Selección

febrero
2018

Desafiar el tiempo

Compartir la nota

¿Cuánto puedo guardas un vino? ¿El vino mejora con el tiempo? ¿Hay mucha diferencia entre un vino joven y uno añejo? Sin dudas estas son la tres preguntas que más nos hacemos cuando nos acercamos al mundo del vino. Ahora bien más allá de la teoría sobre la evolución del vino nada es más importante que experimentar el sabor de un buen vino añejado y contrastarlo con uno joven. Así que a concentrarse con los descorches que propone la Selección Alta Gama Bonvivir para Febrero. Una selección con dos vinos de estilo muy diferentes pero donde con un factor clave es el tiempo.

Antucura Grand Vin 2012 es un blend de Malbec, Cabernet Sauvignon y Merlot elaborado con uvas de Vista Flores en el Valle de Uco. Su estilo es tradicional con la impronta de los cortes tintos de Burdeos. Su composición y crianza durante 18 meses en roble le permiten enfrentar al tiempo de una manera especial. Hoy a casi seis años de su cosecha el vino se presenta color rubí con tonos violáceos brillantes y aromática compleja que conjuga hierbas, especias y frutos negros maduros con dejos de membrillos y toques balsámicos. En paladar fluye delicado, con buen carácter y cuerpo medio. Mientras que sus taninos están pulidos gracias al tiempo en botella.

Mientras tanto, ÜL Reserva Malbec 2016 es, de algún modo, la otra cara de la moneda. Resulta un vino moderno cuyas uvas provienen de Vistalba, Luján de Cuyo, y La Consulta, Valle de Uco. En este caso la crianza en roble es solo de 8 meses y aquí un dato que vale para completar la experiencia. A pesar de ser un vino más joven logra un paladar jugoso y amable y si bien la crianza es menor no por eso le falta estructura o vigor. Es decir, se trata de un vino violáceo profundo con importante presencia frutal y una crianza integrada. En boca aborda el paladar con buen caudal frutal, buen cuerpo y taninos firmes, pero ante todo con impecable armonía.

Mirá con qué plato de comida podés acompañar