Vinos argentinos en la cima del mundo

Diversas etiquetas argentinas forman parte de los ranking más importantes del planeta.

Compartir la nota

Por Alejandro Iglesias, sommelier

 

Ya hace unos años que diversas etiquetas argentinas forman parte de los ranking más importantes del planeta pero más allá de las bodegas más presentes en estos listados o los enólogos detrás esto es una verdadera muestra de regularidad y compromiso por parte de los hacedores.
Hoy realmente resulta difícil recordar cuándo fue la última vez que no hubo vinos argentinos entre estos elegidos, y puedo asegurarles que fue hace ya varios años.
En este sentido el 2012 dio varias alegrías que se traducen en muchos casos en mejores ventas y posicionamiento en las góndolas de los países más importantes para el negocio.
No se puede dejar de recordar que en ciertos países que apenas conocen el vino argentino desde hace una década poder verlos entre los mejores o con puntajes superiores a los de productores mas conocidos por ellos ayuda mucho. De aquí que cada vez que un vino argentino ingresos entre los TOP la industria lo festeja como un campeonato del mundo y si se quisiera hacer una comparación podemos decir que el 2012 fue una gran campaña.

 

Entre las performances a destacar están los reconocimientos obtenidos durante la entrega de los últimos Decanter International Trophies. Este certamen organizado por la revista británica que le da nombre elige de la mano de un panel conformado por expertos de diferentes nacionalidades los mejores vinos de acuerdo a ciertos segmentos de mercado, estilos y precio.
Tras romper todos los récords en la historia de los Decanter en 2011 este último año fue algo mas austero para la cosecha argentina pero de todos modos tres trofeos cruzaron el atlántico directo a las vitrinas de bodegas argentinas. Bodega Salentein logró el reconocimiento al mejor tinto varietal por menos de diez libras esterlinas con su Portillo Malbec 2011, mientras que por encima de dicho rango precios pero para los tintos de corte el trofeo fue para el Santa Ana Unánime 2007, un vino de alta gama de Bodegas Santa Ana exclusivo para la exportación. En materia de blancos el Torrontés continúa creciendo en el Reino Unido y así lo demuestra el trofeo a mejor vino blanco seco por menos de diez libras con el que se alzó el Amalaya 2011 elaborado por Hess Family con uvas de Cafayate.

 

En cuanto al siempre esperado TOP100 de la revista estadounidense Wine Spectator, una de las publicaciones más importantes del país del norte que puede cambiar para siempre la historia de una bodega en muchos mercados, este año contó con la presencia de dos Malbec mendocinos.
En este caso Wine Spectator selecciona los mejores cien vinos entre todos aquellos que durante el año superan los 90 puntos de su escala de cien puntos posibles. De este modo publican un listado que refleja las tendencias de los últimos doce meses así como a los productores y zonas más representativas del año en el mercado estadounidense. Sin embargo, el resultado suele tener la misma importancia dentro de sus fronteras como también el aquellas plazas que siguen el comportamiento del país donde más vino se consume cada año.
Pero este año además de la presencia de estos dos vinos el desempeño del Achával-Ferrer Finca Bella Vista Malbec 2010 fue la gran noticias ya que gracias a los 95 puntos otorgados por sus expertos se ubicó en el puesto número 10, la mejor posición lograda para un vino argentino en la historia de este ranking iniciado en 1998. El segundo en entrar entre los mejores 100 vinos del año fue el Norton Reserva Malbec 2010 que con sus 90 puntos llegó al puesto 51, siendo esta la segunda ocasión en la que llega a este TOP100.

 

Pero una noticia dejó a todos impresionados fue en las últimas semanas del 2012 cuando la revista, también estadounidense, Wine Enthusiast no dudo en dar el primer puesto de su TOP100 al Riglos Gran Corte 2009, un puesto que por primera vez logra un vino sudamericano. Según trascendió fueron los 96 puntos logrados por este blend elaborado por la bodega del Valle de Uco en las catas del año y un precio insuperable para su notable calidad los fundamentos que bastaron para ubicarlo en este lugar de privilegio. Pero esto no era todo, dentro de los mejores cien del año aún quedaban dos exponentes argentinos mas, el Trapiche Single Vineyard Malbec Finca Jorge Miralles 2009 (93 puntos) y el Paisaje de Barrancas 2009 de Finca Flichman (95 puntos).