientes son una postal típica del otoño y sus aromas suelen instalarse en el hogar hasta la primavera. Son platos generalmente calóricos donde las carnes suelen ser el la excusa principal acompañadas de vegetales, hortalizas y legumbres. Uno de los más clásicos es el de lentejas pero también podemos mencionar al puchero y por que no al mondongo, quizás uno de los más polémicos. Si bien se trata de platos suculentos que llegan a la mesa humeantes no hay que pensar en un vino de similares características para acompañarlos. La clave para una maridaje exitoso es buscar vinos equilibrados y preferentemente ligeros como los malbec sin paso por barrica o con crianza corta, bonarda y hasta pinot noir. Incluso algún blanco de viognier o chardonnay puede ser el más indicado.

 

Legumbres. Garbanzos, porotos, lentejas y habas son alimentos muy nutritivos que se instalan durante otoño e invierno en muchas cocinas. Hay infinitas formas de prepararlos, hay quienes prefieren guisarlos otros los hierven para usar como acompañamientos a veces calientes pero también fríos salteados con verduras. El punto ideal de cocción es cuando quedan crocantes y lógicamente a su sabor natural se debe sumar el de la preparación. Para estos productos los mejores vinos suelen ser blancos ya que con su acidez colaboran con las texturas muchas veces harinosas que generan en el paladar. Chardonnay, pinot grigio, torrontes y sauvignon blanc son los ideales, entre los tintos el pinot noir.

 

Polenta. Plato favorito de niños y adultos, la polenta se convirtió en un plato sofisticado más allá de la sencillez que propone su elaboración. Si se recurre a las recetas clásicas, es decir, cremosa, con un rico fileto y quedo fundiente nada será mejor que un tinto fresco de bonarda, malbec o sangiovese. Son esos platos que precisan de compañía sutil que no desvirtúe sus sabores básicos y delicados. Pero si se opta por una polenta frita habrá que subir un poco la intensidad del vino y si buscar algún tinto con crianza para acompañarla, bien puede ser de las misma variedades o un cabernet franc fresco y jugoso.

 

Sopas. Las hay de todos los sabores y colores. Pueden ser a base de cebolla, calabazas, papas además de existir cientos de versiones. El factor común de todas es que se las consume a partir de otoño. Incluso algunos lo consideran un entrante para muchos es un principal delicioso, un plato en si mismo. Maridarlas no siempre es fácil ya que la temperatura es un factor que no se puede desatender al igual que las texturas y sazón. Lo bueno es que tintos y blancos funcionan y la intensidad del vino dependerá de la preparación y condimentos. Las mas cremosas bien soportan tintos de estructura media que mejoran si se refrescan. Los blancos también hacen justicia a las sopas pero pueden quedar en segundo plano.

 

Carnes horneadas. Los cortes vacunos, de cordero y cerdo a esta altura del año encuentran en el horno un aliado infalible. Ya sea para simplemente cocinarlas en una placa junto a vegetales de estación o brasearla en caldo o vino, el horno es sinónimo de vino tinto ya que las horas o minutos que demanda la cocción sirven para desarrollar sabores que se concentran y definen la identidad del plato. Para las carnes rojas los mejores maridajes serán con Cabernet, puede ser franc o sauvignon, Malbec, Merlot y syrah mientras que el cordero siempre sabe mejor con Cabernet así como el cerdo con syrah.

 

Y si hasta acá no abordamos ninguna de las recetas que tenes pensado preparar en esto días te dejamos un ABC del maridaje para que no falles con tus próximos descorches.

Quiero recibir más información sobre el mundo del vino

Singular, nueva apuesta de BonVivir

Todo winemaker aspira a elaborar vinos que sean recordados como los más especiales por los consumidores. Para esto busca cosecha tras cosecha, dar con la mejor versión de sus creaciones y que aseguren una experiencia única. Lo que pretende es elaborar un vino SINGULAR.

