Bodega Staphyle, vinos clásicos que miran al futuro

Anualmente en Club BONVIVIR tenemos la fortuna de descubrir muchas bodegas, no todas nuevas pero si muchas sorprendentes. Así es Bodega Staphyle, un proyecto de perfil bajo que vale la pena conocer.

Compartir la nota

Entre los aspectos de Club BONVIVIR que más valoran los socios se destaca la posibilidad de descubrir productores que bien no conocían o nunca habían probado. De nuestra parte, una de las principales alegrías es recibir comentarios de los socios felices por haberse sorprendido con un nuevo vino o que un productor nos cuente que nuevos paladares comienzan a disfrutar de sus vinos.

 

Entre las bodegas que hoy podemos destacar entre las últimas que participaron de nuestras selecciones se encuentra Staphyle, un proyecto que encierra algunas curiosidades que vale la pena dar a la luz. Conversamos con Sebastián Olalla, CEO de la bodega del origen y proyectos de la bodega.

 

Sebastián, ¿como nace el proyecto Staphyle? El proyecto nace por el sueño, el compromiso con la historia de Mendoza y la visión de Federico Porretta (3ra generación de una familia tradicional Mendocina dedicada a la construcción) quien en 2004 decide adquirir y poner en valor una bodega muy antigua de la zona de Carrodilla. Un edificio de 1927 que estuvo abandonado por mas de 4 décadas. Piletas de concreto que se reconstruyeron a nuevas, y que brindaban originalmente 300.000 litros de capacidad. Luego en 2014 se decide ampliar la capacidad con otros 300.000 litros, esta vez con tanques de acero inoxidable de 14.000, 7.500 y 5.000 litros íntegramente dedicados a las líneas de alta gama.

 

¿Quiénes están a cargo de la enología y cuál es la filosofía de la bodega? La Enología de la bodega está a cargo de un equipo de vasta experiencia. Los hermanos Ricardo y Rodolfo Minuzzi que acompañan a Federico desde el primer día. Y la reciente incorporación de Fabricio Orlando como Director Enológico desde la cosecha 2019. Nos permite combinar la “old school” de la enología de Mendoza, con la juventud y la experiencia internacional de las nuevas tendencias globales del mundo vitivinícola.

 

¿Cuál es el estilo de los vinos y que encontrará el consumidor en ellos? Vinos intensos. De buena estructura y de marcada elegancia. De 4 años a hoy nuestros vinos han vivido una evolución técnica notable. Pasando que aquellos vinos con excesiva extracción y pasados de madera, a vinos mucho más briosos, con predominancia clara de la fruta en estado salvaje y destellos de aromas terciarios pero muy bien ensamblados y en completa armonía. Vinos, en definitiva, mucho más naturales y menos intervenidos.

 

¿En qué regiones trabajan para elaborar sus vinos? Contamos con un viñedo de 45 hectáreas en el corazón de Agrelo, y trabajamos pequeñas unidades de 10.000 kg de productores de Ugarteche en Luján de Cuyo, Vista Flores, Gualtallary y El Cepillo en el Valle de Uco. Se destaca y sobresale por ser único, nuestro viñedo en Potrerillos, Luján de Cuyo.

 

¿Cómo se les ocurrió plantar en Potrerillos y que características ofrece el lugar? Con la misma idea de poner en valor el patrimonio histórico de Mendoza, la familia Porretta se hizo cargo del abandonado, por casi 30 años, Gran Hotel Potrerillos. Desde ese momento Federico, tuvo la idea de probar en ese terroir que cuenta con algunas condiciones muy similares a las más extremas del Valle de Uco. Altura superior a 1.300 mts, suelos muy pobres y con una variedad increíble de minerales que hacen de esas casi 5 hectáreas de Malbec, un rincón que dará que hablar en el mundo. Vides implantadas en 2014.

 

Bodega Staphyle
El viñedo que bodega Staphyle posee en Potrerillos ofrece una de las postales más singulares de Mendoza.

 

¿Qué servicios ofrecen al visitante? Visitas guiadas a bodega, degustaciones y almuerzos con reserva previa. Estamos construyendo un restaurante de bodega que esperamos inaugurar en Septiembre de 2021.