CorkStation: Coleccionando Grandes Momentos

Nuestra Colección Regalos 2016 trae como novedad este lanzamiento.

Compartir la nota

CorkStation fue creado para coleccionar y exhibir corchos, como pequeños trofeos de los grandes momentos generados alrededor del vino.  ¿Cómo surge este novedoso producto? Este emprendimiento nace de la experiencia personal de Goyo Cano, Director de TRAMA GLOBAL y socio del Club BonVivir.

 

“Siempre después de disfrutar un buen vino guardo el corcho como recuerdo de ese encuentro. No soy el único ni el primero; descubrí que muchos amigos, restaurants y barras hacían lo mismo”, comenta Goyo.

 

Así, inspirado por los amantes del vino y co_MG_1125leccionistas de momentos especiales, que incluso inscriben sobre los corchos la fecha de descorche o el motivo de la celebración, se diseña este producto que además resulta muy funcional: permite almacenar y lucir hasta 120 corchos, y su realización en materiales nobles combinados con madera Paraíso, transparencias y aluminio, lo ponen perfectamente en línea con las ultimas tendencias en diseño, convirtiéndolo en un objeto de ambientación. 

 

CorkStation es un producto original, expresado en materiales de calidad afines con_MG_1347 el ambiente de los grandes vinos, y un regalo muy personal para todo aquel que vive cada descorche como una experiencia memorable. 

 

Sus primeros modelos Curve y Cubic, son comercializados en exclusividad por Club BonVivir, invitando tanto a sus socios como a las empresas, para sus regalos de fin de año, a redescubrir el valor del corcho como testigo de ese gran vino, de esos instantes compartidos o encuentros con uno mismo.

 

También podés conseguirlo a través de nuestra TIENDA ONLINE.

 

Si querés ver nuestro catálogo de souvenirs y kits corporativos Colección Regalos 2016 visitá: https://tienda.bonvivir.com/regalosempresarios/

 

 

_MG_1323 _MG_1334

 

“Siempre después de disfrutar un buen vino guardo el corcho como recuerdo de ese encuentro. No soy el único ni el primero; descubrí que muchos amigos, restaurants y barras hacían lo mismo”, comenta Goyo.