 

Y no solo bodegueros y enólogos aspiran lograr estos vinos, también BonVivir se suma a esta búsqueda para ofrecer a sus socios una nueva experiencia. De este modo llega SINGULAR, una nueva categoría de vinos elaborados exclusivamente por los bodegueros y winemakers más reconocidos del país junto a nuestros sommeliers.

 

Nacen así etiquetas únicas e irrepetibles que a partir de junio formarán parte de nuestra Selección Exclusiva.

 

whatsapp-image-2017-04-17-at-15-17-46-1

¿Cómo nace la idea?Desde 2010, en BonVivir buscamos sorprender a nuestros socios con los vinos más interesantes del mercado”, cuenta Teresa García Santillán, Gerente del Club, “pero ahora además nos animamos a elaborarlos. Así nace nuestro primer vino Singular que los socios recibirán con la Selección Exclusiva del mes de junio”.

 

¿Cómo nace un vino Singular? Elegir los mejores vinos demanda al equipo de sommeliers de BonVivir catar cientos de etiquetas al año, además de visitar las principales regiones vitivinícolas del país y sus bodegas. Hoy toda la experiencia acumulada por estos profesionales de la cata y degustación se materializa en nuestros primeros vinos. A partir del mes de junio las botellas que lleguen a nuestros socios con el sello Singular habrán sido elaboradas conjuntamente por nuestros sommeliers y reconocidos winemakers.

 

En algunos casos podrá tratarse de cortes definidos en equipo, en otras ocasiones serán vinos elegidos por nuestros sommeliers al visitar las bodegas, lanzamientos em premier o bien, vinos elaborados exclusivamente para nuestra selección. Lo más importante es destacar que las bodegas luego podrán incorporarlos a sus porfolios pero en todos los casos serán presentados con anticipación a nuestros socios y solo llegarán al mercado meses después de su lanzamiento en BonVivir.

 

¿Qué propone un vino Singular? Cada uno de estos vinos será parte de una edición limitada elaborada con el objetivo de ofrecer un producto único a los miembros BonVivir. Serán vinos que llegarán desde diferentes rincones del país y buscan satisfacer los paladares de nuestros socios de acuerdo con sus gustos y preferencias.

 

sello_singular_botella

El primer Singular. Para la presentación de este nuevo concepto el equipo de BonVivir eligió Coquena Corte 2015, un blend de Cabernet Sauvignon, Malbec y Tannat, de buena estructura y acidez con perfil balsámico y herbal donde las frutas maduras dan lugar a un combo expresivo y sabroso.

Para su elaboración el equipo de BonVivir se trasladó a Cafayate, Salta para trabajar junto al equipo enológico de la Bodega San Pedro de Yacochuya. “Trabajamos durante dos jornadas en la definición del blend. Catamos diferentes tanques y barricas hasta dar con los componentes ideales que nos permitan expresar la esencia calchaquí de un modo personal”, cuenta Alejandro Iglesias, sommelier del club.

Coquena Corte 2015 formará parte de la Selección Exclusiva y de la Selección Blanca del mes de junio.

Quiero recibir más información sobre el mundo del vino

Mineralidad, el descriptor más polémico

A qué llamamos mineralidad. Si bien no se trata de un término nuevo, los franceses lo usan desde hace años para describir varios de sus vinos, lo cierto es que en los últimos años se ubicó en el ojo de la tormenta. Básicamente el término se aplica para aquellos vinos con aromas de asfalto mojado, piedra pedernal, pólvora y algunos otros descriptores no frutales, vegetales o herbales. Incluso algunos se animan a hablar de mineralidad en boca para describir la textura polvorienta o de tiza que alguno vinos despliegan sobre paladar. Ahora bien, por más que esta terminología ayude a gráficar, interpretar o bien poner en palabras atributos del vino están los que insisten en que no se debería utilizar, una posición que lógicamente confronta con los que aseguran que existen los vinos minerales.

 

Suelos calcáreos para echar mas leña al fuego. Muchos, por no decir la mayoría, de los vinos más famosos del mundo se elaboran con uvas que nacen de vides cultivadas sobre suelos calcáreos. Esto sucede, por ejemplo, en Borgoña, Burdeos, Piamonte y Galicia por mencionar algunas regiones famosas.

