¿Cuál es el mejor restaurante?

Esta semana se conoció cuál es el mejor restaurante del planeta, aquí te contamos cómo lo eligieron.

Compartir la nota





Por Alejandro Iglesias

 

Anualmente descubrimos infinidad de ranking que eligen los mejores vinos, bodegas, automóviles y cuanto producto haya sobre la faz de la tierra. Y la gastronomía no es ajena. Cada año los referentes detrás de los fuegos definen sus listados de favoritos para destacar la labor de sus pares y elegir cuál es el mejor local del globo.

 

La cuestión detrás de estas selecciones es que no solo sirven de reconocimiento al la excelencia y el trabajo de los profesionales sino que se convierten en guía para los paladares más refinados. Formar parte de estos ranking asegura un buen año de trabajo, reservas y salones llenos. Como es de imaginar, si uno queda entre los mejores verá crecer su clientela, si queda en el Top10 sin dudas la demanda será mayor y llegaran las convocatorias para los eventos mas exclusivos en la materia, mientras que el número tendrá que rebuscárselas para atender a los millares de llamados diarios de reservas y aprender a lidiar con la fama.

 

Es por esto que los chef y empresarios gastronómicos le dan tanta importancia. Pero lo cierto es que en el mundo hay decenas de ranking y guías aunque son dos las que parecen tener siempre la última palabra. ¿queres saber cuáles?

 

Guía San Pellegrino

Conocido como #50Best, este es el ranking de restaurantes que desde 2002 lleva adelante la revista británica Restaurant.

 

Desde su aparición, el crecimiento mediático de este ranking cada día seduce más a los chefs por su despliegue y alcance. Incluso al ranking mundial se sumaron en los últimos años los continentales en América Latina y Asia.

 

¿Quién elige al mejor restaurante del mundo? El jurado que confecciona este ranking esta integrado por unos mil profesionales entre los que se encuentran cocineros, periodistas especializados y críticos gastronómicos. Estos jueces deben cumplir con visitas regulares a los establecimientos que votan y asegurar que lo han hecho dentro de los 18 meses previos a la votación. Se pondrá bajo la lupa no solo la calidad de los platos sino también la creatividad, la constancia y el servicio.

 

A diferencia de otros ranking o guías, los resultados de San Pellegrino no solo se publican en un libro de salida anual sin que además se dan a conocer en una gran celebración que da cita a los referentes más importantes de la gastronomía mundial.

 

La reciente edición tuvo lugar en Londrés y consagró nuevamente al Celler de Can Roca, el restaurante que los hermanos Roca comandan en la ciudad catalana de Girona. Pero también hubo buenas noticias para nuestro país, Mirazur, el restaurante francés del chef argentino Mauro Colagreco se ubicó en el puesto número once mientras que Tegui, el local porteño de Germán Martitegui entró por primera vez entre los mejores cien restaurantes del mundo. Recordemos que Tegui ya ha sido el elegido en 2013 y 2014 como mejor restaurante argentino por la edición latinoamericana del 50Best.

 

Para conocer el listado completo de los mejores restaurantes: www.theworlds50best.com

 

Guía Michelin

Esta pequeña guía de tapa roja es la brújula sagrada para los sibaritas que recorren el planeta en busca de buenos platos. Pero su reputación no se construyó de un día para el otro, se trata de una guía con más de cien años de historia. Sorpresa, ¿no?

 

La primera edición de la guía circuló en el 1900 y sus creadores fueron
André y Edouard Michelin. Como indica su apellido, hablamos de la misma familia que se dedica al cuidado y aprovisionamiento del automóvil. Sus neumáticos seguramente sean lo que más conocemos de ellos además de la guía.

 

Según se sabe a principios del siglo XX sus puestos de servicio eran indispensables para los primeros automovilistas que recorrían Francia y luego el resto de Europa. Contaban con estaciones de abastecimiento para estos viajeros en todo el país y la guía era vital para saber dónde se encontraba la próxima estación de servicio. Con el tiempo notaron que estos viajantes además necesitaban comer y dormir por lo que sumaron referencias de estos servicios. Pero no tardaron en descubrir que no todos los lugares merecían la misma mención por lo que acudieron a las experiencias de los usuarios y comenzaron a categorizarlos. ¿Cómo? Con estrellas.

 

La aceptación por parte de los usuarios la legitimó de inmediato ya sí ganó un peso en la industria gastronómica que de seguro los hermanos Michelin jamás imaginaron. En la actualidad es la biblia para aquellos que disfrutan de la mejor gastronomía y los chef más consagrados se desviven por estar entre sus páginas.

 

¿Por qué es tan respetada? Es el método de calificación detrás lo que la hace única. Básicamente por que es un proceso transparente en el que comensales anónimos visitan los restaurantes para arribar a la calificación que tendrá cada uno de los locales que forman parte de sus selecciones anuales. Estos inspectores se encargan de probar el menú así como también evaluar el servicio y las instalaciones. Y lo más interesante es que estos visitadores no lo hacen solo una vez, sino que lo harán en mas de una oportunidad para que la evaluación sea objetiva y contundente.

 

La escala máxima es de tres estrellas y cuando se accede a dicho escalafón las inspecciones son periódicas, llegar a este nivel no es fácil y mantenerse mucho menos.