Bodega El Porvenir de Cafayate

Bodega El Porvenir de Cafayate anticipa vinos excepcionales con gran tipicidad varietal

Compartir la nota

 

Buenos Aires, mayo de 2014.– El Porvenir de Cayafate, bodega de familia, anuncia una cosecha de condiciones óptimas para las variedades blancas y tintas del terroir salteño.

La bodega –que elabora escasas partidas de vinos de alta calidad- cuenta con viñedos a 1.750 msnm, ubicados en el Valle de Cafayate, un terroir único por su clima extremo y su marcada amplitud térmica, consecuencia de la altura.

El equipo técnico de la bodega, liderado por el Enólogo Mariano Quiroga Adamo y el Ing. Agrónomo Santiago Bugallo, analizó la vendimia 2014 determinando el potencial de excelencia de los vinos de esta cosecha: “Este fue un año excepcional en cuanto a la calidad, tanto para variedades blancas como para tintas, ya que se trató de un año seco y fresco en los meses correspondientes a la madurez de la uva. Las lluvias se concentraron al inicio de la temporada y en los meses de febrero y marzo se llegó a una amplitud térmica de hasta 25 grados lo que permitió obtener una madurez lenta y bien diferenciada entre las variedades”.

Los profesionales destacan la marcada tipicidad varietal de las uvas, que lograron su máxima expresión tras un proceso de maduración lenta: “En el caso del Torrontés, cepa emblemática del Valle de Cafayate, la vendimia se extendió más de dos meses. La calidad fue excelente y permitió cosechar y vinificar en 3 momentos diferentes con el objetivo de obtener variados perfiles aromáticos, lo que nos permitirá llegar a un vino más complejo tanto en aromas como en boca”.

Las buenas condiciones climáticas del terroir salteño posibilitaron una cosecha general de uvas tintas como el Malbec, Cabernet Sauvignon, Syrah y Merlot de sanidad y equilibrio óptimo. Así, las escasas lluvias y alta insolación –que favoreció la exquisita expresión aromática de la uva- resultó en vides muy concentradas y maduras que auspician vinos con taninos suaves y redondos.

En cuanto a la variedad Tannat, una de las cepas que la bodega investiga su evolución en la zona, su ciclo de maduración fue excelente con una madurez polifenólica y química perfecta, dando vinos de mucho color, muy buena acidez y gran estructura en boca.
MARIANO-LUCIA Y SANTIAGO.jpg
Mariano Quiroga Adamo (Enólogo), Lucía Romero Marcuzzi (Directora) y Santiago Bugallo (Ing. Agrónomo), en búsqueda de la máxima calidad en Salta.

“El Porvenir de Cafayate cultiva las variedades clásicas como el Torrontés, el Malbec, el Cabernet Sauvignon, el Chardonnay, el Syrah y el Merlot; e investiga y desarrolla cepajes innovadores como el Petit Verdot, el Cabernet Franc y el Tannat, entre otros, con el objetivo de experimentar el potencial vínico del terroir salteño”-explica Lucía Romero Marcuzzi, Directora de la bodega y agrega: “Nuestro foco está puesto en la calidad, elaboramos solo 200.000 botellas de alta gama destinadas al mercado interno y externo”.

Desde el año 2010 el reconocido wine maker americano Paul Hobbs acompaña a El Porvenir de Cafayate aportando su experiencia y perfil internacional con el fin de potenciar el terroir salteño.

Sobre El Porvenir de Cafayate (www.elporvenirdecafayate.com)

El Porvenir de Cafayate es una bodega de familia orientada a la producción de escasas partidas de vino de muy alta calidad que reflejen el terroir de Cafayate. Este proyecto familar tiene sus comienzos a fines de la década del noventa y sus pilares son un fuerte compromiso con el lugar.
La filosofía de la bodega se basa en tomar el legado de los antepasados y siguiendo un espíritu emprendedor, sumar ideas innovadoras en busca de nuevos desafíos.

La bodega se encuentra en el centro de Cafayate en un edificio que fue restaurado conservando sus antiguas paredes de adobe. Dentro de la vieja estructura se erige un moderno edificio de 1000 m² que conjuga la más noble tradición con infraestructura y tecnología de avanzada.