 

La presencia del calcáreo, carbonato de calcio o piedra caliza esta relacionado con regiones que supieron ser lecho marino en el pasado. Para resumir su aparición se podría decir que el carbonato de calcio originado en esas aguas al no ser soluble se depositó en aquellos suelos marinos donde hoy, cincuenta millones de años después que las aguas se retiraran, se cultiva la vid.

20170211_165017
Restos calcáreos en viñedo de Chapadmalal, Buenos Aires.

Este tipo de suelo permite a las vides regular su vigor y nutrición de modo que sus vinos de alguna manera logran diferenciarse del resto con aromas y sabores propios. De todos modos corresponde destacar que los suelos son uno de los factores del terroir y por esto están los que insisten en que la calidad de estos vinos no radica solamente en las características de los suelos sino en un conjunto de elementos.

 

Como si fuera poco, las regiones vitícolas de Argentina hasta el momento no eran necesariamente famosos por sus suelos calcáreos aunque la aparición de algunas regiones donde la presencia de carbonato de calcio es más considerable que en otras. A diferencia de los suelos europeos donde hay presencia de piedra caliza, en Argentina se observa el carbonato de calcio recubriendo la rocas que se desprendieron de la cordillera y forma un película que por ejemplo retiene humedad.

20140702_115252
Calicata en Paraje Altamira, Mendoza, donde se aprecia la presencia de carbonato de calcio sobre las rocas.

Lo que la ciencia no logra explicar. La posición más fuerte en contra de la utilización del término mineralidad la adoptaron los científicos que han demostrado que los minerales que muchos winemakers destacan en sus vinos no son solubles en agua y por lo tanto es imposible que lleguen a la copa o alteren su calidad y expresión. Es por esto que insisten en que no existen los aromas minerales y mucho menos sabores.

 

Para los enólogos y agrónomos que adoptan la postura de la ciencia esa expresión diferencial de la que otros hablan ante la presencia de piedra caliza en los viñedos no es consecuencia de los minerales sino de la combinación del clima y el riego y la adaptabilidad de las plantas a ese ámbito donde el suelo es un factor clave que altera el modo en que las raíces disponen de agua y nutrientes.

 

Ante esto los fundamentalistas de la mineralidad no buscan refutar los trabajos de la ciencia aunque insisten en demostrar que hay una expresión particular ligada a estos suelos que puede apreciarse en los aromas, sabores y textura del vinos.

 

Así las cosas la mineralidad esta en boca de todos. Para algunos de modo literal, para otros como parte de una cruzada por reivindicar a la ciencia. Pero lo cierto es que el término también se instaló entre los consumidores que comienzan a tomar posiciones y el marketing aprovecha el momento para desarrollar nuevos discursos en la búsqueda constante de diferenciación. .

 

Por lo pronto la discusión parece estar recién comenzando y difícilmente científicos y degustadores logren ponerse de acuerdo en el corto plazo. Mientras tanto muchos aseguran que la mineralidad es como las brujas: no existirá pero que la hay, la hay.

Quiero recibir más información sobre el mundo del vino

¿Cuáles fueron los vinos que más nos gustaron?

Recorrer cada una de las selecciones que compartimos con nuestros sello_anual_grandesocios en 2016 nos ayuda a sacar muchas conclusiones. La primera, y más importante, es comprobar que cumplimos la misión de acercarles sesenta vinos excelentes. Sesenta descorches inolvidables de acuerdo al resultado de nuestra encuesta anual de satisfacción de los socios. Y gracias a los resultados que arroja este trabajo que realiza el Centro de Experiencia de Socios BonVivir podemos compartir con ustedes el Ranking de los Mejores Vinos de 2016 de las selecciones Exclusivas y Alta Gama además de comprender que estilos de vinos son los favoritos de cada miembro. Enterate qué etiquetas fueron las que se lucieron durante el año que acaba de finalizar.

