Bayas

Arándanos, grosellas, moras y frambuesas merecen ser consumidas mucho más a menudo.

Compartir la nota





Por Verónica Gurisatti

Este gran grupo de frutas silvestres y cultivadas, que incluye los arándanos, las grosellas, las moras, las frutillas y las frambuesas, posee un sabor único, dulce y refrescante, además de buena cantidad de vitaminas, minerales y antioxidantes. También llamadas berries o frutas finas, sus colores van del rojo al morado y negro, crecen en arbustos, son pequeñas, nutritivas y muy recomendables para una dieta sana por sus propiedades diuréticas y desintoxicantes.

Frescas o congeladas, en jugos o mermeladas, se usan cada vez más en la gastronomía no sólo en postres, yogures y helados sino también en salsas, licores y otras bebidas. En el mundo el principal productor de arándanos, moras y frutillas es EE.UU. y de frambuesas y grosellas, Rusia. En nuestro país el 70% de las frambuesas, moras y grosellas se cultivan en Patagonia, los arándanos en la región pampeana y las frutillas en Santa Fe. Aquí, sus características.

Arándanos
También llamados blueberrys o uvas del bosque, son muy pequeños, de color violeta azulado y sabor agridulce, tienen muchas vitaminas, fibras y minerales, muy poco sodio y cada 100 gramos sólo 30 calorías. Hay arándanos negros, que son los más comunes, y rojos de mejor sabor. Al comprarlos deben estar bien maduros, con la piel tersa y el color bien brillante.

Grosellas
Son bayas redondas y pequeñas con alto contenido de azúcares y vitaminas y al igual que los arándanos se pueden consumir frescas o en jaleas, mermeladas, cremas, tartas y helados. Existen más de 150 variedades y las más comunes son la roja o corinto, la negra, cassis o black currant y la gooseberry o uva espina. Además, tienen alto contenido de pectina que es un espesante natural.

Moras
Las moras o zarzamoras son ricas en ácidos orgánicos y azúcares y además de tener un sabor muy dulce cuando están maduras, son riquísimas al natural y también en mermeladas, confituras o jarabes medicinales. Es una baya pequeña de entre uno y dos centímetros, redonda o alargada, formada por pequeñas esferas que forman un racimo y tiñen de violeta todo lo que tocan.

Frutillas
La frutilla o strawberry es una de las frutas más populares del mundo, ya sea fresca o congelada, en tartas, gelatinas, helados o mermeladas. Es muy nutritiva ya que posee fibra, vitaminas (A, B1, B2, B3, B6, C y E), betacarotenos, minerales, ácidos y antioxidantes y además tiene muy pocas calorías, por lo cual es muy apropiada para incorporar en las dietas para adelgazar.

Frambuesas
También llamada raspberry o fresa del bosque su consumo crece año a año. Esta jugosa fruta aporta cantidades útiles de hierro a la dieta de las personas que no comen carne, ya que la presencia de vitamina C ayuda a la absorción de este mineral. Además de fibra, calcio, potasio, hierro y magnesio, tiene muy pocas calorías y se pueden usar tanto en platos dulces como salados.