Bodega Renacer, una opción para el verano

Llega una oportunidad imperdible para disfrutar grandes vinos durante el verano.

Compartir la nota

 

¿Qué vinos te gustaría descorchar durante los últimos días de primavera? ¿Y ya pensaste que beber en el verano? ¿Tinto, blancos, rosados? Bien, con esta selección especial de Bodega Renacer te ayudamos en la decisión.

Como sabemos esta época del año nos lleva a buscar vinos ligeros, fáciles de beber que ante todo nos ayuden a refrescar el paladar. No es difícil darse cuenta que para esto los blancos son la mejor alternativa y entre ellos el Sauvignon Blanc una de las opciones mas acertadas. Como si fuera poco el vino blanco que proponemos es Punto Final Sauvignon Blanc 2013, el único vino elaborado por una bodega mendocina a partir de uvas cosechadas en el famoso Valle de Casablanca (Chile), la meca para los grandes exponentes chilenos de esta variedad. Allí las condiciones climatológicas son ideales para el cultivo de las cepas blancas ya que goza de una temperatura de moderada a baja influenciada por la proximidad del océano Pacífico y el efecto de sus brisas de aire frío. De este modo el Sauvignon Blanc logra madurar en un punto óptimo que le permite concentrar toda su identidad con una acidez fresca que se disfruta en paladar. Entre sus aromas se destacan los cítricos como la lima y el pomelo junto a notas tropicales frescas con un fondo de hierba recién cortada. Al paladar es intenso con acidez filosa y muy refrescante que lo mantiene vivaz hacia un final prolongado de regusto cítrico. Un vino ideal para descorchar como aperitivo al aire libre mientras se comparte una picada o bien junto a un ceviche o algún pescado magro como un lenguado grillado.

Pero no solo los blancos cumplen el rol de hacer mas llevaderas las altas temperaturas sino que los rosados ya son una fija para tal fin y en este estilo Bodega Renacer ofrece su Punto Final Malbec Rosé 2013 elaborado con uvas de Lujan de Cuyo que le imprimen el típico carácter mendocino a este vino vibrante y fresco. Entre sus aromas es para destacar la profunda expresión frutal que recuerda a las ciruelas y frutillas frescas con ciertos trazos cítricos de fondo. En boca es amplio con una frescura para destacar y fluir sabroso. Si se lo sirve a una temperatura cercana a los 10 grados es un rosado para disfrutar en charlas con amigos mientras cae la tarde o quizás con un tapeo de fiambres, pizzas y hasta pastas con salsas de aires mediterráneos.

Pero esto no termina aquí, ¿quién dice que no se pueden beber tintos en verano? La clave es encontrar tintos jóvenes que puedan disfrutarse refrescados sin asfixiarnos durante la comida. Dos que se adaptan a esta propuesta son Punto Final Single Vineyard Cabernet Sauvignon 2012 y Punto Final Malbec Clásico 2012, ambos con una identidad muy propia y moderna que los convierte en tintos fácil de beber y amables al paladar.
En cuanto al Cabernet Sauvignon la clave parece estar en el 10% de Cabernet Franc que utilizan para aligerar su cuerpo y carácter. De este modo resulta un vino franco y de buena tipicidad pero que deferencia de muchos otros Cabernet se puede disfrutar joven. Un paso de 8 meses en barricas le aporta complejidad sin entorpecer la expresión primaria de la fruta, un aspecto que si se lo sirve a unos 14 grados lo hace ideal para acompañar desde una tabla de quesos duros hasta un asado o incluso descorcharlo en la mesa navideña.

Para cerrar esta selección el Malbec para Bodega Renacer es su especialidad y gracias a un corte de terruños entre Luján de Cuyo y Valle de Uco podemos hablar de un tinto muy amigable para esta época del año no solo por su armonía sino también por su versatilidad a la hora de pensar con que acompañarlo.
Se trata de un Malbec que acompañará grandes asados suavizando el paladar ya que una decisión acertada es la de apenas pasarlo por roble sin corromper su frescura y docilidad. Un Malbec que llena la boca, pleno y jugoso de final muy expresivo.

Como podrán ver cuatro vinos bien diferentes uno del otro pero todos geniales para el descorche en esta época del año.

 

 

Bodega Renacer.

Próxima a cumplir su primera década de vida Bodega Renacer irrumpió en la escena local en 2004 para convertirse en un símbolo de la nueva enología argentina. Fundada por el empresario chileno Patricio Reich en Perdriel (Luján de Cuyo, Mendoza) esta bodega no tardó en convertirse en referente del Malbec argentino de la mano de Alberto Antonini y su equipo de profesionales.
Desde sus viñedos a los pies de la Cordillera Patricio Reich y su hijo Pato llevaron su búsqueda mas allá de los vinos de Alta Gama para disfrutar de cada momento de su proyecto. Una filosofía que se traduce en mucho logros y un gran posicionamiento de sus etiquetas en muchos mercados.

Hoy Renacer cuenta con una bodega modelo que fusiona la modernidad y clasicismo desde una arquitectura simple y funcional que cuenta con toda la tecnología necesaria para elaborar los mejores vinos. De hecho fueron los pioneros en implementar conceptos tales como la viticultura de precisión junto a un fuerte compromiso por el medio ambiente que los llevó a ser los primeros en utilizar energía solar y neutralizar huella de carbono.

De este modo Bodega Renacer continua firme en las sendas de la vanguardia vitivinícola.