Los numero uno

 Entrevista a Fabián Suffer y Rafael Calderón de Bodega Riglos

Compartir la nota

Bodegas Riglos es un claro ejemplo de que el camino del vino es solo de ida. ¿Por qué? Por que su inicio se gestó a partir de la necesidad de la familia Werthein por seguir en el negocio del vino luego de vender la que fuera por más de una década su bodega. Decididos a seguir en este mundillo de los tintos y blancos con esta nueva bodega se enfocaron en el segmento de la alta gama, un paño que parece conocen como nadie ya que su Gran Corte acaba de ser elegido como mejor vino del 2012 por el medio estadounidense Wine Enthusiast.
En charla con Fabián Suffer vicepresidente de la bodega y Rafael Calderón, actual CEO, los invitamos a conocer más acerca de los hacedores del Gran Cabernet que forma parte de nuestra selección Alta Gama del mes.

 

¿Cómo y cuándo nace Riglos?

Fabián: Cuando en 1998 la familia Whertein decide vender Finca Flichman Darío, su padre, Leo y yo teníamos en claro que queríamos seguir en el mundo del vino, pero con otro tipo de proyecto, uno más personal, artesanal, basado exclusivamente en la calidad, y apuntando a la alta gama. Decidimos entonces buscar la mejor tierra y tras cuatro años de búsqueda en 2002 compramos nuestra finca en Gualtallary, Tupungato.

 

¿Qué los llevó a elegir Gualtallary en aquel entonces?

Fabián: Intuición, y un poco de suerte. Creíamos que debíamos irnos hacia arriba ya que la altura nos aseguraba mayor amplitud térmica. Buscábamos vinos frescos pero a la vez elegantes y profundos. Cuando encontramos aquella tierra con su increíble paisaje inmediatamente nos dimos cuenta que ese era nuestro lugar.

 

Hoy Gualtallary es para muchos la meca del vino argentino, ¿qué creen ustedes que hace tan especial a esta región?

Fabián: Lo especial son sus condiciones agroclimáticas. Al encontrarse sobre los 1200 metros de altura, Gualtallary goza de una importante amplitud térmica, suelos pedregosos y limosos, una pendiente que ayuda a evacuar heladas. Este conjunto de atributos permite producir vinos vibrantes, frescos de buena acidez, de gran color e importante estructura que aseguran una buena capacidad de guarda.

 

Siempre me llamó la atención el nombre de su finca, Las Divas. ¿A qué se debe el nombre?

Fabián: tiene tres acepciones. Por un lado es un homenaje a nuestras hijas (las de Fabián y Darío) pero también un homenaje a las uvas y las vides, que son caprichosas y hay que tratarlas como verdaderas divas, para que den lo mejor. Es decir, el nombre va de la mano de la filosofía de producir alta calidad. Además tiene las mismas iniciales que sus fundadores, Fabian, Leo y Darío.

 

¿Cómo está formado el equipo enológico de Riglos?

Rafael: el equipo enológico está encabezado por el Pulqui Rodríguez Villa (uno de los más renombrados enólogos del país), el viticultor Hernán Cortegoso y Paul Hobbs como consultor externo.

 

¿Cual es la búsqueda de Riglos?

Rafael: La expresión de nuestro Terroir. Los vinos son producidos a partir de pequeñas parcelas de la finca. Buscamos vinos modernos pero con elegancia. Y en el vino en sí se manifiestan con un gran balance entre fruta/estructura y el roble francés muy bien integrado al vino, con un sabor redondo y elegante que acompaña muy bien las comidas.

 

¿Qué variedades trabajan y cuales son sus vinos?

Rafael: Tenemos 2 líneas, los GRAN compuesta por un corte de Malbec, Cabernet Sauvignon y un toque de Cabernet Franc que nace de lo mejor de Las Divas más los varietales, un Malbec, un Cabernet Sauvignon y el más reciente, una edición limitada de Cabernet Franc. Estos son vinos de muy bajo rendimiento en el viñedo, aproximadamente una botella por planta, con una guarda de 2 inviernos en barricas de roble francés (de 18 a 20 meses) y luego se embotella sin filtrar para preservar su características originales.
Luego tenemos los Riglos QUINTO, una línea que elaboramos con nuestras uvas más jóvenes con un perfil más moderno y fresco. Son un Malbec con un paso de seis meses por barricas francesas y un Sauvignon Blanc sin roble.

 

¿En la alta gama solo piensan seguir trabajando con tintos?

Rafael: Si, sólo tintos. La única uva blanca que tenemos es Sauvignon Blanc y tiene un perfil más fresco y no de guarda. Nuestro enfoque es hacer grandes vinos tintos con uvas propias y nobles como son el Cabernet Sauvignon, Malbec y Cabernet Franc.

 

Su Gran Corte acaba de ser elegido como el mejor vino del año para la prestigiosa revista estadounidense Wine Enthusiast, ¿Cómo tomaron la noticia?

Rafael: Estamos muy felices como equipo dado que hemos logrado mostrar en corto tiempo la expresión de nuestro Terroir y encima generando excelentes críticas. Ser el #1 es muy importante para Argentina y Riglos ya que significa un upgrade para la categoría y para Riglos ante la mirada internacional.

 

¿Qué imagina que tiene de especial este Gran Corte?

Rafael: La combinación de uvas seleccionadas de cuarteles específicos (Malbec, cabernet Sauvignon y cabernet Franc) desarrollan en la botella una elegancia muy interesante que lo hace un vino redondo, de gran estructura y un excelente acompañante de comidas, como carnes rojas.

 

¿Qué significó para ustedes el reconocimiento y qué efecto tuvo?

Rafael: Además de ser un incentivo para el equipo de que estamos en el camino correcto y fieles a nuestra filosofía original. Este reconocimiento generó un gran impulso a nuestras ventas y conocimiento de marca, además de un marcado interés de mucha gente de diversos países por conocer más acerca del proyecto y de la región. En lo inmediato agotamos la cosecha premiada y la siguiente y ahora estamos a la espera de la nueva que está prácticamente reservada en su totalidad.