Llega el día del Whisky, ¿lo celebramos?

Cada tercer sábado de mayo el mundo celebra el Día Internacional del Whisky y por eso te compartimos algunos tips indispensables de esta gran bebida.

Compartir la nota

Cada tercer sábado de mayo el mundo celebra el Día Internacional del Whisky y por eso te compartimos algunos tips indispensables de esta gran bebida.

El whisky es una de las bebidas más nobles del planeta y celebrada por millones de paladares. Están los que se fanatizan con sus sabores y la complejidad de su mundo mientras que otros lo consumen de modo casual, tanto solo como en un coctel. Lo importante es que son pocos los que esquivan su encanto y calidez.

Por esto mismo es una de las bebidas espirituosas más populares y como corresponde tiene su Día Internacional, que si bien nadie entiende por qué, es cada tercer sábado de mayo, una fecha que nos viene al pelo cuando los primeros fríos del año se hacen sentir. ¿Qué mejor momento del año para un sorbo de whisky?

No importa que tan conocedor de esta especialidad escocesa seas, seguro los siguientes tips va a ayudar a que los disfrutes cada día más.

¿Qué es el whisky? Es la bebida espirituosa obtenida de la destilación de cebada malteada (es decir, cebada cocida en hornos alimentados con turba). Básicamente, se germina la cebada y se la remoja hasta obtener una mezcla que se destila dos veces hasta alcanzar unos 70 grados de alcohol. Luego la bebida espirituosa obtenida es criada en barriles de roble, usados anteriormente con Porto, Jerez o vinos, por un tiempo no menor a siete años. Luego se buscará su graduación final de 40 grados al mezclarlo con agua pura de los ríos de Escocia para obtener la bebida que todos conocemos.

CELEBRA EL DIA INTERNACIONAL DEL WHISKY CON LAS MEJORES ETIQUETAS Y A PRECIOS ESPECIALES APROVECHANDO LAS PROMOCIONES DE NUESTRA TIENDA ONLINE

¿Qué tipos de whisky hay? En Escocia existen básicamente cuatro tipos de whisky: Single Malt, 100% cebada malteada de un único productor, Vatted Malt, es una mezcla de diferentes Single Malt, Scotch o Blended, combina destilaciones de malta y otros granos, y Single Grain son elaborados con cebada sin maltear, trigo o maíz.

Ante esto cabe destacar que los Single Malt son las versiones más puras y cuando se menciona esta denominación en una etiqueta es que corresponde a una única destilería.

Luego, los tipos de whisky dependen del origen ya que cada región por las características del agua de sus ríos y las condiciones climáticas de los lugares de envejecimiento aportan su carácter.

Por último, la edad o tiempo de envejecimiento son muy importantes ya que los ayos en barriles aportan elegancia y armonía y al tratarse de una bebida que con los años no se deteriora podemos encontrar rarezas añejadas por décadas antes de llegar a la botella. En cuanto al año que se publica, corresponde siempre al componente más joven de la mezcla. Y si no menciona año significa que los componentes tuvieron menos de siete años de añejamiento.

¿Es sólo escoses? No. Si bien los whiskys más famosos son escoceses, la historia da cuenta que las primeras destilaciones de esta bebida se hicieron en Irlanda donde también elaboran whisky hasta la actualidad y cuentan con marcas muy conocidas y con la particularidad de ser más suaves. Otros productores importantes de whisky son Estados Unidos y Canadá donde utilizan el centeno como grano principal. En los últimos años Japón se ha sumado exitosamente a la lista de productores de whisky premium siguiendo cuidadosamente las técnicas escocesas.

¿Cómo beberlo? Al tratarse de una bebida con un graduación alcohólica de 40 grados, lo primero que debemos decir es que la mejor manera de beberlo es con moderación. Ahora, en cuanto al modo de disfrutarlo sabemos que hay un tipo de vaso corto, comúnmente llamado de whisky, que es el más popular ya que permite una medida de bebida (idealmente unos 50ml) con algunas rocas de hielo. Sin embargo, hoy es sabido que lo mejor es contar con alguna copa pequeña, los escoceses desarrollaron la propia, para servirlo y disfrutar mejor sus aromas. Pero ante esto es importante saber que en lugar de hielo lo que se agrega al whisky es una medida de agua helada, lo más neutra y pura posible, que por un lado colabora a moderar el efecto del alcohol mientras que colabora a una mejor expresión aromática. De todos modos, ya sea con hielo o con agua la porción a agregar va en gustos.

¿Con qué acompañarlo? Por el largo periodo de crianza es común que los whisky nos ofrezcan notas ahumados y especiadas además de tonos iodados de acuerdo a la cercanía con las costas de las destilerías pero también tonos de manzana, pera, miel y muchos otros descriptores. En boca es siempre intenso, más o menos cremoso. A la hora de acompañarlo hay quienes lo prefieren al momento de la sobremesa con chocolates pero si fuera en otro momento es bueno saber que le van muy bien los fiambres y embutidos y las carnes secas. Los quesos son buenos aliados, preferentemente los del tipo azul madurados y aquellos con mucha personalidad. Entre los postres vale la pena combinarlos con tartas de manzana o peras.