“Queremos que el consumidor descubra el nuevo San Juan y sus vinos”

En la provincia cuyana soplan vientos de cambio. Laura Ciacera, de Bodega La Guarda, nos cuenta sobre la actualidad de los vinos sanjuaninos.

Compartir la nota

San Juan es una de las provincias más importantes de la vitivinicultura argentina. En sus valles se elaboran los vinos que miles de consumidores disfrutan por su estilo noble y expresivo. Por estos días, algunas bodegas de la provincia impulsan un cambio de estilo en pos de aggiornar la imagen del vino sanjuanino en el mercado desde nuevas regiones de altura con vinos más refinados y frescos.

 

Bodega La Guarda forma parte de este movimiento con vinos elaborados con uvas de los diferentes valles sanjuaninos. Con el foco puesto en la calidad, hoy apuestan a los tintos de alta gama y cepas que nunca antes se habían producido en la región. Con Leo Borsi como asesor enológico y nueva imagen para sus etiquetas, la bodega ya se posiciona como una de las más activas de la provincia.

 

Para comprender este nueva etapa que atraviesa el vino sanjuanino conversamos con Laura Ciacera, responsable de la bodega, quien nos contó de los cambios que nota en su provincia y nos presenta El Guardado Malbec 2013, vino que formará parte de nuestra selección exclusiva Marzo 2017.

 

¿Cuáles son las características del terroir sanjuanino? En rasgos generales, el terroir sanjuanino se caracteriza por los relieves del pedemonte y los valles. Los viñedos están situados entre los 600 y los 1400 metros de altura, sobre suelos aluviales de granulometría arenosa o franco arenosa. Algunas regiones tienen más arena y otras más piedras. El clima es seco, con precipitaciones medias que rondan los 106 mm/anuales, templado a cálido con temperaturas máximas entre 33 y 40 grados en verano y de 15 en invierno. Pero se destaca una amplitud térmica que puede llegar a los 20°C.

 

Los viñedos están distribuidos en cinco valles: Tulum, el más bajo en altitud pero el más extenso y árido, Ullum, Zonda, Pedernal, Ciénaga y Calingasta.

 

En el valle de Tulum los tintos poseen muy buena intensidad de color, gran estructura, taninos amables y aromas nítidos. Por otra parte, Pedernal es sin duda una microrregión de uvas y vinos de calidad superior; Zonda y Tulum se caracterizan por sus vinos jóvenes y frescos; también allí se desarrollan buenos petit Verdot, Cabernet Franc y Viognier.

 

Calingasta y Cienaga, están surgiendo como regiones de potencial interesante: allí se obtienen extraordinarios Malbec, Syrah y Cabernet Sauvignon que revelan fruta de gran concentración, color y madurez

 

¿Qué cualidades destacas de sus vinos? San Juan es apta para vinos tintos de alta calidad como el Malbec del Zonda y principalmente Pedernal y Ciénaga, el Tannat, Syrah y Petit Verdot. Se reconoce que existe un gran potencial en Bonarda y el Torrontés Riojano. En variedades blancas el Chardonnay, Viognier y Chenin, son las que más se destacan. Los principales rasgos distintivos de las variedades sanjuaninas son el dulzor y la fruta.

 

A pesar que en el pasado los vinos sanjuaninos eran calóricos y pesados y casi dulzones, el desarrollo de las zonas más altas como Pedernal, Calingasta y Ciénaga hacen que los vinos aparecen más livianos frescos y frutados. Además, técnicamente los enólogos buscan cosechar antes para obtener frescor y acidez. Al mismo tiempo poseen la estructura de los vinos de placer y de gastronomía. Estos vinos son más interesantes en su perfil fresco y comprensible para un público que desea adquirir placer al beberlos. En ese sentido San Juan se encuentra beneficiado porque sus valles altos tienen mucha historia y los viñedos allí son viejos, permitiendo una calidad óptima. También se está estableciendo una articulación interesante entre las zonas bajas (más productivas) y las zonas altas (más limitadas pero más propicias a la producción de vinos Premium y super Premium) esto, para nosotros es muy positivo.

20161114_1153000

¿Cómo ves la actualidad vitícola de la provincia y la imagen que el consumidor tiene de sus vinos? Vemos una nueva dinámica en San Juan. Hay movimiento. Hay reuniones. Estamos trabajando tanto en la producción de vinos de placer y de fineza como en la promoción de los lugares de producción enológica turísticamente hablando. Es importante también que San Juan tenga intercambios con profesionales de alto nivel, tanto empresas como técnicos, en este sentido nosotros venimos trabajando para el camino de construir calidad, fineza y ser altamente competitivos en el mercado y destacados en nuestra región. Eso debería incrementarse en los años venideros. Creo que el consumidor en el pasado tenía una imagen de San Juan como productor de vinos masivos y cálidos. Nosotros queremos demostrar que en la actualidad no es así. Que somos capaces de producir vinos modernos, de placer y de espontaneidad.

