| Mis datos | SALIR


Excentricidad y vino

Entrevista a Dieter Meier, propietario y alma mater de la bodega Ojo de Vino.


Por Alejandro Iglesias, sommelier AAS*.

Dieter Meier es sin dudas una de las personalidades más excéntricas de la actual vitivinicultura argentina. Famoso por su música y su arte conceptual, Meier se convirtió en una de las piezas clave de la cultura de los ‘80 cuando revolucionó la escena musical con su agrupación Yellow. Incluso muchos aseguran que su intervención fue determinante para la actual música electrónica.
Pero este suizo es mucho más que un músico, es un innovador cuyo talento principal es la creatividad y el buen vivir. En su currículum también ostenta títulos como jugador de póker profesional y miembro del equipo suizo de golf durante años. Sin dudas un tipo al que cuesta encasillar en una sola palabra.
A todo lo mencionado debemos sumar que también es un exitoso empresario y restauranteur con varias inversiones en nuestro país entre las que se destacan su haras, la crianza de vacunos de calidad excepcional y lógicamente sus vinos, de los que hoy nos cuenta todo.

¿Cómo comenzó su relación con Argentina?
Se puede decir que mi historia con Argentina comenzó en 1972 cuando acompañé a mi padre en uno de sus viajes de negocios. Ese mismo año quedé impresionado con la magnanimidad de la naturaleza de estas tierras.
Más tarde, en 1986, decidí invertir en la pampa húmeda al adquirir el tradicional e histórico haras “Ojo de Agua”, donde surgieron muchos de los mejores pura sangre de la historia del turf argentino.

¿Cuándo y por qué decidió invertir en esta industria?
Fue en el año 2000 luego de conocer el Malbec argentino y las tierras de donde nacían muchos de sus mejores ejemplares. Decidí comprar 340 hectáreas en el corazón de Agrelo, Luján de Cuyo. En el año 2002 plantamos 65 hectáreas con una única visión y una misión: el viñedo debe expresarse sin intervención para obtener de él lo más sagrado, la mejor uva que Agrelo pueda dar.

¿Cómo definiría su proyecto en Mendoza y cuáles son sus características?
La apuesta por una viticultura orgánica en Agrelo fue tan original como auspiciosa y eso resume al proyecto. De este modo nos resulta fácil elaborar los vinos con la calidad que aspiramos. Las uvas resaltan las tipicidades varietales y permiten elaborar desde frescos varietales puros sin madera hasta complejos vinos de corte. Las uvas que dan origen a mis vinos provienen fundamentalmente de dos cepas, Malbec y Cabernet. Más allá de las características típicas que el terroir confiere a estas uvas, lo que sorprende de los vinos es su profundidad y complejidad bien compensadas por frescura, dulzor y mineralidad.

¿Por qué eligió la vitivinicultura orgánica?
Esto surge de un razonamiento simple y determinante: “si Agrelo produce muchos de los grandes malbecs y cabernets de Argentina… ¿qué puede pasar si le sumamos una viticultura limpia, pura, despojada de químicos?”. Bajo esta premisa pusimos nombre a una de nuestras líneas de vino, PURO, a modo de comunicar nuestra viticultura sin intervención.

¿Qué otros vinos argentinos le interesaría elaborar?
En 2011 compramos una finca en Choele Choel (Río Negro) en la que plantamos 5 hectáreas experimentales de Pinot Noir, Chardonnay y Malbec. Estamos muy esperanzados con el potencial de esta región. Asimismo administramos una pequeña finca en Angastaco (Salta) con 16 hectáreas de Torrontés y 7 de Malbec, ambos de más de 40 años, que nos dan una uva sublime. El Torrontés 2011 de esta finca acaba de ser embotellado y pronto estará a la venta.

¿Qué más podemos esperar de Dieter Meier en Argentina?
Compromiso, creatividad, pasión y mucho de mi tiempo personal para ayudar a mi equipo en las definiciones y la promoción de mis emprendimientos. Entre estos sin dudas darán que hablar los dos restaurantes que estamos por inaugurar, uno en la bodega y otro en Palermo, donde utilizaremos nuestros vinos y la carne de primerísima calidad que desde hace años obtenemos en mis campos de Buenos Aires, hasta el momento exportada en su totalidad a Europa.

¿Cómo definirá los vinos Ojo de Agua que forman parte de nuestra nueva selección?
En términos generales con este Cabernet Sauvignon buscamos elegancia y equilibrio, a fin de lograr una experiencia placentera sin que nada la entorpezca. No buscamos competir con la gastronomía sino acompañarla con nobleza y sutilezas.

*miembro de la Asociación Argentina de Sommeliers (www.aasommelier.com.ar)
Nombre y apellido
Email
Comentario

Gracias por enviar su comentario!

Luego de la moderacion requerida, su comentario sera publicado

Comunidad BonVivir