 

Qué bebimos. Como sucede desde 2010, cada una de las etiquetas que formaron parte de nuestras selecciones fueron elegidas por medio de rigurosas catas a ciegas. Tarea que nos obliga a catar más de cuatrocientos vinos al año de los que finalmente seleccionamos solo sesenta etiquetas para nuestras dos selecciones mensuales.

 

En 2016 los tintos de Malbec fueron los más valorados por nuestros socio de Selección Exclusiva y esto dio a la cepa ícono de nuestra viticultura la mayor cantidad de presencias seguida por los Cabernet Sauvignon y blend tintos en tercera posición. En Alta Gama vuelve a ser el Malbec el de más apariciones pero escoltado por los tintos de corte que dejan a los de Cabernet Sauvignon en tercer lugar.

 

 

Hasta aquí nada revelador ya que se trata desde siempre de los tres estilos preferidos por los argentinos. Pero no debemos olvidar que también hubo espacio para vinos novedosos como los producidos con Sangiovese, Ancellotta, Syrah, Bonarda, Corvina y hasta Merlot, todos con muy buena aceptación por parte de los socios aun cuando se trataba de sabores por muchos desconocidos.

 

En cuanto al origen el 75% de vinos fueron provenientes de Mendoza y en segundo lugar estuvieron los patagónicos con exponentes de Neuquén y Río Negro, luego Salta y San Juan. En cuanto a los vinos mendocinos el Valle de Uco aumenta su presencia del mismo modo que Maipú, uno de los terruños históricos de la provincia que logró llamar la atención de nuestros socios con exquisitos exponentes.

 

Qué nos gustó. Si observamos la performace de las sesenta etiquetas del año podemos decir que la misión está cumplida, todas superaron las expectativas de los socios. Sin embargo, a la hora de confeccionar un ranking siempre están los que se llevan la mejor parte. Pero antes de conocer cuáles son los vinos que más disfrutaron nuestros socios veamos que cuales fueron los aspectos más valorados.

 

De acuerdo al ranking confeccionado con los votos de los miembros de la Selección Exclusiva la sorpresa fue que la cepa preferida en 2016 fue el Cabernet Sauvignon con cuatro etiquetas dentro del Top 10. El Malbec quedó como la segunda cepa más votada y logra el primer puesto de la lista. Los tintos de corte se ubican en tercer puesto y un Merlot completa la tabla. En cuanto al origen Mendoza logra ocho posiciones y Neuquén aporta las dos restantes.

 

En Alta Gama, donde confeccionamos un Top 5, la selección final fue más pareja. Dos puestos para el Malbec, cepa que también se adueña de primer puesto en esta categoría, uno para Cabernet Sauvignon, uno para Cabernet Franc y el espumoso de la última selección del año completa el podio. Incluso el origen de los vinos también es variado: un vino salteño quedó como el mejor del año con tres mendocinos y uno de Río Negro.

 

Entre los atributos que destacaron los socios para los vinos que forman parte del ranking final se menciona que aún para los vinos más intensos que están en condiciones ideales para descorchar y beberlos. Muchos hicieron hincapié en las suavidad que muchos de estos vinos producen en boca así como también la complejidad aromática y los tonos frutales como algo que les produce satisfacción. En resumidas cuentas, todos valoran los vinos de buen cuerpo en boca, sabor intenso y aromas profundos que puedan acompañar principalmente carnes. Mientras que de los espumosos evaluaron su color, sabor y elegancia.

 

Aquí están, estos son. Llegó el momento de conocer los mejores diez vinos del año de la Selección Exclusiva y los cinco más votados de la Alta Gama, dos listados que nos llenan de orgullo y nos incentivan para afrontar el desafío de este año que recién comienza en el que prometemos volver a sorprenderlos.

 

Selección Exclusiva: Los mejores 10 vinos de 2016

 

web_bv_se2016

 

Puesto Nro 1 – Navarro Correas Reserva Selección de Parcelas Malbec 2013

Exquisito Malbec de perfil frutal y paladar elegante producido con uvas seleccionadas de diversas fincas que Navarro Correas posee en Mendoza. Un gran vino con futuro de clásico.

