2020, un año muy consciente en el mundo del vino

Como nunca, el año de la pandemia dejo en evidencia cómo el mundo del vino es una de las actividades más cuidadosas en sus procesos. Una conducta que marca tendencia.

Compartir la nota

Sabemos que los últimos doce meses nos pusieron a prueba en muchos aspectos como sociedad. De un momento al otro tuvimos que aprender a cuidarnos como nunca antes e incorporar conductas que sabíamos correctas pera a las que muchas veces hacíamos la vista gorda.

Entre las actividades que estuvieron a la altura y casi anticipadamente se encuentra la del vino donde los cuidados, personales y por el medio ambiente, son una norma desde hace años.

Pero la casualidad quiso que en 2020 muchas tendencias que nacen de la responsabilidad social y ambiental ganen terreno en nuestro país. Es mas, a la hora de hacer un repaso por las tendencias de los últimos meses notamos que muchas están ligadas a la menor intervención, la producción organicoa o natural e incluso al veganismo. Veamos de qué hablamos.

Pet nat, burbujas ancestrales

Hace poco dábamos cuenta cómo estos vinos naturalmente efervescentes comenzaban a ganar terreno en el país. Por un lado, de la mano de los productores de vinos naturales que veían en este estilo la mejor manera de hacer burbujas mientras que los especialistas en espumosos tomaron los petillant naturel como una posibilidad de descontracturar las propuestas clásicas que dominan este segmento. Al cierre del año una docena de Pet Nat se encuentran a mano para dar la bienvenida al 2021 de un modo natural, destacamos el más novedoso de Krontiras, el Chakana y las dos versiones de Cruzat, vinos que se suman a los que Ernesto Catena lanzara a comienzos de año. 

Chau sulfitos

Cada vez son más los productores que en sus etiquetas suman la leyenda “sin sulfitos añadidos”. Muchos incluso recurren a la categoría de Vino Natural aunque la mayoría prefiere detallar que no suman anhídrido. Pero sin meternos en discusiones si recomendamos explorara estos estilos que junto a los vinos orgánicos se han convertido en los más buscados por las generaciones más jóvenes de enófilos. Por ejemplo, El Burro Malbec de Santa Julia demostró que esta filosofía no es exclusiva de los pequeños productores aunque hay que destacar que los primeros pasos los dieron bodegas como Krontiras con su Malbec Natural, Chakana con Sobrenatural y Stella Crinita que en 2020 amplio su porfolio con On The Road y Tatú. Como novedades se destacan los Kung Fú de Matías Riccitelli.

Vinos con historia

Con el envión ganado por los vinos blancos en los últimos años y la revalorización de las cepas criollas, en 2020 se consolidó la elaboración de vinos con cepas que supieron ser claves en la historia de la vitivinicultura argentina. marginadas ante el avance de las más globalizadas Chardonnay y Sauvignon Blanc, hoy uvas como Chenin Blanc y Semillón reclaman espacio en el mercado con vinos exquisitos como Nacional de Santa Julia elaborado con Semillón y Torrontés, el patagónico Riccitelli Chenin Old Vines, Cara Sucia Blanco Legítimo, field blend que combina muchas de las cepas que los viñateros solían utilizar para los blancos más populares del país, y por ultimo, D.V. Catena Blanco Histórico fue un lanzamiento que recurrió a partes iguales de Semillón y Chenin.

Naranjos

Los blancos elaborados como tintos, es decir, macerados con pieles por periodos prolongados a fin de lograr el color naranjo que a nombre a la categoría también marcaron la escena de 2020. A la lista que comenzaron a escribir hace unos años Matías Michelini, 2Km y L’Orange de Alma Negra, hoy hay que agregar Flora by Zaha de Alejandro Sejanovich, el primer Naranjo espumoso elaborado por Cruzat a partir de Chardonnay y Zum Zum de Sauvignon Blanc creado por Lamadrid Wines.

Vinos de ánforas

Decir que las ánforas son el nuevo recipiente de fermentación para el vino es dejar de lado los cinco mil años de historia que tiene nuestra bebida favorita. En todo caso, podemos decir que la enología es una actividad que suele buscar en el pasado respuestas para el futuro. Y ahí es donde se suman las ánforas como una opción de modernidad estilística que en Argentina cuenta con algunos ejemplares muy originales para experimentar como Histeria Blanco de Eugenia Luka, Amansado Pedro Ximénez, La Marchigiana Criolla de Catena Zapata y el escaso pero maravilloso Zuccardi The Amphora Project Malbec.

Veganos

La búsqueda por consumir productos saludables, amigables con el medio ambiente y respetuosos de los animales también se instaló en el universo del vino argentino. Incluso, varias bodegas ya certifican sus etiquetas como veganas al declarar que no utilizan insumos de origen animal durante la vinificación y tampoco hacen uso de animales en sus fincas. Si te interesa apoyar a quienes certifican en este camino podes buscar los vinos de Santa Julia, Kaiken, Domaine Bousquet y Chakana, por mencionar solo algunos.