Entrevista a Daniel Pi.

"Nuestro Syrah Colección Roble es uno de mis vinos favoritos", afirma el Chief Winemaker de Bodegas Trapiche.

Compartir la nota

Por Verónica Gurisatti, sommelier.

 

Daniel Pi es uno de los enólogos más reconocidos del país y desde 2003 es el Chief Winemaker de Bodegas Trapiche, algo así como el Jefe de Enología a cargo de las áreas vitícola y enológica de la bodega. Vive en Mendoza, muy cerca de la Cordillera y lo define una admirable vocación por su trabajo. Su mayor objetivo es la búsqueda de la calidad y la consistencia en grandes volúmenes y trata de lograr siempre el mejor vino posible con las mejores uvas de las mejores fincas.

 

¿Cuál es el gran desafío hoy del vino argentino?
A nivel cualitativo hoy no existen diferencias entre nuestros vinos y los de los principales productores mundiales. Hemos logrado una identidad que hace que nuestros vinos sean fácilmente reconocibles y el gran desafío está en la comunicación de la calidad y en tratar de demostrar que no sólo somos Malbec.

 

¿Cuáles son los cambios más importantes de la industria en los últimos años?
La incorporación de tecnología en la década del “90 fue clave para el aggiornamiento de nuestra industria y esto se siguió dando en los últimos años. Además, el uso de clones para el desarrollo de variedades no tradicionales -como Syrah, Pinot Noir y Sauvignon blanc-, el riego por goteo, las nuevas técnicas de conducción de viñedos, los estudios de suelos y climas y las nuevas regiones (no sólo dentro de Mendoza). Pero sobre todo, el mayor respeto hacia las profesiones de Ingeniero Agrónomo y Licenciado en Enología.

 

¿Cómo hiciste el Trapiche Colección Roble Syrah?
El Syrah Colección Roble es uno de mis vinos favoritos. Está elaborado en su mayoría con uvas de Maipú y un 20% de San Carlos, tiene una maceración cuidadosa dirigida a proteger la fruta y la estructura tánica, y está criado un año en roble fundamentalmente americano de tostado medio fuerte. Como resultado tenemos un tinto que está entre los clásicos vinos del Rhone y los “big boys” de Australia: buen color, aromas especiados (ruibarbo, tostados, vainilla, café), taninos sedosos y gran volumen en el paladar.

 

¿Cuáles son los objetivos de la bodega?
Hoy día estamos afianzando nuestro portafolio ya que estamos presentes en más de 80 países y somos la marca de vino argentino con más llegada en el exterior (posiblemente una de las marcas argentinas mas reconocidas por los consumidores en el mundo).

 

¿Cuántas botellas elaboran al año, cuántas exportan y qué marcas producen?
Trapiche en este momento está produciendo unas 35 millones de botellas, de las cuales el 60% se destina al mercado externo y un 40% al mercado doméstico. Nuestra bodega es una de las pocas que elabora vinos desde los segmentos “entry level” hasta el “icono” y las marcas que producimos son: Astica, Falling Star, Trapiche Varietales, Trapiche Melodías, Broquel, Origen, Fond de Cave, Fond de Cave Reserva, Fond de cave Gran Reserva, 120 Años, Medalla, Gran Medalla, Finca Las Palmas, Single Vineyard, Iscay, Manos.

 

¿Cuál es tu sueño a nivel profesional? ¿Qué te gustaría lograr de aquí a unos años?
Estoy trabajando con mi familia en la elaboración de un Vino de Garaje y nos divertimos mucho. Ese es uno de los sueños que tenía y hoy lo estoy haciendo realidad. Pero trabajar en Trapiche fue siempre para mí un sueño que estoy viviendo desde hace ya 7 años.