“La historia de Giménez Riili se relaciona con la voluntad de perseguir nuestros sueños”

Buenos Hermanos Cabernet Franc de la bodega Giménez Riili es nuestro vino Singular de marzo. A continuación Federico Giménez Riili nos cuenta la historia de su familia y la bodega.

Compartir la nota

Los Giménez Riili están vinculados a la vitivinicultura argentina desde hace más de un siglo. Hoy, la generación más joven de esta numerosa familia esta al frente de una pujante emprendimiento en Valle de Uco que combina vitivinicultura y gastronomía con una experiencia turística imperdible.

En Marzo, esta bodega se encargará de nuestro vino Singular y para conocer más sobre su historia conversamos con Federico Giménez Riili.

 

¿Cómo fue el comienzo de la bodega familiar?

La historia de nuestra familia es como la de tantas otras en Mendoza inicia por inmigrantes que llegaron al país en busca de oportunidades. Por esto mismo explicamos que desde fines de siglo XIX la pasión por los vinos corre por las venas de nuestra familia.

Podemos decir que todo comienza en 1890 con la llegada desde Sicilia de Fernando Riili y su esposa Antonia Vacante junto a cinco de sus trece hijos. Ellos se instalarían en Colonia Segovia, Guaymallén, Mendoza e inmediatamente se animarían a dar vida a al sueño del viñedo propio fuera de Europa. En pocos años crearían unas de las primeras bodegas familiares de la zona especializada en buenos vinos en damajuana.

Mientras, en 1905, también llegaba a Mendoza, pero desde Granada, Pedro Giménez Padilla, junto con sus padres y hermanos. Ellos se afincarían en Maipú donde se dedicaron al trabajo de la tierra. Años más tarde, Pedro comenzó a soñar en su propio viñedo, anhelo que en 1945 finalmente hace realidad en La Primavera, Maipú, y se aboca junto con sus hijos al paciente cultivo de la vid.

Sucedió entonces que pasaron los años y Eduardo Giménez conoce a Susana Riili, ambos fruto de estas familias que cruzaron el Atlántico para echar raíces en Mendoza. Estas historias finalmente entrelazaron sueños y pasiones. En 1967, Eduardo se casa con Susana y luego del fallecimiento de su padre, junto con sus hermanos, adquieren y refaccionan una bodega de Rodeo de la Cruz en el departamento de Guaymallén, donde comienzan a elaborar sus propios vinos, para su posterior comercialización. Consecuencia del trabajo, en1972 los hermanos Giménez construyen una nueva bodega más grande, donde continúan desarrollando la tradición familiar. Del amor de Eduardo y Susana nacen 5 hijos varones, quienes muy unidos desde chicos heredan y comparten la misma pasión por la vitivinicultura de sus padres y antepasados. Los Giménez Riili, tienen ya su propia historia compartida desde la unión familiar, la diversidad de pensamientos y el compromiso de mirar hacia adelante con pasión, fraternidad y trabajo.

Hoy a la cuarta generación nos toca continuar este legado en la bodega familiar de Los Sauces, Tunuyán, Valle de Uco. Lugar donde continuamos el legado familiar por el respeto de los procesos, la confianza en nuestra gente, el cuidado meticuloso de cada detalle. Valores que convierten a la bodega en una prolongación de nuestra casa.

 

Federico Giménez Riili junto a Pablo Martorell, enólogo de la bodega, y el equipo a cargo de la finca.

 

Se encuentran en Los Chacayes, una de las regiones vitivinícolas más relevantes en la actualidad. ¿Cuáles son las características de esta zona y qué particularidades logran sus vinos?

