Vinos para San Valentín

Cada 14 de febrero los románticos del mundo celebran el amor. Seguro para la mayoría que lea esto puede parecer cursi, pero al final del día todos lo hacemos. Ahora bien, quien amamos al vino no encontramos mejor forma de demostrar cuanto queremos a nuestras parejas que con un descorche a la altura de la ocasión. claro está que no cualquier descorche nos permitirá cumplir la premisa por lo que te sugerimos que pruebes con los siguientes vinos de acuerdo a cada situación.

Y como es costumbre, para que no te estreses en la búsqueda, en nuestra TIENDA ON LINE tenemos todo lo que necesitás.

Un festejo fugaz. Si querés cumplir con San Valentín sin pecar de obvio o bien no sobre el tiempo para los festejos nada mejor que unas burbujas, más aún si el termómetro roza los 30 grados. Lo ideal es tener algunas alternativas de acuerdo al momento en que toque celebrar, por ejemplo, si es un after office ideal un rosé bien fresco y frutal ahora si preferís un almuerzo o un brunch un extra brut es el comodín que necesitas para cualquier gastronomía y por último si vas a dejar los mimos para la cena un Brut Nature funcionará de aperitivo o bien de sobremesa. Si no queres que te falte ninguna opción clickea ya mismo en la Colección Burbujas que tenemos en nuestra tienda con Alta Vista Atemporal, Cruzat Cuveé Extra Brut, Las Perdices Brut Nature, Lui Pinot Noir Brut Nature, El Relator Malbec Rosé y Progenie III.

 

 

Una celebración modernosa. Sabes que los hábitos en materia de vinos han cambiado en los últimos tiempos y para eso te animas a llamar la atención de tu pareja con un vino que no se imagina. Hoy si querés demostrar que estas al día con las tendencias y considerando el momento del año la clave es un rosé que de más esta decir que siempre implica una connotación romántica desde la etiqueta y más aun en la copa. ¿Cuál? Para cautivar por partida doble en Tienda BONVIVIR encontrarás HJ Fabre Malbec Rosé 2017, un vino fresco, novedoso y con una impronta súper canchera.

 

Un plan clásico. No es ningún pecado ser un tradicionalista de San Valentín que regala flores o bombones, si este es tu caso lo que debes tener listo en la heladera es un buen espumoso como Navarro Correas Grand Cuvée. Te aseguramos que no importa qué preferencias tenga tu pareja, quedará demostrado cuanto la valoras con cada burbuja de la copa.

 

Un cita completa. Ya sea que tengas planeado cocinar un menú completo en casa o bien salir a un restaurante no deberías olvidarte de un descorche que deje a tu pareja sin aliento. Es una ocasión para sorprender y quedar espectacular. Si fuera en un restaurante asegúrate que tengan descorche y lleva la botella como sorpresa. ¿qué deberías elegir entre nuestras promociones? Con la selección especial de Punta de Flechas Blend, HJ Fabre Malbec Cabernet Franc y Finca Sophenia Cabernet Sauvignon tendrás para elegir de acuerdo al paladar de la compañía y con Tanito Evaggio, Antucura Single Vineyard Pukara Cabernet Sauvignon y Aduentus Petit Blend podrás sorprender si se trata de un conocedor de etiquetas.

 

 

Un encuentro a pura dulzura. Sin dudas lo que más vemos por las calles en los días de San Valentín son ramos de flores, no es para menos, en pleno febrero en Argentina la térmica no baja de los 30 grados y los chocolates con forma de corazón puede que no lleguen enteros a destino. Sin embargo, las chocolaterías explotan cada 14 de febrero y este año seguramente no sea la excepción. Si en tu caso San Valentín se celebra con los dedos manchados de cacao lo mejor que podes preparar con anticipación es una botella de un buen tinto, algún encabezado tipo porto o bien un destilado, whisky no falla. De nuestra tienda podes aprovechar la caja especial de Lote Negro 2016 y Dedicado Tupungato Malbec 2016  dos tintos intensos que harán un buen pairing con los chocolates sino un Bourbon como Bulleit, uno de los más aclamados de Estados Unidos.

 

 

Vinos en streaming

Hasta hace unos años el vino básicamente se colaba como actor de reparto en algunos clásicos del séptimo arte, sin embargo, en los últimos años se convirtió en protagonista de muchas películas (en esta nota ya te lo contábamos). Así los tintos y blancos se lucen como excusa de películas románticas pero también en documentales que todo amante del vino debería atender. Aquí cinco imperdibles que podes mirar en el sillón de tu casa con copa de vino en mano.

 

Somm. Netflix ofrece las dos entregas de este documental que en su primera edición abordó el mundo de los Master Sommeliers y los desafíos que implica el examen al que se someten los expertos del servicio de vinos. En la segunda entrega recorre el mundo y presenta a productores icónicos de las regiones más celebres de las historia del vino. Pero los productores de este éxito entre los winelovers no se quedaron cruzados de brazos y presentaron www.sommtv.com un canal de streaming en el que se puede encontrar nuevos capítulos de la saga y lanzamientos mensuales.

