Bianchi IV Generación, la historia continúa

Bianchi IV Generación es la visión de los jóvenes descendientes de la familia que proponen nuevos desafíos, para llevar a la bodega un paso más allá.

Compartir la nota

En pocas actividades los años son tan valiosos como en la vitivinicultura. Bien sabemos que en nuestro mundo, el del vino, el tiempo y las tradiciones tienen un valor especial ya que dan cuenta del respeto de los hacedores con la tierra,  la cultura y el terroir. Un compromiso que con el tiempo, incluso, podemos saborear.

Justamente, por que el legado que nace con los años logra definir el gusto y aromas de los vinos de las bodegas que en algunos casos logran ingresar a millones de hogar hasta convertirse en un clásico. Esto es justamente lo que logró Bodegas Bianchi durante sus noventa y tres años de historia, desde que Don Valentín puso sus pies en San Rafael para crear una de las bodegas icónicas de nuestra vitivinicultura cuyo control supo dejar en manos de sus hijos y así sucesivamente.

Hoy los nietos de aquel inmigrante italiano le ceden el legado a la cuarta generación familiar, un hito anunciado del mejor modo, con una colección de vinos únicos.

Los vinos

Inspirados en el legado familiar con espíritu innovador y visión de futuro, los nuevos vinos de Bodega Bianchi son una línea de alta gama formada por un malbec y un tinto de corte que hablan de la fuerza de la evolución, del conocimiento y del compromiso con el medio ambiente.

Bianchi IV Generación es la visión de los jóvenes descendientes de la familia que proponen nuevos desafíos, para llevar a la bodega un paso más allá. El resultado, vinos especiales en los que prevalecen las características de su lugar de origen.

Ambos vinos expresan la identidad de Valle de Uco, obtenida en bloques específicos de los viñedos de Los Chacayes, y reflejan el carácter de una finca con identidad única e irrepetible.

Elaborados por el enólogo Silvio Alberto en la nueva Bodega Enzo Bianchi, las viñas donde nacen se trabajan detalladamente para conocer los requerimientos y necesidades de cada uno de los bloques seleccionados que componen el Gran Malbec “Bianchi IV Generación Single Block” y el Gran Corte “Bianchi IV Generación Selected Blocks”.

El Gran Corte es un blend de Malbec, Merlot, Cabernet Sauvignon y Petit Verdot cosechadas a partir de bloques seleccionados especialmente para producir tan solo 3.395 botellas. “Es un vino de gran intensidad aromática, con notas profundas, donde se mezclan frutos rojos y negros con dejos especiados de tomillo y pimienta negra, resaltando también esa mineralidad típica de Los Chacayes. Se trata de un vino complejo y seductor, con gran cuerpo y equilibrio, en donde cada una de las variedades aporta sus notas características”- explica Silvio Alberto Chief Winemaker de Bodegas Bianchi. 

Mientras que el Gran Malbec “se elabora a partir de uvas que maduran en un bloque único en Los Chacayes. Un vino fresco,  vibrante, con aromas a frutos rojos, dejos florales a violetas, notas especiadas y minerales balanceadas con suaves toques de chocolate y vainilla, aportados por su paso por roble francés. Sedoso y elegante este Malbec tiene un gran potencial de guarda, de al menos, 15 años” –concluye el enólogo.

Sobre el terruño, Pablo Minatelli, Ingeniero Agrónomo de la bodega explica: “Los vinos que integran la línea “Bianchi IV Generación” son claros exponentes de lo que Los Chacayes, Valle de Uco, puede ofrecer en calidad, elegancia e identidad. Son vinos nacidos en nuestro viñedo de Bodega Enzo Bianchi, donde su suelo característico, con grandes cantos rodados, forja vides con la energía necesaria para atravesarlo y tomar sus nutrientes y el agua de deshielo. En un paisaje abrazado por la inmensidad de la Cordillera de los Andes, a una altitud de 1200 metros y con gran amplitud térmica, encontramos las  parcelas o bloques con características excepcionales que nos permiten elaborar este Gran Malbec y Gran Corte”

Bianchi IV Generación

Esta línea de vinos ideada por la nueva generación de la familia Bianchi Stradella lleva el sello de la innovación en su ADN, por esto mismo, durante el evento de lanzamiento, Andrea García Bianchi, miembro de la cuarta generación de la familia explicó: “Nacimos en el seno de una familia del vino. Entre viñedos y largos veranos compartidos en la finca, aprendimos que el vino nos une y es la esencia de nuestra familia. Heredamos de nuestros padres y abuelos la pasión por producir vinos únicos”.

Por su parte, Enzo Bianchi, primo de Andrea y nieto del gran enólogo homónimo, reflexionó, “hoy sumamos nuestra visión, para crear IV Generación, una línea de vinos que habla de la fuerza de la innovación y nuestro compromiso por el cuidado del medio ambiente. Bianchi IV Generación es la huella de nuestra identidad, para la argentina y el mundo”.

Tercer y Cuarta generaciones de la familia Bianchi Stradella junto al Gobernador de Mendoza, Rodolfo Suárez, durante la presentación de los nuevos vinos.

Por último, Rafael Calderón, Gerente general del grupo de bodegas agregó, “estos tintos representan la visión de Bodegas Bianchi sobre Valle de Uco. La histórica bodega, que  posicionó a San Rafael como zona productora de prestigio en el mundo, desde 2017 extendió su área de acción para apostar a la elaboración en Valle de Uco con foco en la sustentabilidad y en reflejar la identidad del lugar en este vino. La línea Bianchi IV Generación es el resultado del trabajo que venimos realizando en las distintas áreas de la bodega y que responde a nuestra filosofía de respeto por el entorno, la comunidad y el énfasis en las buenas prácticas a lo largo de todo el proceso de elaboración de nuestros vinos”.