 

Puesto Nro 2 – Famiglia Bianchi Cabernet Sauvignon 2014

Entre las especialidades de la gran bodega de San Rafael se destacan los vinos de Cabernet y en especial para esta línea reconocida en el mundo entero.

 

Puesto Nro 3 – Ramanegra Reserva Cabernet Sauvignon 2013

Los viñedos de Luján de Cuyo son el origen de grandes Cabernet Sauvignon mendocinos y en Bodega Casarena saben cómo sacar provecho de eso.

 

Puesto Nro 4 – Primogénito Cabernet Sauvignon 2011

Bodega Patritti, ubicada en San Patricio del Chañar, Neuquén, es un joven emprendimiento que comienza a acostumbrarnos a sus exquisitas creaciones.

 

Puesto Nro 5 – Caballero de la Cepa Reserva Malbec 2015

Con nueva etiqueta este gran tinto mendocino regresa para reconquistar los millones de paladares que lo convirtieron en clásico.

 

Puesto Nro 6 – Saurus Select Merlot 2013

Los fundamentalistas de este varietal no deben perder de vista esta etiqueta que Familia Schroeder produce en San Patricio del Chañar, Neuquén. Un vino sabroso y complejo.

 

Puesto Nro 7 – Doña Paula Estate Black Edition 2015

Los red blend se proyectan como el futuro del vino argentino, este, elaborado con Malbec, Cabernet Sauvignon y Petit Verdot, es un claro ejemplo de por qué.

 

Puesto Nro 8 – Tierra de Dioses Bravo Malbec 2014

Chacayes es un terruño del Valle de Uco que comienza a ganar peso propio por la calidad de sus frutos. Entre sus vinos se destacan los Malbec como este tinto de autor de Pablo Martorell.

 

Puesto Nro 9 – Finca El Reparo Gran Reserva Cabernet Sauvignon 2014

Los viñedos de altura en Mendoza permiten al Cabernet Sauvignon madurar sin perder frescura y vivacidad, atributos que convierten a este tinto de Bodega Cuarto Surco en una gran opción para los amantes del rey de los tintos.

 

Puesto Nro 10 – Sophenia 2 Cabernet Malbec 2015

Los vinos que Roberto Luka elabora en su bodega de Tupungato, Valle de Uco, son una combinación perfecta de modernidad y elegancia. Este blend es un claro ejemplo de ello.

 

Selección Alta Gama: Los mejores 5 vinos de 2016

 

web_bv_ag2016

 

Puesto Nro 1 – Colomé 180 Años Malbec 2011

Elegancia y carácter son los atributos que mejor definen a este Malbec calchaquí, un vino para saborear hoy o atesorar en la cava por muchos años más. Un gran merecedor de este reconocimiento de los miembros de la Selección Alta Gama.

 

Puesto Nro 2 – AlPasión Malbec 2013

Con uvas de Chacayes Karim Mussi Saffie produce este Malbec moderno y sabroso para una de las bodegas más jóvenes del Valle de Uco, un proyecto para no perder de vista.

 

Puesto Nro 3 – Gran Mascota Cabernet Sauvignon 2013

Rodolfo “Opi” Sadler es un winemaker reconocido en el mundo por sus Cabernet Sauvignon y esta sea quizás su obra maestra. Un vino indispensable para amantes del varietal.

 

Puesto Nro 4 – Marcus Gran Reserva Cabernet Franc 2013

La bodega patagónica Humberto Canale produce Cabernet Franc desde antes que se convirtiera en el nuevo ícono del vino argentino. Un ventaja que se aprecia en cada sorbo de este maravilloso varietal.

 

Puesto Nro 5 – Casa Boher Extra Brut

Rosell Boher es la bodega que dio el empuje definitivo a los espumosos argentinos de alta gama a comienzos de siglo. Hoy sus vinos son verdaderas joyas para coronar grandes momentos, algo que muchos de nuestros socios comprobaron en las últimas fiestas.

