Entrevista a Alejandro Pepa.

Jefe de Enología de Bodega El Esteco.

Compartir la nota

Por Alejandro Iglesias, sommelier AAS*.

De Cuyo a los Valles Calchaquíes, en busca del mejor vino.

Alejandro Pepa no dudó un minuto cuando surgió la posibilidad de mudarse de su Mendoza natal e instalarse en Cafayate. Pasa que este joven enólogo siempre disfrutó del desafío que significa descubrir viñedos y esto le permitió trabajar en diferentes partes del planeta hasta llegar al corazón de los Valles Calchaquíes que no tardarían en convertirse en su hogar. Hoy es Jefe de Enología de Bodega El Esteco y uno de los profesionales que mejor conoce los secreto de las viñas de altura.

Por qué elegiste Cafayate?
Me impulsó el desafío profesional de una región vitivinícola diferente a mi Mendoza natal y el deseo de conocer nuevos lugares. Con el paso del tiempo, comprobé lo que me enseñaban sobre los valles calchaquíes mis profesores de la Facultad de Enología: es una zona privilegiada para la producción de uvas y vinos de gran calidad; lo que me motiva a diario a continuar trabajando aquí. Otro punto fundamental que día a día reconfirma mi estadía en Cafayate es el gran equipo de trabajo que hay y la calidez de la gente del lugar. Llegué en el 2000 y desde aquel momento vivo aquí.

Cómo definís el terroir de altura y qué diferencias encontraste con las demás regiones argentinas?
En general la zona vitivinícola del Valle de Cafayate se define por tener noches frías y días cálidos, lo que da como resultado una gran amplitud térmica; tiene muy pocos días nublados; escasas precipitaciones; vientos periódicos; y sus suelos son pobres, arenosos y pedregosos. Estos componentes en conjunto permiten una muy buena madurez de la uva y sobre todo, una gran sanidad de las mismas. Es una zona de montaña y desértica. La suma de todos estos factores diferencia al Valle de Cafayate de cualquier otra región productora.

Cuál es el factor más influyente sobre las vides?
El conjunto de estos factores anteriormente nombrados es fundamental para el buen desarrollo y la identidad de los viñedos cafayateños. Para destacar: la gran amplitud térmica que hay entre el día y la noche ejerce una importante influencia en la concentración de aromas, sabores y colores de las uvas. También las escasas precipitaciones en la zona favorecen enormemente a la gran sanidad de las uvas y viñedos.

Cuál es la influencia de este terroir en los vinos?
Logramos una muy buena madurez de los frutos, fundamental para obtener grandes vinos. Es decir, todos los componentes de suelo y clima influyen directamente sobre el producto final. Las características del terroir influyen sobre la uva y directamente sobre el vino. No es mágico, con materia prima de gran calidad podemos obtener productos de gran calidad.

Por lo tanto, cómo definirías los vinos de la altura?
Los vinos de altura son de colores brillantes, vistosos y profundos. Sus aromas son intensamente florales, frutados, especiados y con gran persistencia. En boca, generalmente presentan muy buen cuerpo y estructura. Los blancos, como el Torrontés, son aromáticos, frutados y florales. En el caso de los tintos, resalta el gran cuerpo, untuosidad y larga persistencia.

Es un terroir ideal para varietales o blends?
En Cafayate cada varietal es muy expresivo y presenta características muy marcadas que diferencian claramente cada cepa. En consecuencia, con buenos varietales se pueden crear luego excelentes blends. En Bodega El Esteco trabajamos fuertemente en el viñedo y en la bodega, lo que permite que con la conjunción de ambas áreas se puedan obtener grandes varietales y grandes blends.

Qué resultado buscan en El Esteco a partir de las características de Cafayate?
Buscamos resaltar las cualidades que ofrece la región en cada uno de nuestros vinos. Destacar las particularidades del Valle de Cafayate le otorga a cada botella una identidad propia, que la diferencia de otras regiones de Argentina y el mundo. Asimismo, el intenso trabajo en bodega del equipo de enología, el reposo exacto en barricas y la gran dedicación de cada uno de los que participa en el proceso de elaboración, determinan la personalidad de cada línea.

Con qué cepas han obtenido los mejores resultados?
Podemos decir que todas las cepas han logrando una gran expresividad. Permanentemente estamos realizando pruebas, controles y experimentos para mejorar el rendimiento y calidad de cada varietal. Desde lo personal, puedo decir que la cepa que más orgullo nos ha dado es el Tannat. Nuestros viñedos de Tannat datan de 1930, son de los más antiguos de la bodega. Al comienzo lo usamos como corte, pero al tiempo, los parrales y quienes trabajamos en la bodega, nos fuimos conociendo mutuamente hasta encontrar el punto exacto para realizar los varietales de las líneas Elementos y Don David muy amables para consumidor. Tres años después del primer Don David Tannat fue galardonado con Gran Medalla de Oro en el Concurso Mundial de Bruselas.

Están experimentando con otras cepas?
El último varietal con el que trabajamos es el Viognier, cepa no habitual en los Valles Calchaquíes. Actualmente presentamos esta cepa en la línea Ciclos, siendo este el primer varietal de Viognier de Cafayate. El resultado, tanto desde el punto de vista enológico como de ventas, es muy positivo.

Cómo es la recepción por parte de los consumidores de los vinos de altura en los últimos años?
Desde su creación, hace 6 años, Bodega El Esteco creció continuamente. Hoy, los volúmenes crecieron más del 1.000% respecto de sus inicios. Desde el punto de vista del consumidor, vemos mayor conocimiento de marca, valoración de la misma y avidez por novedades. Este crecimiento podemos atribuirlo al trabajo conjunto de todas las áreas que componen el equipo de la bodega y el interés por los vinos premium de los Valles Calchaquíes. La zona ha ganado terreno como lugar exclusivo y de gran calidad.

Imaginás que Cafayate va a aumentar su presencia durante los próximos años?
Sin duda. Nosotros estamos con grandes inversiones, tanto en finca como en bodega. Acabamos de terminar de plantar 80 nuevas hectáreas de espalderos de Malbec, Pinot Noir y Sauvignon Blanc. Para el año entrante, estaremos plantando 40 hectáreas más, que incluye 5 hectáreas de parrales con una selección de nuestras mejores plantas de Torrontés; y estamos creando la primer champagnera de Cafayate.

Cuál es el vino que más disfrutás de El Esteco?
áTodos! La verdad es que hacemos esto con tanta pasión que disfruto de cada uno de los productos que elaboramos. Intento a diario poner la máxima energía en lo que hago, eso lo aprendí de mis padres y abuelos, quienes me entregaron esta pasión por vinos y viñedos. Elementos, Don David, Ciclos y Altimus, no sabría cuál elegir… ádisfruto tomar todos nuestros vinos!

*Asociación Argentina de Sommeliers ” www.aasommeleirs.com.ar.