Los Chacayes es una zona ubicada a 80 km al sur de Mendoza, en el piedemonte de la cordillera entre 1.100 y 1.400 metros de altura, una zona fresca arriba del pueblo de Vista Flores. Esta atravesada por algunos arroyos secos que bajando de la cordillera dibujaron nuestros suelos compuestos de gravas aluviales. Por lo tanto, son suelos sumamente pobres y muy heterogéneos, donde una vena con mucho limo y arena se puede cruzar con una muy pedregosa, sin partículas finas. La heterogeneidad y pobreza de nuestro suelo, así como la altura, la ubicación relativamente austral y la escasez de precipitaciones, todos estos factores aplican sobre la vid un leve estrés al cual ella responde concentrando todas sus reservas en bayas negras, ricas en polifenoles, acidez y azúcar.

 

La expresión de Los Chacayes en nuestros vinos es producto de la altura, los suelos pedregosos, la escasez de precipitación, todo este contexto extremo lleva a la vid a producir bayas concentradas en taninos, en color, con aroma frescos dentro de los cuales se destacan componentes florales. Nuestros vinos son a la imagen de nuestra uva, concentrados en color, en aromas, con taninos firmes y una boca amplia, todo sostenido por una equilibrada acidez, lo cual le da un perfil elegante y asegura un gran potencial de guarda.

 

¿Qué encuentra el consumidor al descorchar los vinos de Giménez Riili? 

Se encuentra con un trabajo mancomunado de todo un equipo, la idea es transmitir la Experiencia Giménez Rilli en casa. El esfuerzo de cada uno que tiene parte en cada botella, desde los viñedos, elaboración, vestido de dicho producto y obviamente la experiencia al dar a degustar cada copa a quien nos visite. Lo mismo esperamos que pueda vivir cada uno de los socios del club.

 

 

Hoy ofrecemos 4 líneas de vinos, DE NOS con tres diferentes blends, uno de blancas, uno de rosados y otro de tintas. Son vinos con frescura para consumidores millenials. BUENOS HERMANOS son vinos varietales jóvenes con sutil paso por madera. PADRES DEDICADOS ofrece tres varietales tintos con una presencia más marcada del roble equilibrada con las respectivas características primarias de cada cepa. Vinos que se pueden disfrutar en el momento o bien tener en guarda en casa. GRAN FAMILIA son dos varietales, Malbec y Syrah. Estos son vinos con estructura marcada y carácter. Complejidad y sutileza gracias a un paso por barrica nueva durante dos años. JOYAS DE LA FAMILIA es el icono de la bodega. Representa a los 5 hermanos que estamos involucrados en el proyecto en una sola botella en completa armonía. Vino redondo con excelente estructura, final amplio y sedoso para que cada copa sea mejor que la última. Especial para guarda.

 

Buenos-Hermanos-Cabernet-Franc-2015

 

En marzo, nuestro Vino Singular es Buenos Hermanos Cabernet Franc 2015, ¿cómo nace este vino y cómo te gustaría presentarlo a nuestros socios?

Este vino nace de querer llegar al consumidor como un vino de sutil paso por roble francés, combinando la elegancia de las especias y piracinas que predominan en un Cabernet Franc propio de Los Chacayes.

 

 

¿Qué otros servicios ofrecen en la bodega y cómo se los puede aprovechar?

La bodega se encuentra abierta al turismo todos los días. Ofrece visitas guiadas y degustaciones para que el visitante se deleite con el paisaje y con la familia de vinos combinados con tabla quesos y las empanadas típicas mendocinas.

La experiencia se completa con la Casa de huéspedes. La misma tiene 3 años y cuenta con 4 habitaciones totalmente equipadas y con una hermosa vista a la montaña y al valle.

 

Contamos con Restaurant para nuestros huéspedes y para el visitante ofreciendo almuerzo y cena todos los días del año. Aquí los vinos se combinan con una gastronomía tradicional donde no falta la parrilla. En verano, la experiencia se combina con almuerzos bajo la sombra de nuestros árboles y el sonido del arroyo, que transporta el agua de deshielo hacia las viñas.

 

Las clases de cocina transforman este menú en una actividad inolvidable. El turista aprende a preparar platos típicos de Mendoza en el marco de un divertido momento, llevándose el delantal bordado de recuerdo.

No puede faltar un paseo a caballo por los viñedos. El visitan

te puede realizar una cabalgata guiada de una hora.