 

Sour Grapes. En 2012 hubo un caso que estremeció al mundo del vino. Se trató de una de las mayores estafas realizada con botellas de vinos de colección y tuvo un único protagonista, Rudy Kurniawan. Este supuesto experto y coleccionista de vinos llegó a conquistar a los amantes del vino mas poderosos del mundo en sus degustaciones con vinos exclusivos y muy difíciles de hallar. Su colección privada tenia no solo los vinos más antiguos que alguien puede imaginar sino también lo mas caros del planeta que Kurniawan lanzaba a subasta con cierta frecuencia. Lógicamente los precios que alcanzaban estas botellas escapaban a toda lógica y en poco tiempo este coleccionista amasó un fortuna. Pero todo terminó de la peor manera. Una investigación desenmascaró al Indiana Jones del vino y expuso su estafa de la cual habían sido victimas importantes empresarios, restaurantes y casa de subastas. Con Kurniawan en la cárcel, esta este documental cuenta en detalle su plan mientras el mundo del vino se divide en detractores y defensores.

 

Wine Country. Desde que Side Ways (Entre copas) llevó a la pantalla grande la belleza natural de Napa Valley, la región vitivinícola más famosa de California se convirtió en escenario de varias películas y series. Esta nueva comedia hollywoodense reúne un elenco de reconocidas estrellas para recorrer bodegas y el valle con un libreto que tiene como excusa celebración de los cincuenta años de la protagonista junto a sus amigas. Un comedia ideal para pasear por Napa Valley sin movernos de casa.

 

 

El Camino del Vino. Charlie Arturaola es un histriónico sommelier uruguayo devenido en ciudadano del mundo gracias al vino. Esto lo llevó a recorrer las regiones vitivinícolas más importantes del mundo hasta enamorarse de Mendoza donde rodó esta película junto a figuras sobresalientes de nuestra vitivinicultura. El libreto narra las desventuras que este experto debe atravesar a partir del día que pierde su olfato y talento de catador que se empeña en recuperar visitando bodegas y con la ayuda de enólogos, sommeliers y cocineros. De este mismo personaje vínico también podemos encontrar en El Duelo del Vino, The Wine Guys y su más reciente documental Uruguay Entre Viñas.

 

 

Barolo Boys, Historia de una Revolución. La historia del vino encierra muchos misterios. Por ejemplo, la aparición de vinos y regiones que por años fueron anónimas y que hoy son referencia indiscutida de la escena vitivinícola mundial. Este es el caso de Barolo, Italia, la región del Piamonte famosa por sus vinos de colección que roban los suspiros de los expertos. Pero no todo fue así, hizo falta una jugada muy arriesgada de los productores para que así sean las cosas hoy. Este documental muestra en detalle esta historia y podes encontrarla en varias plataformas, incluso gratuitas.

Bodega Trapiche es la mejor bodega del nuevo mundo

El pasado 27 de enero se celebró en el Palacio de Bellas Artes de San Francisco, California, la vigésima gala anual organizada por Wine Enthusiast, la publicación estadounidense sobre vinos con mayor reconocimiento internacional, para la entrega de los Wine Star Awards 2019.

 

Desde el año 2000, Wine Enthusiast reconoce y homenajea a las personalidades, empresas y regiones que han obtenido logros y han realizado aportes excepcionales al mundo del vino.

 

Por esto mismo, unas mil figuras de la industria y del negocio vitivinícola mundial se dieron cita en un encuentro comparable a la entrega de los Oscar o los Golden Glove del vino. Mujeres vestidas de gala y hombres de riguroso black tie llenaron el cocktail de recepción donde se ofrecieron los vinos que consagraron a cada uno de los ganadores de las diferentes 17 categorías que premia el evento.

 

Cada uno de estos Awards no solo premia trayectoria y calidad sino también el compromiso social y con el medio ambiente por parte de los nominados como así también la innovación y aquellas filosofías de trabajo sustentables.

 

Adam Strum, presidente, editor y director ejecutivo de Wine Enthusiast, ofició de maestro de ceremonias y a lo largo de la noche cedió el micrófono a sus colaboradores y editores quienes se encargaron de presentar y premiar a los candidatos.

 

Argentina con representante de lujo. Durante la gala, Bodega Trapiche recibió el reconocimiento de Mejor Bodega del Nuevo Mundo, ocasión por la cual nos invitaron a ser parte de esta noche inolvidable.

 

Este nuevo Award convierte a Trapiche en la bodega argentina más premiada del mundo, nuevamente reconocida por su calidad, el trabajo llevado a cabo durante más de 135 años y también por su contribución al turismo y cultura del vino mendocino.

 

Michael Schachner, miembro del jurado de Wine Star Awards y editor de América del Sur y España para Wine Enthusiast fue el encargado de entregar este reconocimiento. Antes de llamar a los representantes de la bodega al escenario destacó, “Trapiche es merecedora de este premio por numerosas razones: es una bodega histórica de Argentina que ha resistido el paso del tiempo, no sólo adaptándose década tras década sino también mejorando cada día. Trapiche se posiciona como pionera de toda la industria vitivinícola argentina. Merece la pena destacar su entusiasmo por encontrar nuevos terroirs como por crear vinos de calidad en todos los puntos de precio. A esto se suma un sólido equipo de enólogos con grandes habilidades, un área de hospitalidad y turismo de primer nivel y su visión por el presente y por el futuro. Trapiche cumple con todos los requisitos que una Bodega del Nuevo Mundo puede y debe cumplir”.

Daniel Pi y Diego Herrera de Bodega Trapiche junto a Michael Schachner de WIne Enthusiast.

