Sommelier de exportación

Agustina de Alba, la mejor sommelier del país nos cuenta sobre su próximo destino, El Celler de Can Roca, el mejor restaurante del planeta.

Compartir la nota
Hace unos meses presentamos a Agustina de Alba flamante Mejor Sommelier de la Argentina 2012. En aquella ocasión también contábamos que se acababa de consagrar como la mejor entre sus colegas por segunda vez en su carrera ya que el primer batacazo lo había dado en 2008 con apenas veinte años.
Hoy la gran noticia es que se va de viaje pero no solo a recorrer gran parte de Francia para continuar estudiando de cara a próximos concursos sino que su periplo finaliza con su primer stage y ni mas ni menos que en El Celler de Can Roca, el restaurante catalán recientemente consagrado como el numero uno del ranking The World´s 50 Best Restautants de la Revista Restaurant (www.theworlds50best.com).
Por lo tanto podemos decir que nuestra mejor sommlier llega al mejor restaurante del planeta, algo que sin dudas será un antes y un después no solo en la carrera de Agustina sino también para la sommellerie argentina.
Conversamos con esta embajadora de lujo del vino argentino para que nos cuente todo acerca de esta experiencia que promete compartir día a día.
Por Alejandro Iglesias, sommelier* (@AleIglesiasWine)
Una aclaración: antes que se lo sigan preguntando vamos a aclarar de que se trata esto del stage. De este modo se conoce lo que por estas latitudes llamamos pasantía. Es decir, en el ámbito gastronómico y de la sommellerie es común que los profesionales busquen mejorar sus habilidades o bien descubrir nuevos productos, técnicas o modos de trabajo desarrollándose en diferentes partes del planeta. En el caso de los sommeleirs esto brinda la posibilidad de codearse con la elite mundial a fin de entender como se organizan las cartas de los mejores restaurantes del mundo o bien compartir experiencias con el único propósito d aprender siempre un poco más. En este caso Agustina de Alba integrara el equipo de Carles Aymerich, sommelier de El Celler, quien es reconocido como unos de los mejores de europa.
Ahora si, con ustedes Agustina de Alba.
Agustina, ¿en que consiste un stage de estas características?
La verdad es que esta será mi primera experiencia de este tipo, siempre fui a trabajar por tiempos más largos, como cuando lo hice para Alain Ducasse. Esta vez será un mes super intenso.
Yo voy a estar trabajando con Carles Aymerich, que es el sommelier del Celler. Hasta ahora lo único que se es que me dijeron “preséntate a las 12 hs del día 2 de Julio, pregunta por Carles. Veni de traje….” ¡¡¡Chan chan chan !!!
¿Cómo llegó la invitación? 
En realidad es la finalización de un proceso que se inicio hace mucho. En el 2010 cuando volví de trabajar para Gaucho (la cadena de restaurantes de gastronomía argentina en Reino Unido comandada por Fernando Trocca) conocí a Carles y desde entonces he querido formar parte en algún momento de su equipo. Así comenzó, me lo propuse y como buena testaruda que soy, moví cielo y tierra para lograrlo. A todo esto se sumo el apoyo de Gonzalo Aramburu (propietario del restaurante Aramburu donde Agustina es sommelier) para que vaya y de la Escuela Argentina de Sommeliers. Lo mas cómico de todo fue que recibí el visto bueno de parte del restaurante el jueves 25 de abril por la noche y el lunes 29 fue elegido número uno de ranking The World´s 50 Best Restarurants.
¿Entonces es tu primer stage? 
¡Si, el primero! Siempre fui a trabajar por tiempos largos o temporadas. Esta vez, a diferencia de otras, estoy con muchas ganas de quedarme en Buenos Aires, muy contenta con el lugar donde me desenvuelvo noche a noche. Pero como me empezó a picar el bichito del viajar a un lugar top con la intensión de intensificar mi entrenamiento para próximos concursos dije… ¡es hora de hacer un stage en el mejor lugar! Y pensé en Can Roca. En un principio la propuesta era de 6 meses pero por ahora no puedo quedarme tanto tiempo así que hicieron una excepción de un mes.
 
¿Que conoces de ellos? 
Son tres hermanos, Josep, Jordi y Joan y como ellos mismos dicen, uno se encarga del mundo líquido, otro del dulce y otro del salado. Lo llaman un juego a tres bandas. Esta ubicado en Girona, a una hora al norte de Barcelona y recientemente fue elegido por la Revista Restaurant el número uno del mundo. Trabajan con dos opciones de menú degustación y como ¡tienen una carta de vinos con 2800 etiquetas!
Hoy que sabes que se trata del Restaurant Numero Uno del mundo, ¿qué te genera y con qué expectativas vas?
Estoy muy emocionada, mucha gente me habla del restaurante, de su cava, de su selección de 2800 etiquetas, de los hermanos Roca, de su filosofía…. Voy a transformarme en una esponja, intentando absorber cuanto mas pueda… Estoy ansiosa, feliz, emocionada. Pienso y se me caen las lágrimas pero voy para sorprenderme, aprender, nutrirme…
¿Tenes algún otro plan para tus días por Europa?
Si, en realidad este viaje lo tenía planeado hace un año y después se sumó esta oportunidad del Celler. Primero voy con una gran amiga, también sommelier, a Francia.  Vamos a recorrer Paris, Borgoña, Valle del Ródano, Burdeos y el Valle del Loire. Terminamos en Londres y de ahí al Celler. Estoy muy emocionada por todo. Hace mucho tiempo que quiero conocer mas de Francia. Hace unos años realice una cosecha en Chateau Le Pin (uno de los productores mas sobresalientes de Francia) y me quedé mucho tiempo en Pomerol y St. Emilion, luego Champagne, del resto no conozco mucho y desde que empecé a estudiar fue uno de mis grandes sueños. ¡Así que allá vamos! ¡Un mundo por descubrir!
Quienes quieran seguir de cerca tus días en Celler, ¿cómo pueden hacer? 
Estoy a full con twitter – @agustinadealba -, con mi blog (Agustinadealba.wordpress.com) y acabamos de subir mi nueva pagina web. En realidad esta todo conectado y mi idea es ir subiendo todo lo que voy haciendo y conociendo a las redes para compartirlo con mis amigos. ¡Así que los espero!
¿Qué planes tenes para tu regreso a Buenos Aires? 
Volver a “mi lugar”, Aramburu, el restaurant donde trabajo todas las noches junto a Gonzalo Aramburu (chef propietario) y equipo. Somos un lugar muy especial donde el l menú cambia por estación y siempre trabajamos con un menú degustación por pasos (entre 10 y 12).
Estaré volviendo alrededor del 2 de agosto aunque tengo como plan presentar antes de mi viaje la nueva carta de vinos con un 70 por ciento de vinos blancos argentinos, algo original y que el menú pide. De este modo busco mostrar a nuestros invitados, generalmente extranjeros, algo diferente que todos aquellos que quieran descubrir podrán hacerlo en Salta 1050 (San Telmo) de lunes a viernes. Hasta el 5 de junio inclusive los esperare todas las noches.