Selección

junio
2017

Primera zona, bastión histórico

Compartir la nota

De las 160000 hectáreas de viñedos que posee Mendoza, el 20% se concentra en la Primera Zona, región comprendida por Luján de Cuyo y Maipú. Estos departamentos son los responsables del prestigio que los vinos argentinos alcanzaron durante el siglo XX. Como si fuera poco, es entre sus callejones que se encuentran algunos de los viñedos más antiguos de la provincia, plantas casi centenarias que aseguran frutos de una calidad suprema.

Y a pesar de tratarse de un verdadero patrimonio vitícola, muchas de estas viñas han perdido brillo en pleno auge de los viñedos de altura, más precisamente los de Valle de Uco. Sin embargo, muchos bodegueros apuestan muy fuerte a la calidad de las uvas que se pueden obtener en estas regiones y gracias a esto muchas etiquetas históricas siguen presente en el mercado.

Uno de estos casos es Dedicado Blend Barrancas Vineyard 2015, elaborado por Finca Flichman con uvas de sus viñedos de Barrancas, Maipú. Desde siempre esta zona fue reconocida por sus Syrah, cepa que el mismo Sami Flichman introdujo al país. En sus suelos de arcilla y limo con piedras en profundidad el syrah desarrolla un perfil complejo y expresivo como el que compone el 55% de este corte. El vino se completa con 35% de Malbec que aporta frutas y paladar envolvente y 10% de Cabernet que define firmeza. Un vino exquisito que bien puede beberse hoy o esperarse unos cuantos años en la cava.

Y de Luján de Cuyo, más precisamente de Perdriel, llega la creación de Bodega CarinaE, Hommage Malbec 2011, un vino de elaboración tradicional que expresa la frutosidad típica de la primera zona con paladar envolvente y mullido de taninos redondos y sabores persistentes. Un estilo que le permitió al Malbec triunfar en el mundo y abrir las puertas de los mercado mas importantes para nuestros vinos.

Mirá con qué plato de comida podés acompañar