El encargado de recibir la “estatuilla” más preciada del mundo del vino fue Daniel Pi, Director de Enología de Trapiche quien desde el estrado afirmó “Este Wine Star Award es un reconocimiento a Trapiche y a todo el vino argentino. Es una distinción por el constante ímpetu de nuestro equipo por mejorar, lo que nos ha permitido lograr una posición de liderazgo a nivel mundial. Trapiche tiene un sello propio que nos pone a la altura de los mejores vinos del mundo”.

 

Y este nuevo reconocimiento no es el único motivo de Bodega Trapiche para brindar. La bodega líder en exportaciones de Argentina también fue elegida por quinta vez entre las “50 Marcas de Vino Más Admiradas” de acuerdo al ranking que confecciona Drinks International. A esto se debe sumar que por cuarto año consecutivo se posiciona como la “La Bodega Argentina Más Premiada del Mundo” según el “World Ranking Wines & Spirits” (WRW&S).

 

Una noche de estrellas. Pisar la alfombra roja del Palace of Fine Arts de San Francisco fue sin dudas una experiencia única, mucho más cuando al cocktail comenzaban a llegar las figuras más influyentes del mundo del vino.

Jon Bon Jovi y Francis Ford Coppola durante los Wine Stars Awards.

Durante la degustación de los vinos de diferentes partes del mundo que representaban a cada uno de los 17 Awards, pudimos codearnos y hasta tomarnos alguna selfie figuras consagradas de la enología. Allí estaban los representantes de Bodega Trapiche hasta Francis Ford Coppola quien recibió un Award por su trayectoria como bodeguero de California, Robert y Marie Gallo, miembros de una de las dinastías más importantes del vino estadounidense, Linda Riff, CEO de Napa Valley Vintners, el winemaker francés Gerard Bertrand, miembros de la familia Bogle, propietarios de una de las bodegas líderes de Estados Unidos, Alberto Tascas, el renombrado winemaker siciliano, Dave Phinney, la figura joven en ascenso de la enología en Napa Valley, la familia Nonino de Italia, los creadores y representantes de wine.com, la Master Sommelier Laura Maniec-Fiorvanti, miembros de la familia Torres, refundadores de la vitivinicultura española con inversiones en California y los propietarios de la excéntrica bodega chilena Vik, Alexander y Carrie Vik. Pero sin dudas, el plato fuerte de la noche fue cuando el mismo Jon Bon Jovi, socio de Gerard Bertrand, celebró, guitarra en mano, el award obtenido por su proyecto Hampton Water, con una versión de su éxito de los 80’s Livin’ on a Prayer que todos cantaron junto a él.

Alejandro Iglesias, sommelier de Club BONVIVIR, junto al equipo de Bodega Trapiche tras la premiación.

La lista completa de los Awards fue:

 

Award a Trayectoria: Francis Ford Coppola

Región Vitivinicola del Año: Sonoma County

Award a la Responsabilidad Social y comunitaria: The Bob & Marie Gallo Foundation

Personalidad del Año: Linda Reiff

Figura Destacada del Wine Bussines: Bob Torkelson

Award a la Cultura del Vino: Hampton Water

Award a la Innovación: Oregon Solidarity

Bodega Estadounidense del Año: Bogle Vineyards

Bodega Europea del Año: Tasca d’Almerita

Bodega del Nuevo Mundo del Año: Trapiche

Enólogo del Año: Dave Phinney

Importador del Año: Maisons Marques & Domaines USA

Vendedor del Año: Wine.com

Marca de Destilados del Año: Nonino

Sommelier del Año: Laura Maniec-Fiorvanti, MS

Award a la Mejor Acción Social: International Wineries for Climate Action

Mejor Experiencia en Bodega: Viña Vik

Vino y barricas: ¿son inseparables?

Comunmente leemos que los vinos son criados en barricas de roble, un dato importante pero también algo vago. Si bien el contacto con el roble define el perfil del vino, el proceso de crianza es muy complejo y el efecto no es igual en todos los vinos.

 

Es decir, además de saber si el vino pasó por barrica debemos tener claro cómo lo hizo.

 

Cuando el orden de los factores altera el producto. Los enólogos crían los vinos por que consideran que esto los beneficia. No es ningún capricho. Imaginemos que el valor promedio de una barrica es de 800 dólares. Quién no preferiría ahorrarse esta inversión. Pero repetimos, el vino se beneficia con el roble y muchos consumidores adoran sus efecto.

 

Y esto no es nada nuevo. El vino llegó a las barricas, quizás, de la mano de lo romanos quienes encontraron en la madera un mejor material para trasportarlo. A diferencia de las vasijas, las barricas eran más resistentes a los golpes y movimientos. Pero la mayor sorpresa fue cómo el gusto del vino comenzaba a cambiar en estos nuevos recipientes. Desde entonces, el hombre descubrió que el sabor del vino podía cambiar de acuerdo a la madera utilizada hasta que comprobaron que el roble no solo era el menos invasivo sino que además por su estructura interna era el que aseguraba una menor merma.

 

Ahora, si nos enfocamos en el efecto del roble sobre el vino tenemos que hablar de dos aspectos, es sensorial por un lado y el enológico por le otro. Técnicamente, durante el tiempo que el vino esta en barrica logra afinar su textura, redondear los taninos y estabilizar el color. No todas las cepas o estilos de vinos reaccionan igual incluso el terroir es determinante a la hora de decidir su uso. Hay cepas como Cabernet Sauvignon, Cabernet Franc, Malbec y Merlot que se llevan mejor que otras por que sus vinos son potentes y pueden enfrentar la personalidad del roble. Pero también los blancos son buenos aliados del roble como sucede con el Chardonnay, muchas veces fermentado en contacto con madera.

