Las tendencias del vino para el 2014

Si querés conocer cuáles serán algunas de las tendencias del vino durante el 2014 no dejes de leer esta nota.

Compartir la nota

 

Por Alejandro Iglesias, sommelier (@AleIglesiasWine)

No es novedad que el vino se adapta a las circunstancias. Pero esta vez no hablamos de la hora del descorche sino cómo nuestra Bebida Nacional nos sorprende cada año con nuevas tendencias, búsquedas de una industria inquieta y preferencias del público. No nos referimos por esto a un producto hecho solo para satisfacer mercados, sino que en materia de vinos la investigación y la curiosidad de sus hacedores los lleva a emprender constantemente nuevos desafíos mientras que los consumidores no le pierden pisada de estas propuestas y demandan más novedades cada año.

Ante esto es común que todos los años veamos nuevas cepas, estilos u orígenes que llaman nuestra atención. En este sentido el 2014 promete no quedarse atrás y en esta nota te contamos por donde vendrá la mano los próximos doce meses.

El Malbec y sus raras compañías. Con su reinado asegurado nuestra cepa emblema se anima a mezclarse con curiosas amistades que prometen sabores y estilos novedosos. No nos referimos a los cortes con Cabernet Franc ó Petit Verdot que hasta hace unos años parecían lo más osado que podía proponer nuestra vitivinicultura sino a nuevas fórmulas que demuestran la plasticidad del Malbec. Por un lado tenemos cortes de Malbec con Touriga Nacional, la cepa tinta portuguesa corazón de los vinos de Oporto. El resultado es muy complejo e interesante ya que la cepa portuguesa logra aligerar al tinto de Cahors para dar un vino amable y expresivo. Por otra parte ya hay un corte Malbec – Carmenere, un vino que une las dos tintas emblemáticas del Cono Sur, por un lado nuestra carta de presentación al mundo y por el otro la de los vinos trasandinos. En este caso el vino resulta de paladar medio y jugoso con una aromática curiosa donde los frutos rojos se funden con los tonos especiados del Carmenere. Sin dudas se vienen vinos para descubrir nuevas facetas del Malbec.

No me dejen solo grita el Torrontés. Lo que sucede con el Malbec parece motivar a los enólogos a la hora de trabajar con el blanco típico argentino. Aquí la idea pasa por aligerar el nervio del Torrontés y aplacar un poco su expresión aromática a fin de dar con un vino más delicado y elegante. Entre las formulas que marcan el camino debemos destacar la del dash de Riesling que logra transformar un típico Torrontés de Cafayate en un blanco cosmopolita ideal para el aperitivo y las frituras de mar. En Mendoza se animan a combinarlo con Sauvignon Blanc y esto ofrece una frescura notable e ideal para la cocina peruana. También estan los que suman a su composición suma el Pinot Grigio, otro vino fresco y ligero que se propone como un aperitivo ideal para cualquier ocasión y si encima el termómetro marca mas de treinta van a entender a que me refiero.

Torrontés de aquí y de allá. Si bien a la hora de hablar de Torrontés inmediatamente pensamos en Salta, La Rioja o Catamarca hay un dato que seguro los va a sorprender: el 40% del Torrontés cultivado en el país se encuentra en Mendoza (considerando tanto el Torrontés riojano, el sanjuanino y el mendocino). Pero no solo este dato es curioso sino que ahora muchos litros de esos Torrontés made in Mendoza que antes tenían como destino cortes blancos hoy se embotellan como varietales que suman un nuevo estilo a la góndola. ¿De que estilo hablamos? La principal diferencia entre los del NOA y los de Mendoza esta en la aromática, mientras que los del Norte son hiper expresivos y penetrantes los de Cuyo llegan con un perfil mas delicado que lo hace para muchos mas fácil de beber. Mientras tanto en Mendoza el Torrontés también logra un paladar más graso y fresco que da amplitud y una permanencia mas larga. Pero no solo en la tierra del sol y el buen vino nuestro emblema entre los blancos gana terreno, ya en Neuquén se comenzaron a embotellar los primeros Torrontés patagónicos que prometen sorprendernos en breve.

