Sacacorchos de diseño

El diseño está en todas partes y en los accesorios es donde más se nota. Aquí, cinco sacacorchos modernos.

Compartir la nota
Por Verónica Gurisatti
Abrir una botella de vino implica todo un ritual y por suerte hoy en día existe una gran variedad de sacacorchos con creativos diseños y novedosas presentaciones. Clásicos o modernos, de palanca, eléctricos o de dos tiempos, de madera, cinc o de algún otro metal, se convirtieron en el regalo perfecto para todo amante del buen beber. Por eso si tenemos la intención de descorchar varias botellas al año debemos tener al menos un sacacorchos de buena calidad.
La elección responde a dos criterios: en primer lugar la parte que penetra en el corcho debe tener la forma adecuada, es decir en espiral, ya que sólo un tirabuzón largo y puntiagudo logra sacarlos bien, y después, el mecanismo de tracción. Los modelos más simples, con forma de T, exigen mucho más esfuerzo y conviene elegir los que tienen un sistema de palanca que se apoye contra la boca de la botella. Aquí, cinco piezas únicas y de última generación.
Rabbit  
Este sacacorchos de la firma Metrokane hace que abrir una botella de vino sea mucho más fácil. De diseño ergonómico y muy fácil de usar, se coloca en la botella y en sólo tres segundos y con un ligero movimiento se descorcha, además de abrir cualquier tamaño de botella, trae corta cápsulas, espiral extra y viene de distintos colores metalizados: negro, rojo y azul.
Tres espirales 
Abridor súper original con tres espirales recubiertos en teflón y la posibilidad de personalizarlo como uno quiera. Es una creación del diseñador londinense Sebastián Bergne, fácil de manejar y de rápida extracción, un objeto en crudo que al completarse se transforma en algo divertido y funcional, por ejemplo dejando el corcho en dos de sus tres lados.
Alessandro M
Alessi es una de las marcas italianas que se caracteriza por convertir cualquier objeto en un artículo de diseño como estos coloridos sacacorchos de la línea Alessandro M en honor a su creador, el diseñador y arquitecto italiano Alessandro Mendini. De edición limitada, pintados a mano y numerados correlativamente, son auténticos íconos del diseño industrial.
Mathus
Para sacar corchos delicados el abridor en láminas es ideal, como no los perfora no caen pedacitos dentro de la botella y garantiza que el corcho no se parta, sobre todo en vinos de cierta edad. Al principio no es fácil: primero se introduce la lámina más larga a un lado del corcho, luego la otra y con un ligero vaivén deben entrar las dos, después se gira y se saca con suavidad.
 
Screwpull SW-105 
El diseño de este sacacorchos permite abrir espumantes sin riesgos de accidentes, pero ¿cómo funciona? se presiona el extremo del abridor con firmeza sobre la parte superior de la botella, luego se gira la botella sujetándolo bien fuerte así el corcho sale más fácil y queda atrapado en el otro extremo. Viene en plástico negro o en metal satinado o negro.