 

En cuanto a lo sensorial, notaremos que el roble aporta notas de especias como canela, vainilla, cacao, café, clavo de olor y tonos ahumados de acuerdo al tostado de la cara interna de las barricas. Esto se debe a que antes de ser utilizadas la barricas son quemada en su interior para eliminar componentes resinosos y colaborar a la extracción de aromas por parte del vino. Este tostado tiene diferentes niveles, de leve a intenso. Lógicamente, las más tostadas aporta un claro aroma ahumado.

 

 

Por lo tanto, aquí ya tenemos dos factores de la ecuación: tipo de cepa o vino y tostado del interior. Pero faltan muchos más, por ejemplo, tipo de roble. Los mas comunes son el roble de bosques franceses y el de bosques estadounidenses, los primeros dan como resultado una intervención más sutil y una evolución más lenta.

 

Luego queda considerar el tamaño. En una barrica de 225 litros el efecto es más notable que si se trata de una de 500, 1000 o 3000 litros. A mayor volumen al superficie del vino en contacto con la madera es menor de modo que el efecto es más delicado y toma más tiempo.

 

Entonces saber cuantos meses tomará la crianza también es importante por a mayor tiempo mayor extracción y esto imprime una identidad más maderosa. Si el vino no tiene los atributos suficientes para soportar al roble el resultado puede ser perjudicial para la expresión final. Ahora, que la crianza sea efímera puede no brindar ningún resultado.

 

Otra condición importante es la edad del roble. En un primer uso el roble entrega gran parte de sus atributos de modo que en un segundo uso su interferencia será menor y así sucesivamente. Por eso hoy muchos enólogos recurren a roble de muchos usos que básicamente ayudan a los aspectos técnicos de redondez, afinamiento y estabilización pero no aportan aromas ni sabores.

 

Entonces, si queremos entender que tan amantes de los vinos con crianza somos debemos buscar información precisa por parte de la bodega sobre el tipo de roble, el tamaño, los usos y el periodo que el vino paso por las barricas o toneles. Quizás encontrando tres expresiones diferentes notemos perfiles distintos a los que prestar atención ya si comprender el efecto.

 

Uso y no abuso. Es con esta premisa que los enólogos encaran el empleo de las barricas para sus vinos. al igual que un cocinero utiliza las especias y condimentos para sus recetas los vinos usan las barricas y los toneles. Nadie salaria un postre o agregaría azúcar a unos fideos, por lo que un winemaker sabe cuando utilizar o no la crianza.

 

Ahora bien, como sucede con muchos otros alimentos, en el mundo del vino hay tendencias de sabores y algunos consumidores prefieren vinos más ahumados que otros. De modo que las bodegas buscarán satisfacer estas demandas y como suele suceder están quienes exageran para bien y para mal. Pero claramente la responsabilidad no es del roble o la barrica sino de quien los utiliza y cómo.

 

Afortunadamente, con los miles de vinos que existen siempre tendremos la posibilidad de encontrar aquellos que mejor se adaptan a nuestras preferencias. No solo en materia de crianza.

Cómo servir correctamente un vino

Si repasas las páginas de nuestro blog sin dudas vas a encontrar infinidad de notas que te permitirán elegir el mejor vinos, saber cómo conservarlo, con qué acompañarlo y posiblemente que sabor tendrá. Pero nunca nos detuvimos en decirte cómo servirlo sin cometer errores.

 

A primera vista, servir una botella de vino es una tarea simple. Basta un sacacorchos, un par de copas y ganas de beberlo. Pero en esos paso existen algunos consejos que vale la pena conocer.

 

Descorchar. Cuando los sommeliers tomamos una botella de vino, para el común de los consumidores puede que demos varias vueltas antes de servirlo. Pero lo importantes es saber que lo hacemos para asegurarnos que el sorbo valdrá la pena. En este sentido, descorchar las botellas demanda una poco de práctica y atención. Los primero que debemos hacer, y bien que parece obvio, es asegurarnos que estamos por abrir el vino que realmente queremos. Por esto mismo no esta de mas leer con atención la etiqueta, principalmente si su diseño es similar al de otros varietales o bien cuesta distinguir la cosecha.

 

Comprobado que tenemos el vino que queremos beber debemos posicionar la botella de manera firme sobre una superficie estable y usando un sacacorchos de dos tiempos cortamos con el “cortacápsula” la cápsula que protege el corcho. Es importante que lo hagamos por la segunda marca del pico de la botella. De este modo evitaremos que nos quede una gota rebelde en el pico que siempre mancha el mantel.

 

Ahora si la botella es tapa a rosca el asunto es mas sencillo y basta apoyar la botella en la mesa y girar la tapa.

 

Si nos atenemos al protocolo la botella nunca debe moverse o girar hasta que la tomemos para servir. Es decir, gira el sacorchos y nuestra mano, no la botella.

 

Como tomar la botella. En primer lugar una botella debe tomarse con una sola mano, preferentemente la derecha o la más hábil. La altura para tomar la botella en a media altura del cuerpo principal del envase. Hacerlo desde la base es muy elegante pero dejémoslo para los experimentados.

