Me manché con vino, ¿qué hago?

Hay que ser honestos: todos alguna vez nos manchamos con vino. La cuestión es que en la desesperación recurrimos a cualquier técnica con tal de remover la mancha, pero no siempre tenemos éxito. ¿Entonces?

Compartir la nota

No importa que tan experto seas a la hora del descorche o de servir vino, alguna vez algo puede salir mal y terminaremos manchando un mantel recién estrenado o la camisa de un amigo o el vestida de una amiga. Ante esto es imposible frenar los impulsos por rosear la mancha con cuanto producto haya a mano aunque los mejor sea mantener la calma y recurrir a alguna técnica eficiente. Hoy te comparto la que acabo de aprender. 

Ni bien se produce el derrame o la mancha lo que tenemos que hacer es buscar algún lienzo o papel absorbente para que el vino no continúe avanzando sobre el mantel o la prenda. Es importante no empezar a refregar la mancha por que esto hará que la superficie afectada sea mayor. Si lo hacemos con papel absorbente asegurémonos de eliminarlo inmediatamente y volver a secar con uno limpio.

Una vez que hayamos secado la superficie afectada hay que echar agua fresca así vamos a conseguir que comience a aflojar la mancha.

Busquemos un salero y vamos a cubrir la mancha con sal, como cuando nos manchamos con aceite. Tenemos que echarle mucha sal hasta no ver en absoluto la mancha y notaremos como la sal se torna rosa. La dejamos unos minutos y la quitamos.

Ahora es momento de limpiar la mancha con agua tibia, no muy caliente y menos hervida. Inmediatamente lo ideal es llevar la prenda a un lavado, manual con jabón blanco o lavarropas. 

¿Es mito?

Existen dos técnicas muy antiguas que indican que para contrarrestar una mancha de vino tinto se debe sumergir la prenda en vino blanco o vinagre. ¿Funciona? Si, ambas funcionan pero no basta con eso sino que luego de sumergir la mancha y dejarla unos minutos en el vino blanco hay que enjuagarla con abundante agua y luego lavarla como de costumbre, solo así saldrá.

EN el caso del vinagre conviene no usarlo puro sino diluido con agua, en partes iguales funcionará igual

Lógicamente que todas estas técnicas no funcionan del mismo modo para todas las telas, hay que ser prudente si se trata de una prenda delicada.