 

¿Cuál es el desafío de los vinos sanjuaninos en el mercado? Claramente mostrar que esta región tiene historia, y buenos vinos. Queremos hacerles descubrir el nuevo San Juan. El de altura y placer. El San Juan de los vinos serios, complejos delicados y profundos. Con esto pretendemos poder vender vinos en un segmento más elevado que traccione los vinos de entrada de alta gama.

64652_162720653753980_1690967_n
Cava de Bodega La Guarda (San Juan)

 

¿Cómo definis el Malbec sanjuanino? El Malbec de San Juan puede ser de dos características: los del Zonda y Tulum que se caracterizan por ser sumamente frutales y especiados. Y el de los valles de Pedernal y Ciénaga que son más rectos, minerales, frescos y florales. Bien elaborados ofrecen todos los aromas de la montaña, las flores y la vegetación. Ofrecen el contraste entre frescura y la potencia de lugares cálidos. Esto para nosotros en algo muy positivo. En los Malbec sanjuaninos particularmente también encontramos taninos directos y francos con menos dulzor.

 

Este mes tendremos en nuestra selección exclusiva El Guardado Malbec 2013, ¿qué podes contarnos de este vino en particular? Esta etiqueta representa muy bien el trabajo que hemos comenzado hace unos años. Representa el trabajo de comprensión de las diferentes zonas, para saber realmente que aporta cada una. Además es un vino elaborado con nuestro enólogo de planta, Fabricio Ferrandiz, junto al reconocido enólogo argentino, radicado en Francia, Leo Borsi, quien comenzó a asesorarnos hace un tiempo. Juntos estamos llevando progresivamente los vinos hacia la fineza y la complejidad aromática. En boca es un vino es suave, fresco y liviano pero a la vez profundo y largo. Leo trabaja codo a codo con Fabricio coordinando con Fernando Ciacera en producción y nuestro Jefe de viñedos Mauricio Frau en la comprensión de zonas, adaptando técnicas que Leo trae de Francia, con variedades como Malbec pero también Cabernet Sauvignon, Tannat y Syrah. La energía esta puesta en hacer vinos que representen los lugares de origen. Trabajamos para clarificar el alma de San Juan.

fullsizerender-2
Frente Bodega La Guarda

¿Con qué otras cepas están trabajando en la bodega y que planes tienen a futuro? Además del Malbec, trabajamos con Syrah, Bonarda, Cabernet Sauvignon, y Criolla Sanjuanina. El objetivo más allá de producir vinos de alta gama como Guardado Blend o Guardado es afianzar la línea CHIC la cual deseamos sea un vino suave, fresco pero a la vez moderno y accesible. A modo de experiencias para el futuro estamos trabajando con variedades que en otros lugares les cuesta madurar como Tannat, Cot, Monastrel, Garnacha tinta y Mencía. Son variedades que necesitan contrastes térmicos pero también horas de sol. Algunas como el Monastrel van bien en los suelos arenosos. Además buscamos el equilibrio de una agricultura orgánica. Que seguro nos llevará a mayor pureza en los vinos. La idea es hacer finos elegantes, frutados y destacando lo mejor del terroir y de los diferentes valles. Estamos trabajando en conjunto en desarrollos de innovación en todas nuestras líneas, tanto en el vino en si como en imagen y comunicación, trabajando también arduamente junto a Guillo Millia nuestro diseñador en creatividad y comunicación general de la Bodega.

 

En cuanto a las regiones sanjuaninas, existen nuevos orígenes que ya dan que hablar, ¿ ustedes trabajan en ellos? Trabajamos con distintos valles hace unos años, destacando lo mejor de la altura, del terroir, del clima. Estamos comenzando con Calingasta y Cienága y otros valles nuevos para la industria. Estas regiones altas y frescas nos permiten jugar con los resultados y de alguna manera crear una ecuaciones entre lo alto y lo bajo. Quizás en lo alto el volumen es mas bajo y en lo bajo hay mas. Pero en términos generales es muy positivo porque estas zonas son más tardías lo cual no permite ampliar los rangos en tiempos de cosecha para organizarnos mejor en viñedos y bodega. Además nos aporta ligereza, frescura y profundidad en los vinos. Quizás en la electricidad y la vibración en los vinos que queremos producir. No es tan fácil porque estas subregiones son pequeñas, de accesos mas difíciles, pero buscamos calidad, innovación, descubrir San juan, y dar lo mejor que la zona puede ofrecer. Nuestro desafío y nuestro objetivo es lograr mostrar toda la potencialidad que esta gran provincia tiene para el país y para el mundo entero, en eso trabajamos día a día, investigamos nuevas formas de elaboración e implementamos su impacto en imagen al consumidor.

 

Oops! We could not locate your form.

Queremos demostrar que somos capaces de producir vinos modernos, de placer y espontaneidad.