 

Otro consejo importante es secar la copa si esta transpirada, mojada o húmeda. Así evitamos deslizamientos.

 

Servir sin manchar. Este paso para muchos es una misión casi imposible aunque es muy simple. Algunos dicen que la clave es hacer un pequeño giro con la muñeca cuando se termina de servir, lo cierto es que todo es cuestión de practica y decisión. Si servimos temblando obvio que mancharemos y si lo hacemos muy alejados de la copa también. La mejor medida es nuestro brazo y asegurarnos de estirarlo en su totalidad cuando servimos y levantar en un solo movimiento la botella cuando la copa este en la medida deseada.

 

En este paso siempre ayuda tener a mano un lienzo de algodón o una servilleta con la que podamos limpiar el pico cada vez que servimos. Asi nos evitamos que laguna gota quede en el pico y se derrame al dejar la botella parada sobre el mantel.

 

Una botella bien servida debe terminar absolutamente limpia con su etiqueta impecable.

La medida justa. Una copa nunca debe rebasar de vino. Si se sirve de más se complica girarla y llevarla a los labios son derramar es casi imposible. Por esto mismo debemos atender el “Ecuador” de la copa de acuerdo al modelo. Es decir, la parte más ancha de la copa es el límite ideal de servicio.

Un dato más, la botella no debe apoyarse en el borde de las copas al servir y mucho menos moverlas o tomarlas con la mano mientras servimos.

 

Insistimos, estos pasos pueden parecer obvios y la explicación innecesaria pero verán que si los siguen con atención van a sacar mejor provecho de cada descorche.

 

Recordá que en nuestra Tienda BONVIVIR, encontrarás todos los accesorios que te facilitarán la vida a la hora de descorchar, servir y degustar tus vinos favoritos.

 

 

¿Agitar la copa mejora el vino?

Para los que amamos el vino cada descorche encierra un ritual. Desde el momento en que elegimos la botella empezamos a imaginar cada paso que daremos. Si la enfriamos o no, si la decantamos y con qué la acompañaremos.

 

Pero es cierto que algunos de estos pasos han cambiado con el tiempo. En lugar de enfriar la botella quizás ya la tengamos en una cava eléctrica a la temperatura ideal o bien podremos refrescarla con un ice jacket, el descorche podemos hacerlo con un sacacorchos o tal vez la botella tenga tapa a rosca o tapón de vidrio mientras que el decanter podemos reemplazarlo por un Venturi u otro gadget más moderno. Incluso la copa podrá ser de cristal o vidrio, copón o copa de degustación, con tallo o tipo vaso. También otros artículos modificaron la liturgia como sucede con el Coravin.

 

Ahora, lo que no cambia en como beberlo. Es decir, observarlo, olerlo y llevarlo a la boca es siempre igual. Y en este punto hay un recurso que nos permite saborear mejor cada sorbo y hasta nos permite parecer sofisticados, hablamos de agitar el vino.

 

¿Por qué agitamos las copas? Este paso es indispensable para apreciar aromáticamente el vino y la mejor forma de comprobarlo es oler la copa quieta y después de agitarla. Básicamente sucede que al mover el vino lo oxigenamos y así las particular odorantes se activan y son más nítidas.

 

Ahora bien, lo más importante es como agitar la copa y el modo debe ser siempre circular. No importa si es en sentido horario o no, pero si que sea en círculos. Por otro lado la copa se deberá tomar del tallo para no calentar el vino y no hay que hacerlo de modo brusco, todo lo contrario.

 

Hacerlo antes de cada sorbo seguro nos permita comprobar como el vino evoluciona en copa, se abre y nos brinda una aromática más compleja y profunda. Esta claro que decantar el vino acelera este proceso pero aun un vino decantado continua evolucionando en la copa.

 

Otro dato importante es cuanto vino se sirve ya que si se rebasa la medida adecuada corremos riesgo de mancharnos con el movimiento mientras que si servimos demasiado poco igual podremos apreciar los aromas.

 

 

Todo un desafío. Mucha gente al vernos girar la copa intenta repetir el movimiento aunque con temor de mancharse o hacer el ridículo. Para ellos hay un secreto muy simple: girar la copa apoyada en la mesa hasta incorporar el movimiento. El efecto es exactamente el mismo.

 

Así que no dejemos de agitar las copas con cada vino que probemos.

Qué descorcharemos en 2020

El 2019 fue un año muy singular para el vino argentino. Muchas buenas noticias se mezclaron con las cifras desalentadores de un mercado que se retrae y un consumo en baja. Lo bueno es que la calidad de nuestros vinos es protagonista en todos los rincones del planeta mientras lo winemakers locales se consagran entre los mejores del mundo. Argentina ya no es un país que observa las tendencias que se imponen en el mundo sino que impone las propias y ya es una pieza clave del negocio mundial del vino.

 

Hoy te contamos con que tendencias nos encontraremos durante los primeros meses del año y por las que vale estar atentos.

 

 

Vinos desnudos. A nivel global, el vino mira hacía el pasado para planificar el futuro. Es decir, la técnicas y prácticas de ayer son clave para los sabores de hoy. En este sentido vimos la aparición de los vinos naturales que, sin ahorrarse polémicas, proponen una elaboración despojada de la tecnología y acude a la mínima intervención como filosofía rectora. A estas practicas se han sumado diferentes bodegas de todos los orígenes y escalas y muchas de ellas ya pregonan la no utilización de sulfitos en pos de conservar el sabor y la expresión más puras del vino. Entre estos podremos encontrar diferentes estilos y variedades así como también vino para beber jóvenes como algunas interesantes a puestas de alta gama.