La bodega produce y comercializa dos líneas de vinos:

· Laborum: la expresión varietal de Cafayate, compuesta por vinos Single Vineyard: Malbec, Cabernet Sauvignon, Tannat, Syrah, Torrontés, Torrontés Oak Fermented, Torrontés de Otoño, Chardonnay, Malbec tardío y Rosado de Malbec.

· Amauta: su nombre significa “el hombre sabio” en la cultura andina. Es una línea compuesta por varietales como Malbec, Tannat, Torrontés y los blends: Corte I,II,III y IV, respectivamente.

Asimismo, la bodega cuenta con su vino ícono “El Porvenir”, un corte de al menos cuatro variedades tintas que pueden ir modificándose cada año, ya que se eligen los mejores vinos de cada cosecha para que integren este vino. “El Porvenir” pasa 18 meses de guarda en barricas nuevas de roble francés y americano y casi 2 años de guarda en botella antes de ser comercializado.

Sobre sus fincas

 

Fieles a su visión de cultivar vinos de calidad en forma sostenible, la bodega optó por la agricultura sustentable para el cuidado de sus viñedos. Los mismos se encuentran divididos en cuatro fincas:

 

En la Finca El Retiro se concentra la producción de Torrontés y en menor medida de Tannat. Son los viñedos más antiguos de la bodega con plantas de más de 50 años. Es la única finca que tiene parrales, sistema de conducción ideal para la cepa emblemática del Valle de Cafayate.

En la Finca Río Seco se encuentran las variedades tintas como el Malbec, Cabernet Sauvignon, Syrah, Merlot y Petit Verdot. Se trata de una finca ubicada en un lugar privilegiado del valle dada su ventilación natural lo que permite una sanidad excepcional. Sus vides ofrecen una notable concentración polifenólica y aromática.

En la Finca Alto Los Cardones la bodega El Porvenir de Cafayate tiene implantado Malbec. El viñedo se encuentra al pie del cerro, en un suelo extremadamente pedregoso y pobre, lo que permite que se exprese mejor el terroir. Las hileras fueran orientadas de forma tal de lograr una óptima insolación de los racimos.
En la Finca Alto Los Cuises la bodega produce Chardonnay. Es la finca que se encuentra a mayor altura. Se ubica en lo profundo de una quebrada en la Sierra del Cajón. La plantación se realizó en terrazas, imitando el modelo de cultivo incaico ya que la pendiente del terreno es muy pronunciada y es la única forma de poder conducir el agua a cada una de las viñas. El lugar presenta un microclima especial en donde la viña crece el reparo del extremo clima de altura, casi a los 1900 msnm.

Sobre su equipo técnico

Mariano Quiroga Adamo
Mariano es una de las nuevas promesas en la producción de vinos finos de Argentina. Nacido en Mendoza, es Licenciado en Enología, título otorgado por la Facultad de Enología y Agroindustrias de la Universidad Juan A. Maza. Posee además un Posgrado en Enología junto a una vasta experiencia, producto de su paso por dos de las Bodegas más importantes de Argentina, como el grupo LVMH Chandon SA y Catena Zapata. Llegó a Cafayate en Octubre de 2010 y desde entonces trabaja con nosotros como enólogo principal contando con el apoyo del enólogo asesor Paul Hobbs.

Santiago Bugallo
Santiago, andinista de alma, pasó su infancia en Barreal, un pueblo que se encuentra a los pies de la cordillera de los Andes, al suroeste de San Juan. A los 18 años egresado de una Escuela Agro-técnica, decidió estudiar Ingeniería Agronómica en Luján de Cuyo, Mendoza.

En Mendoza nació su pasión por los viñedos donde realizó sus primeras vendimias. Luego viajó a Napa Valley, California, para ampliar sus conocimientos trabajando en Paul Hobbs Winery.

“En Cafayate he logrado unir las dos grandes pasiones de mi vida, los viñedos y las montañas. Este Valle con sus suelos pedregosos, su gran amplitud térmica y su altura, es ideal para que nazcan grandes vinos.”