Cortes, más allá de los clásicos. Hasta hace unos quince años los vinos más clásicos del país eran cortes que generalmente cumplían con el tridente Cabernet-Malbec-Merlot. De este modo se llegó casi a patentar una receta para los íconos de las bodegas que a la hora de hablar de grandes vinos recurrían a esta fórmula sin dudarlo. Pero hoy la búsqueda va mas allá y con el Merlot en retirada el Cabernet Franc se presenta como el componente ideal para lograr un vino de categoría. Pero a éste se le suman también varios otros que dan su toque de distinción y estilo. Hablamos del Tannat, cada vez mas presente en los cortes, del Petit Verdot que siempre aporta una cuota de misterio, el Syrah con su complejidad aromática y hasta la Bonarda que ya no solo aporta color sino también estilo. En cuanto a los blancos quizás a los varietales nada les haga sombra pero en materia de cortes es también curioso el uso de Riesling, Sauvignon Blanc y Viognier.

Las blancas se las traen. Como señalábamos anteriormente en materia de blancas Argentina comienza a dejar de lado su fama de país productor de buenos tintos para sorprender a todos con blancos de nivel mundial. Mucho tiene que ver con esto la búsqueda constante de nuevos orígenes para las cepas blancas que en los últimos años se enfocó en zonas mas frías que aseguran frescura final en los vinos. Así hoy no solo gozamos de exquisitos Chardonnay con y sin barrica sino que también el Sauvignon Blanc se ubica cómodo con estilo propio sin perder identidad internacional mientras el Semillón pide pista para regresar con todo. De la misma forma el espectro de varietales se amplió y el Riesling, el Albariño, el Chenin Blanc, el Viognier, el Pinot Grigio y hasta el Moscatel prometen interesantes resultados a futuro no solo en Mendoza sino también en el Norte del país y ni hablar de los grandes resultados que se pueden descubrir en Patagonia.

Tintas que asoman. Entre las tintas la cosa también viene movida. Dejando de lado las tres más cultivadas (Malbec, Bonarda y Cabernet Sauvignon) con las nuevas regiones, la incursión en los viñedos de altura y ciertos cambios de estilos hacen que el Syrah, el Pinot Noir y hasta el Merlot comiencen a dar que hablar. A estas últimamente se sumó el Cabernet Franc como el nuevo talento de la vitivinicultura argentina mientras el Tannat también gana terreno en los viñedos de altura.

El Rey azúcar. Discutidos durante años los vinos edulcorados regresan a escena. Se trata de los vinos dulces naturales que luego de limpiar su imagen de la mano de los cosecha tardía para postres hoy suman versiones espumosas y hasta tintos. Lejos de aquellos vinos que hicieron que el dulzor en los vinos sea mala palabra hoy estas nuevas etiquetas se imponen como vinos de iniciación que seducen paladares jóvenes adeptos a las gaseosas que lentamente incorporan el vino a sus preferencias. Para estos consumidores parece ser mas fácil entrar al mundo del vino con estos tintos, blancos y espumosos de sabor dulzón que a la vez son aptos para consumirse con hielo o en cocteles y en ocasiones informales. Ante esto las bodegas han duplicado en el último año la oferta de vinos dulces naturales mientras que en 2014 el segmento promete continuar su escalada en la góndola.

El vino y el mar. La curiosidad de los enólogos llevó las fronteras del vino más allá de los viñedos históricos. Primero fue la revalorización del Norte y sus viñas de altura, luego fue el turno de explorar la Patagonia con su promesa de clima fresco, mas tarde viejas regiones como Córdoba regresaron al mapa, Buenos Aires también volvía a producir y hasta Entre Ríos pero eso no parece ser suficiente. Hoy la búsqueda principal pasa por el terruño marino en un país que ha concentrado su viticultura en la montaña por más de cuatro siglos. El motivo es buscar vinos con un perfil diferente, más fresco y vivaz. Es por eso que las cercanías al Océano Atlántico parecen ser las ideales y con buenos resultados en Viedma y Chapadmalal (Mar del Plata) ya se habla de nuevas incursiones en los alrededores de La Feliz. El mapa vitivinícola se amplia y en 2014 seguramente tengamos mas novedades.