 

Vinos con conciencia. En sintonía con el punto anterior y con los movimientos de concientización por el cuidado del medio ambiente pero también por el cuidado de la salud, algunos productores deciden atender necesidades de los consumidores y también sus demanda. La no adición de sulfitos también calza en este apartado ya que cada vez son más los consumidores que los buscan. Los vinos orgánicos siguen en crecimiento a nivel global y muchas bodegas se suman cada año a estas prácticas. Según estimaciones del mercado, para 2023 los vinos elaborados con uvas orgánicas alcanzarán las mil millones de botellas consumidas al anualmente. Lo mismo sucede con los vino biodinámicos mientras que algunos incluso apuestan a la permacultura.

Otro aspecto es el cuidado de la salud y para esto veremos con mayor frecuencias vinos etiquetas como “apto vegano” o “apto celíacos” como también aquellos alineados con diferentes certificaciones de responsabilidad social, sustentabilidad, huella de agua y huella de carbono o comercio justo.

 

Vinos con sentido de lugar. El avance de los estudios sobre los terruños argentinos dieron numerosas noticias durante 2019. Por ejemplo, finalmente se aprobaron las Indicaciones Geográficas San Pablo, Los Chacayes y Pampa El Cepillo, todas del Valle de Uco. Para 2020 los expertos auguran nuevas aprobaciones y vinos cada días más fieles al origen que les da vida. Mientras tanto, la aprobación de Gualtallary como Indicación Geográfica se hace esperar y se convierte en el gran pendiente de los últimos años.

 

Vino en lata. Durante diciembre de 2019 te contamos como diferentes bodegas argentinas finalmente lanzaban sus vinos en lata. Mientras aun se espera conocer el resultado de los primeros meses de este envase en el mercado, varias bodegas confirman que pronto presentarán sus versiones enlatadas. Todo vale para recuperar consumidores y conquistar a los aquellos aun alejados al vino.

 

Vinos extremos. Otro dato interesante del cierre de 2019 fue la presentación en sociedad de Otronia, bodega de Chubut y considerada la más austral del planeta. Con este nuevo límite patagónico para la vitivinicultura muchas otras regiones, algunas extremas, otras curiosas y algunas exóticas pedirán pista en 2020. Por ejemplo, en la provincia de Buenos Aires los viñedos de Tandil y Balcarce ya se hacen escuchar mientras que en San Juan, en el Valle de Calingasta muchos pequeños productores recuperan antiquísimas viñas que son patrimonio vitivinícola nacional. En Mendoza, mientras tanto, La Carrera, un paraje ubicado a 2000 metros de altura se convierte en la nueva gran promesa de la viticultura de altura.

 

Tendencias novedosas. Los paladares curiosos tendrán mucho para aprovechar en 2020 con la aparición de vinos novedosos como los Pet-Nat, los nuevos naranjos, el crecimiento del movimiento de las uvas criollas, los vinos de sed y la avanzada de los vinos elaborados en ánforas. Todas curiosidades que ten contaremos en próximas entregas.

 

 

 

Vinos, libros y vacaciones

Las vacaciones son un momento ideal para ponernos al día con la lectura. La playa, la montaña o cualquier lugar de retiro convierten a los libros en un reparo indispensable.

 

Si sos un amante del vino y la lectura estos son algunos títulos indispensables para meter en la mochila junto al mate y el bronceador.

 

Breve historia de la borrachera. Sin dudas un título muy elocuente el de la obra del filósofo Mark Forsyth. Aquí este ingles que dedica su vida al estudio del origen de las palabras y el significados de los vocablos menos utilizados y olvidados, nos cuenta y explica una de las pasiones del hombres desde los inicios mismos de la humanidad: embriagarse. En su obra Forsyth cuenta qué encontró cada una de las civilizaciones durante los últimos 7000 años de historia para convertir a las bebidas con alcohol en parte indispensable de la cultura. Desde el antiguo Egipto hasta los vikingos, de los griegos a los aztecas o el rol del vino en la Biblia o el gin en Inglaterra. un recopilación que nos ayuda a entender cuál es el placer que encontramos en cada sorbo.

 

Al Gran Pueblo Argentino Salud. Mucho hablamos de la importancia del vino en la historia de nuestro país. Sin embargo, muchos hablamos por boca de jarro sin mayores precisiones. Por esto mismo, el historiador Felipe Pigna recopiló historias de los próceres y personajes más importantes de nuestra historia en torno a un vaso o copa de vino para poner en plano la relevancia de la bebida nacional para nuestra cultura y su rol como actividad económica y la de sus protagonistas.

 

 

“El vino en zapatillas, Nuevas formas de producción y consumo en Argentina”. constante mente te contamos que el mundo del vino ya no es el mismo que hace diez años. mucho menos en Argentina. en su libro la periodista Sabrina Cuculiansky da cuenta de esto junto a los nuevos talentos de la vitivinicultura argentina. Un libro donde entenderás cuales fueron los cambios en un lenguaje ideal para el que ya esta inmerso en el mundo del vino. Una buena alternativa para conocer que sucede puertas adentro d las bodegas y que piensan los winemakers que hoy marcan tendencia.

