Degustaciones 2013

Te invitamos a revivir la primera cata exclusiva para socios Bonvivir del año.

Compartir la nota

El lugar. La cita fue el pasado martes 19 de Marzo en el restaurante palermitano Tô, uno de los reductos gourmet más exclusivos de la ciudad y famoso por su estilo único de cocina que combina lo mejor de la cocina japonesa con una notable impronta francesa. Una mixtura que acuño el concepto de cocina frapanesa, algo tan único como el mismo Tô que los socios pudieron experimentar a la hora de la cena con un menú especialmente diseñado que incluía un amplia degustación de sus mejores platos.

 

Fue en esta atmósfera de glamour donde los socios Bonvivir disfrutaron de una exquisita degustación de tres selecciones de Alta Gama. En esta ocasión las selecciones presentadas fueron Noviembre y Diciembre 2012 y Enero 2013.

 

Las copas. La degustación, como siempre dirigida por nuestro sommelier Alejandro Iglesias, comenzó con el Goyenechea 135 Aniversario Malbec 2009, un vino que cautivo por su equilibrio entre la expresión mas clásica y tradicional junto a los nuevos aires que soplan en esta casa sanrafaelina. Un resultado brillante que los convirtió en uno de los preferidos de la velada.

 

En segundo en orden fue Callejón del Crimen Gran Reserva Malbec 2008, un tinto del Valle de Uco que no puede ocultar su origen. En este caso la expresión intensa y profunda del Malbec junto a la frescura de este terroir mendocino permitieron disfrutar de un estilo personal logrado por la bodega comandada por Antonio Fernández.
Luego fue el turno de la selección de Diciembre donde sus etiquetas llevaron a los paladares de los socios a recorrer unos cuantos kilómetros y descubrir las características de los extremos de la vitivinicultura argentina. En primer lugar el Colomé Lote Especial Malbec San Isidro 2010 represento la identidad de los vinos de altura sin rodeos gracias a su expresión nítida y contundente donde el sol y el calor de los Valles Calchaquíes sellan su paso. Se trato de un vino profundo de aromas herbales y especiados que lo definieron como el mas singular de la noche. Lo mas sorprendente fue que a pesar del carácter que anticipaba en nariz su paladar se mostro amable y envolvente.

 

Por su parte el Mantra Roble Cabernet Sauvignon 2008 permitió comprobar la identidad de los vinos patagónicos y su potencial demostrando que el terruño mas novedoso del país aun tiene mucho para contar. En esta oportunidad lo hizo con un vino intenso y profundo de color penetrante con aromas que recordaban a los frutos del bosque y las especias en compañía de una crianza evidente que junto a una estructura firme permitieron comprobar el potencial de guarda de este gran vino.

 

Antes de finalizar la degustación con la Selección del mes de Enero los socios pudieron compartir como ya es costumbre una selección de quesos de la casa Tregar seleccionados especialmente para los vinos presentados por su experto maestro quesero.

 

Para cerrar la velada la presentación de la última dupla de vinos se inició con Tempus Pleno 2007, un blend elaborado por Bodega Tempus Alba que en dicha cosecha eligió partes iguales de Malbec y Cabernet Sauvignon para dar vida un vino elegante y amable de fluir delicado que cautivo los paladares de varios presentes.
La última etiqueta fue el Bianchi Particular Merlot 2006 una pieza casi única dentro del mercado local ya que es un Merlot que representa un estilo proco habitual en nuestro país. De clara tipicidad varietal este vino se potencia gracias a las condiciones del terroir sanrafaelino para ser vibrante y tenso del mismo modo que lo son muchos de los mejores Merlot europeos. Un vino para paladares tradicionales que saben lo que buscan.

 

La hora de los premios. Como no podía ser de otro modo esta primera degustación anual de Bonvivir terminó con un sorteo entre los presentes que tuvo como novedad que no fueron vinos los premios sino algunos presentes enviados especialmente por Casa Bianchi y Bodega Goyenechea.

 

Hasta la próxima. Si en esta oportunidad no pudiste acompañarnos o lo hiciste pero te quedaste con ganas de seguir probando grandes vinos, te esperamos en la próxima degustación. Solo tenes que estar atento a nuestras comunicaciones y reservar con anticipación.

 

¡Nos vemos pronto! ¡Chin chin!