“Debemos hacer todo lo posible para que nuestra intervención sobre el terroir comprometa lo menos posible al medio ambiente”

Fincha Sophenia logró la certificación Sustentabilidad Vitivinícola de Bodegas de Argentina. Conversamos con Eugenia Luka, encargada de la comunicación de la bodega.

Compartir la nota

El compromiso con el medio ambiente y la sociedad se convirtió en una de las prioridades para las bodegas argentinas. Cada vez son más las bodegas que certifican sus procesos para optimizar este compromiso en pos de proteger el entorno natural donde crecen sus uvas.

 

Finca Sophenia acaba de certificar sus practicas en bodega y viñedos en optimización y cuidado en el uso del agua que reutiliza para el riego de la viña, energía y separación de residuos en la finca y la bodega. Para comprender mejor los beneficios de esto conversamos con Eugenia Luka quien además nos presenta los vinos de la bodega que formarán parte de la Selección Exclusiva de Octubre.

 

Eugenia, ¿cómo fueron los inicios de la bodega?

Finca Sophenia nació en 1998 con una primera plantación de 130 hectáreas en Gualtallary, Tupungato, Valle de Uco. Mi padre, Roberto Luka fundo la bodega junto con Gustavo Benvenuto y la llamaron Sophenia, uniendo mi nombre y el de Sofía, hija de Gustavo, amiga mía desde los 3 años, ya que fue nuestra amistad la que hizo que nuestros padres se conocieran. La bodega se construyó en el año 2002 y en el año 2004 se hizo la primera exportación. Desde el inicio la visión fue la de ser una Estate Winery, es decir, que todos nuestros vinos se elaboren con uvas de nuestra propia finca.

 

¿Cuándo te incorporaste al equipo de la bodega?

 

Me incorporé al equipo en el año 2011 desarrollando tareas de Comunicación y Marketing y paulatinamente participando en tareas de producción. En los últimos años he tenido la posibilidad de comenzar mi proyecto: E´s Vino Wines en el cual elaboramos pequeñas producciones de vinos versátiles y modernos de Tupungato, incorporando nuevas variedades y métodos de elaboración.

 

Finca Sophenia acaba de certificar para al Protocolo de Autoevaluación de Sustentabilidad Vitivinícola de Bodegas de Argentina, ¿qué significa esto?

 

Significa que hemos alineado nuestras prácticas y procesos tanto en finca como en bodega a pautas que nos permiten reducir y gestionar el impacto de nuestras actividades en el medio ambiente, el cuidado de las personas que trabajan en la empresa y la comunidad que nos rodea.

 

Eugenia está a cargo de la Comunicación y el Marketing de Finca Sophenia además de impulsar su propio proyecto, Es´Vino.

 

¿Por qué decidieron tomar este camino?

 

Porque estamos convencidos que es nuestro deber asumir esta responsabilidad y compromiso para con la sociedad y el planeta. Somos una bodega de terroir y hace 20 años plantamos un viñedo en una tierra absolutamente virgen. Debemos hacer todo lo que esté a nuestro alcance para que nuestra intervención en este ecosistema natural comprometa al medio ambiente lo menos posible y que nuestras acciones del presente no comprometan las posibilidades de las generaciones futuras.

 

¿Qué actividades destacas en este proceso de sustentabilidad?

 

Las actividades se enfocan principalmente al cuidado y ahorro de recursos como el agua, la energía y la separación de residuos. En el caso del agua, por ejemplo, que es un recurso muy escaso en Mendoza, hemos desarrollado una planta de afluentes para limpiar el agua que se utiliza en la bodega y poder reutilizarla en la viña. También hemos implementado protocolos para cuidar y minimizar el uso de la energía y la correcta separación de residuos.

 

Muy pronto, los socios de Club BONVIVIR recibirán Finca Sophenia Cabernet Sauvignon como parte de la Selección Exclusiva de Octubre o Finca Sophenia Chardonnay en la Selección Exclusiva Blanca, ¿Qué podrías contarles de estos vinos?

 

Finca Sophenia Chardonnay es un vino que se destaca por mostrar toda la tipicidad del Chardonnay de Gualtallary con la dosis justa de barrica (un 15% fermenta en barricas) que le da una sutileza y elegancia sin perder el perfil aromático y la fruta. Un vino blanco con personalidad y mucha frescura.

 

Finca Sophenia Cabernet Sauvignon muestra también una interpretación elegante de Gualtallary con una crianza de 12 meses en barricas francesas y americanas. Se destaca por su singularidad aromática, buena estructura y acidez, características típicas de la zona.

 

Dos vinos que nos muestran la identidad de un lugar, con tipicidad varietal y crianzas moderadas que potencian su esencia.

 

 

El orgullo del fundador. Roberto Luka, Presidente de Finca Sophenia y padre de Eugenia, se mostró muy orgulloso tras la certificación obtenida por la bodega y sumó algunas declaraciones muy interesantes al respecto:

 

“La obtención del Protocolo de Sustentabilidad nos permite mejorar nuestras acciones y avanzar hacia categorías superiores con la posibilidad de implementar en el futuro energías alternativas a través de paneles solares para ahorrar energía eléctrica y/o gas mediante energía fotovoltaica y energía solar térmica”, agrega Roberto Luka.

 

“Como bodega de Terruño que somos, la tierra para nosotros tiene un inmenso valor, nuestro compromiso con el medio ambiente y con la comunidad de Tupungato es absoluto. Estamos orgullosos de ser parte de Gualtallary”.

 

“Es el compromiso por parte de todas las personas que integramos la bodega teniendo la convicción de que una empresa debe generar un impacto positivo en el entorno y en la comunidad en la que habita asegurando el bienestar de las generaciones futuras. En ello estamos todos orientados desde el Directorio”, concluye Roberto Luka.