 

Hola Vino. El libro de Agustina de Alba es de uno de los lanzamientos de 2019 y en su páginas la sommelier que supo consagrarse dos veces como la mejor del país, repasa su vida profesional mientras comparte sus descubrimientos del mundo del vino y suma capítulos completos sobre los conocimientos más básicos del vino. Al recorrer sus paginas se descubre a fondo a uno de los personajes más histriónicos de la sommellerie local además de muchos consejos y sugerencias que todo aquel que se este iniciando en el mundo del descorche sabrá disfrutar.

 

 

Oro en los viñedos. Además de comandar la bodega familiar, Laura Catena se ocupo en los últimos años de editar interesantes libros. Este es el más divertido de su autoría donde mezcla historias indispensables de la historia universal del vino en formato de historieta con ilustraciones y datos puntuales que sirven para descubrir la evolución de nuestra bebida nacional así como también el ascenso de los productores más importantes del mundo, la aparición de los wine writer, el rol de los sommeliers y claro está, la consagración del Malbec en el mundo de la mano de la bodega de su familia.

 

Tras las viñas (Debate, $589). Josep “Pitu” Roca es uno de los hermanos al frente del Celler de Can Roca, uno de los mejores restaurantes del mundo y según expertos, de la historia. Reconocido no solo por su talento como sommelier es también famoso por su pasión por las historias detrás del cada viticultor, viñedo y etiqueta. En este libro, junto a la psicóloga Inma Puig, explora los aspectos más personales de ciertas figuras clave de la vitivinicultura mundial desde Georgia hasta Mendoza. De manera acertada explora el pensamiento y motivos de los viñateros para dar vida a una obra que expone el lado más humano y pasional de la elaboración del vino.

Mitos y leyendas del vino argentino. Hace unos años, Natalia Páez, periodista mendocina, presentó esta obra que pone en papel muchas de las historias más espectaculares de la vitivinicultura argentina. Un libro que recopila folclore, leyendas y mitos populares que trascienden épocas y tendencias.

 

La batalla por el vino y el amor. Alice Feiring es una periodista estadounidense que encabeza desde hace años el movimiento de vinos naturales, orgánicos y con sentido de lugar. En su obra busca desenmascarar los aspectos más frívolos de la vitivinicultura mientras deja en clara su visión de una actividad que ha comenzado a estandarizarse a nivel mundial a partir del rol de los wine critics como Robert Parker. En momentos donde tanto se habla de los vinos naturales, sin dudas este libro es un disparador para quienes aun no tienen en claro cuanto pudo haber cambiado el sabor del vino en los últimos tiempos y abre un interesante debate.

 

 

 

La Guerra del Vino. Apasionante lectura que cuenta cómo los productores de vino europeo atravesaron la Segunda Guerra Mundial y cómo debieron luchar por su más preciado tesoro: su botellas y bodegas. Un libro que permite comprender que la vitivinicultura es una actividad que el hombre protegió con su vida durante los últimos siglos. El foco está puesto en la ocupación nazi de Francia y la avanzada de las tropas alemanas sobre algunos de los chateaux más emblemáticos de la historia. Un libro difícil de soltar como sucede con las buenas copas.

¿Qué es el “sabrage”?

Las redes sociales nos mantienen informados. Hasta aquí ninguna novedad, sin embargo si podemos destacar que Instagram es la favorita de los winelovers.

 

A diario miramos millones de perfiles que comparten qué descorchan y cómo. En varios casos, estas cuentas son muy útiles para saber qué sucede en el mundo vitivinícola, qué productores son los que marcan tendencia y hasta sirven para conocer a las personalidades más importantes del ámbito.

 

Pero en las últimas semanas un hashtag se volvió recurrente: #sabrage. Con esta etiqueta vimos miles de videos donde  descorchaban botellas de espumante con un sable y otras herramientas o artefactos. Una imagen impactante que no deja de hacernos reflexionar: ¿es necesario?

 

Pero más allá de la reflexión, esta práctica centenaria devenida en tendencia suma seguidores y para no fallar en el intento hoy te contamos cómo hacerlo de manera segura.

 

Una historia de victorias. Alguna vez, Napoleón aseguro que “el Champagne es merecido en la victoria y necesario en la derrota” y esta frase tiene mucho que ver con el sabrage. La leyenda cuenta que al regreso de sus campañas, cuando eran victoriosas, las tropas napoleónicas eran recibidas por el pueblo con festejos y celebraciones donde no faltaba el vino. De acuerdo a la jerarquía de los guerreros algunos, básicamente la infantería montada, recibían botellas de champagne. Para seguir con las celebraciones al intentar descorcharlas, retirar el bozal mientras cabalgaban no era viable de modo que comenzaban a golpear los picos de las botellas con sus sables corvos característicos. De este modo, impusieron esta modalidad del sablazo, o sabrage.

 

Cuestión de técnica. Abrir una botella con un sable puede ser más simple de lo que cualquiera imagina, pero también peligroso. En primer lugar hay que ser prudente y asegurarse que nadie va a salir lesionado con el descorche. También es importante asegurarse que la botella no hay sido muy agitada o que este caliente, esto generaría mayor efervescencia y un explosión más poderosa.