 

Quiero recibir más información sobre el mundo del vino

Seis temas que abren la agenda del vino en 2017

White blends. Luego del éxito de los tintos de corte que se comercializaron bajo la denominación red blend llega el turno de los blancos. Estos vinos tiene la intención de cubrir un espacio vacante en la vitivinicultura argentina ya que no hay ninguna cepa blanca que haya logrado instalarse como sí lo hicieron muchas de color. Tras años de intentar posicionar los Torrontés hay quienes aseguran que la clave es ofrecer vinos fáciles de comprender para el consumidor y fáciles de beber. Esta denominación permite embotellar cortes exóticos para los segmentos mas sofisticados y fórmulas más simples para los vinos de consumo diario. La clave será dar con vinos amables y expresivos que permitan posicionar a los blancos en segmentos más exclusivos.

 

Vinos gastronómicos. Este estilo comienza a sonar con fuerza como la evolución de los vinos frescos y delicados que surgieron como alternativa a los más estructurados y maderosos. En sintonía con las tendencias europeas hoy estos vinos ganan adeptos y presencia en el mercado ya que se convierten en opciones para los que se inician en el mundo del vino pero también para los que gustan acompañar cada comida con un copa.

 

¿Vino Bebida Nacional? A fines de 2016 la Legislatura porteña aprobó la ley que prohíbe las publicidades de bebidas alcohólicas en vía pública. Como era de esperarse, las provincias vitivinícolas no tomaron a bien esta reglamentación y desde entonces están batallando para revertir la medida. Aunque parezca mentira, la bebida que acompaña al hombre desde hace más de seis mil años corre riesgo de no poder ser promocionada y esto pone en jaque al negocio. No deberíamos olvidar que además de parte esencial de nuestra cultura gastronómica y fuente de trabajo directo para más de trescientas mil familias, el vino es, según nuestras leyes, la Bebida Nacional.

 

Cepas insólitas. Lentamente las góndolas comienzan a ofrecer vinos elaborados con cepas para muchos desconocidas. Esto da cuenta que hay vida más allá del Malbec, el Cabernet y el Chardonnay. La vedette de este movimiento es la Garnacha pero también Albariño, Agliánico, Ancellotta, Frapatto, Marselan, Rousanne y Zinfandel. Uvas que permiten poner a prueba los terruños locales en busca de nuevos horizontes y a la vez saciar la sed de conocimiento de los bebedores más entusiasta.

 

La nueva ola del roble. A mediados de la década del 1990 llegaron a Argentina las primeras barricas de roble para revolucionar la industria. Con su arribo los vinos argentinos se modernizarían hasta lograr un nuevo sabor y estructura. Con los años las tendencias indicarían que era momento de disminuir el uso del roble y muchos se pasaron al hormigón. Sin embargo, hoy los winemakers aceptan que el cambio, necesario para algunos, no significa abandonar el roble sino disminuir su intervención sobre el vino. Para esto acuden a barricas de segundo y tercer uso que aportan menos tostados y estructura o bien se busca recipientes de mayor volumen como los fudres o barricas de 500 o 600 litros. Formatos que cambian la relación de contacto del vino con la madera y permiten no sacrificar la crianza en roble que para muchos es clave a la hora de pensar en vinos complejos y elegantes.

 

El status de Indicación Geográfica se ha convertido en un tema de discusión para la viticultura vernácula. Y no es para menos, cada vez son más los convencidos de que es hora de trazar un mapa certero de regiones de acuerdo a factores climáticos y geológicos para proteger los diferentes terruños argentinos. Sobre todo cuando algunas regiones comienzan a ganar prestigio en los mercados. Paraje Altamira es para muchos el ejemplo a seguir ya que se trata de la primera Indicación Geográfica cuyos límites se trazaron a partir de estudios de clima y suelos. Si bien sus límites están en discusión constante y hay quienes aseguran que se extenderán hacia el sur, es aún la referencia para próximas Indicaciones del Valle de Uco como Chacayes en Tunuyán, San Pablo en Tupungato, El Cepillo en San Carlos y la que más se hace esperar, Gualtallary, también en Tupungato.