 

Para realizarlo correctamente no es necesario retirar el bozal y cabe destacar que más allá de la fuerza del golpe la técnica demanda precisión y un golpe seco en el pico de la botella. Si las cosas se hacen bien el resto del trabajo lo hará la presión interna del gas carbónico.

 

Ahora, un sabrage mal ejecutado puede resultar en botellas rotas y en el peor de los casos en personas lastimadas. Pero insistimos, bien ejecutado el sabrage puede incluso realizarse con la base de una copa de cristal o cualquier otro objeto sólido. A continuación la sommelier mexicana Gina Estrada nos explica al detalle la técnica. De más esta decir, “no lo intenten en sus casas” sin tomar las precauciones adecuadas.

 

 

 

El rey del sablazo. Como suele suceder con cualquier práctica o técnica, existen los expertos y los que conocen todos los secretos. El Sabrage no escapa a esto y cada año algún sommelier busca romper el record en cantidad de botellas descorchadas con el filo del sable. Actualmente, quien ostenta el record es Raimonds Tomsons. Oriundo de Riga, capital de Latvia, este sommelier consagrado como el tercero mejor del mundo de acuerdo al ultimo concurso Mejor Sommelier del Mundo de la Asociación Internacional de Sommeliers, en 2018 rompió el record mundial al abrir 71 botellas en un minuto. A continuación podemos verlo en acción.

 

 

 

 

 

La hora del Negroni

Los argentinos tenemos un larga tradición en el consumo de aperitivos y vermú. Sin dudas, heredada de nuestras raíces italianas y españolas. Sin embargo, en 2019 esta costumbre cobró nuevas energías con marcas locales y una coctelería renovada. Como si fuera poco el Negroni, uno de los cócteles más famosos del mundo y favorito de los argentinos cumplió nada más ni nada menos que 100 años de vida.

 

Con la coctelería instalada en los hogares y miles de recetas simples que podemos ejecutar en cualquier momento y lugar, en Tienda BONVIVIR preparamos el primer Pack de coctelería, esta vez dedicado al Negroni pero al que podrás darle muchos destinos más.

 

¿Qué es el Negroni? Cuenta la historia que a finales del siglo XIX el consumo de vermú se instalaba en la alta sociedad europea, principalmente en Italia de dónde son originarias la principales marcas.

 

Una de las propuestas más populares era el cóctel AMERICANO, una combinación de Campari, vermú rosso, hielo y soda. El creador fue ni mas ni menos que Gaspare Campari quién lo servía en su Caffe Campari de Milán.

 

Un fanático de este coctel era el Conde Negroni quien además se había fascinado con el London Dry Gin durante sus viajes por Inglaterra. Entonces, un buen día de 1919 estando en un bar de Florencia solicitó al bartender que agregara a su AMERICANO un medida de London Dry Gin. Obediente, el hombre detrás de la barra no solo cumplió, al terminar el coctel sumó una rodaja de naranja. Sin saberlo, habían creado una de las formulas más famosas y consumidas de la coctelería. Un receta, a la vez, muy fácil de hacer.

 

Nuestro pack Negroni. Para elaborar un buen cóctel son vitales dos factores, actitud y bebidas de calidad. Sin dudas que el primero nos nace solo y para el segundo nos ocupamos de buscar los mejores ingredientes.

 

El vermú. En Argentina siempre hubo buena materia prima para la elaboración de buenos vermú, por esto mismo elegimos LUNFA ROSSO, el primer vermú argentino, estilo TORINO, de alta gama. Es elaborado de modo artesanal con uva Torrontés de Cafayate, Salta, y un mix de 25 botánicos, entre los cuales se destacan boldo, chaucha de vainilla, manzanilla, flores de rosas, genciana y lúpulo.

 

Se caracteriza por sus aromas florales y cítricos con notas especia- das; en boca es redondo y persistente, con un excelente balance entre dulces y amargos. Por todo esto, es ideal para consumir solo, con hielo, o en cócteles clásicos como Negroni, Americano o Manhattan.

 

El Gin. Creado por los holandeses en el siglo XVII bajo el nombre de ginebra, el GIN se popularizó en Londres donde tomó su receta final: destilado de granos aromatizado con bayas de enebro. Este estilo, más seco y neutro que la ginebra hoy se conoce como LONDON DRY GIN y se elabora más allá de la capital británica.

En Argentina el mejor logrado es HERACLITO London Dry Gin y por esto mismo lo elegimos para nuestro combo NEGRONI. Destilado a partir de un alcohol de cereal de extrema pureza, la fórmula diseñada por Julián Verea cuenta con 13 botánicos que definen su carácter. Además de aprovecharlo en un Negroni bien puede disfrutarse en un GIN & Tonic.

 

 

Campari, todo NEGRONI de ley debe elaborarse con un bitter y en este sentido el original es siempre la mejor alternativa.

 

Manos a la obra.La receta del Negroni es simple, además de precisar los ingredientes ya mencionados (vermú rosso, gin y bitter) se necesita hielo, naranjas frescas y un vaso tipo old fashioned (el de whisky).

 

En primer lugar se enfría el vaso con unos cubos de hielo. Luego se agregan partes iguales de HERACLITO London Dry Gin, LUNFA ROSSO y CAMPARI, se revuelve para integrar las bebidas y se decora con una lámina de naranja con su cáscara.

No te quedes sin tu combo NEGRONI, ya podes comprarlo desde nuestra Tienda y recibirlo en tu casa.