Quiero recibir más información sobre el mundo del vino

Por qué los vinos huelen a…

Las uvas son frutas muy interesantes por varios motivos. Por ejemplo, los expertos aseguran que existen más de tres mil variedades si se considera todas las familias de la vid. Para hacer vino solo se utilizan las que provienen de las vitis viníferas comúnmente llamadas uvas finas. Además siempre sorprende la capacidad que tienen de brindar aromas cautivantes y fáciles de recordar. Aromas que cada cepa o varietal concentra de modo particular y que terminan por definir su identidad. ¿Que queremos decir con esto? Cada variedad de vinífera posee un perfil aromático que la diferencia del resto y esto no es ni más ni menos que producto de química. Estos frutas concentran precursores químicos naturales que definen cada aroma y que en cada cepa se encuentran de diferentes cantidades. Así como en la paleta de un pintor los colores al mezclarse dan como resultado un nuevo tono, lo mismo sucede en las uvas, cada uno de estos componentes aromáticas potencia, contrasta y hasta puede inhibir a otros.

 

Quizás también te interese saber: Cómo catar un vino: los aromas

 

Pura química. Tal como mencionamos anteriormente la expresión aromática del vino depende de los componente y precursores químicos que tienen lugar en la fruta, aquellos que surgen de la vinificación y por últimos los que surgen durante la crianza. Algunos hacen su aparición durante cada uno de estos procesos mientras que otros son el resultado de la transformación química de otros ya presentes. Entre los más habituales podemos mencionar a las siguientes familias:

 

Tioles. Denominados también mercaptanos, estos compuestos azufrados en dosis aceptables aportan aromas de pomelo, maracuyá, moras y frutos del bosque mientras que en gran cantidad pueden tornarse repelentes al olfato ya que aportan aromas sulfurosos como lo de cebolla y ajo. También son responsables de los aromas ahumados y tostados.

 

Ésteres. Estos compuestos son una gran familia presente en el vino y relacionada los ácidos y alcoholes. Su expresión es principalmente frutal, es decir que aporta los aromas de las familias frutales y dependiendo de la elaboración o edad del vino se pueden combinar a otros compuestos del vino para dar tonos frescos o maduros. Se los relaciona, por ejemplo, a frutos tales como las frutillas, cerezas, banana, ananá, manzana, pera y muchos más.

 

Terpenos. Estos son los responsables de los tonos florales como rosas, lilas, lavanda y violetas además de los aromas de hierbas aromáticas como orégano, romero y tomillo, herbales, mentolados y alcanforados. También se los relaciona a las pimientas frescas, ya sea blanca, negra o rosa.

 

Piracinas. Siempre en el ojo de la tormenta, estos compuestos abonan a la expresión especiada, vegetal y herbácea. Su presencia se reconoce por el aroma a pimiento que puede ser fresco y se relaciona a la falta de madurez en algunos casos aunque también se vincula a la tipicidad de algunas cepas. En algunos casos incluso recuerda al pimentón y ají molido ahumado.

 

Lactonas. Estas llegan al vino principalmente a partir del paso por barrica y la fermentación maloláctica. Son responsables de los aromas de frutos secos como nuez, almendra y avellanas pero también de la especias dulces como vainilla, canela, cacao y clavo de olor.

 

Sulfurosos. Estos compuestos son muy complejos ya que su presencia en grandes cantidades puede considerarse un defecto. Sin embargo también son responsables de los aromas terrosos y “minerales”.

 

Cómo detectarlos. Como es posible de observar, todos estos compuestos y precursores dan como resultado los aromas de elementos naturales que todos conocemos. Mas allá del origen de los aromas y comprender su presencia, lo importante es relacionarlos con los descriptores, por lo tanto lo mejor es buscar los productos naturales o bien esencias que los aíslen y entrenar el olfato. Esto lleva horas de trabajo ya que los más complicad es retener y relacionar cada aroma con su origen pero siempre existe la posibilidad de entrenar y afinar este sentido tal como te contamos en esta otra nota: Cómo catar un vino

 

Quiero recibir más información sobre el mundo del vino