Los vinos más australes de Patagonia

Si bien los primeros viñedos patagónicos fueron plantados hace más de un siglo en el Alto Valle de Río Negro, hoy un puñado de pequeños productores empuja el cultivo hacia límites más australes aún. Son los nuevos vignerons de Chubut quienes a partir de los 42 grados de latitud Sur desafían los extremos para lograr vinos únicos.

 

La nueva cara del vino patagónico

 

Chubut es una de las provincias de la Patagonia argentina. Famosa por sus encantadores bosques a los pies de la Cordillera de los Andes y algunos de los centros de sky más reconocidos de Sudamérica, hoy cuenta con 65 hectáreas de viñedos que ya son noticia mundial.

 

El gran diferencial de estos viñedos lógicamente es su clima frío con temperaturas que en invierno pueden llegar a -12C y aun en verano pueden ser bajo cero. Por lo tanto, las heladas son un riesgo latente y por esto deben utilizar aspersores de agua para proteger las vides y sus frutos durante la época de maduración.

 

Su régimen de lluvias cercano a los 1000 mm anuales es otra aspecto importante ya que los viñedos no demandan riego. Además los vientos colaboran a mantener seco el ambiente y definen la sanidad aunque en ocasiones pueden darse ráfagas de hasta 100 km/h que ponen en peligro las plantas.

 

Los suelos, de origen volcánico, siempre están cubiertos de verde y son ricos en materia orgánica. Su estructura es limo franco arenoso y pedregosos en profundidad de manera que aseguran buen drenaje.

 

Como se puede notar, la ecuación de este terroir es novedosas para la vitivinicultura argentina y no debería extrañar la originalidad de sus vinos.

 

 

Un joven terroir

 

La vitivinícola en Chubut es una actividad reciente que comenzó cuando el bodeguero Bernardo Weinert plantó sus primeros viñedos. Atraído por la similitud de los paisajes de la región con los de Oregon, noreste de Estados Unidos, tras comprobar que la latitud de Borgoña era igual a la de Chubut, decidió plantar en el año 2000 en el Hoyo de Epuyén, 1400 kilómetros al sur de Mendoza. Aquel primer viñedo tendría Merlot, Pinot Noir, Riesling, Gewürztraminer y Chardonnay.

 

Llevó seis años lograr los primeros vinos para su proyecto Patagonian Wines. Un tinto y un white blend aromáticos, ligeros y de frescura firme, perfiles muy diferente a los de cualquier otro vino argentino.

 

Más tarde, estos resultados despertaron interés en la zona y en 2012 Nanty Fall y Contra Corriente se sumaron al cultivo de vid en Trevelin, 180 kilómetros más al sur. Al pie de la Cordillera de los Andes y a una altitud de 350 metros, hoy en esta zona también se encuentra Casa Yagüe y entre los tres productores contabilizan unas 10 hectáreas con Sauvignon Blanc, Riesling, Gewürztraminer, Chardonnay, Pinot Noir y Cabernet Franc. Próximo a ellos, en la Comarca Andina del Paralelo 42 se encuentran Camilo De Bernardi y Pedro Adamow, el primero en la provincia de Río Negro y el otro en Chubut.

 

La bodega más austral del mundo

 

Quinientos kilómetros al sur de la Comarca Andina se encuentra Otronia, la bodega más austral del mundo. Ubicada a 45,5 grados de latitud Sur en la localidad de Capitán Sarmiento, su viñedo cubre unas 50 hectáreas entre los lagos Muster y Colhue Huapi. Propiedad de Alejandro Bulgheroni, este proyecto comenzó en 2011 con el asesoramiento de Alberto Antonini y Pedro Parra. Al momento cultivan Sauvignon Blanc, Riesling, Gewürztraminer, Chardonnay, Pinot Grigio, Pinot Noir y son los únicos que plantaron Malbec en la provincia.

 

En esta región, el clima es más árido y el paisaje corresponde al de estepa patagónica. Con heladas como riesgo latente el principal enemigo de las viñas son los potentes vientos que afectaron algunas hileras del viñedo durante los primeros años de plantación.

 

Con un white blend, dos Chardonnay y dos Pinot Noir en el mercado, ya se convirtieron en una de las bodegas de referencia para los amantes de los vinos elegantes de climas fríos.

Llega Chachingo “Online” Fair

Como una sana costumbre, la Chachingo Wine Fair se instaló en el calendario de ferias de vinos de Mendoza como el evento más esperado para los amantes del vino argentino. Y a pesar de la pandemia, este año no será la excepción y nuevamente permitirá a los winelovers locales disfrutar de grandes vinos de la mano de los winemakers más reeconocidos de Mendoza.

A diferencia de los años anteriores, realizadas en el predio de Casa Vigil, la cuarta edición tendrá un formato virtual vía streamming con degustaciones y charlas guiadas por los mismos productores.

“Más allá de las circunstancias no queríamos dejar de llegar a los fieles seguidores de nuestra feria en el 2020″, explica Fernando Gabrielli, productor general del evento, “Chachingo Wine Fair ya es uno de los eventos más importante del país y este año se reinventa como Chachingo Online Fair desde su escenario original, los jardines de Casa Vigil”.

 

 

Una propuesta única

 

Para esta primera edición virtual, el evento contará con la presencia de los enólogos Walter Bressia, Marcelo Pelleriti, Matías Riccitelli, Alejandro Sejanovich, Alejandro Vigil y Sebastián Zuccardi quienes dialogarán con el público durante dos jornadas, el jueves 26 los anfitriones serán Walter Bressia, Marcelo Pelleriti y Alejandro Vigil mientras que el viernes 27 lo harán Matías Riccitelli, Alejandro Sejanovich y Sebastián Zuccardi.

 

Cómo participar

 

Chachingo “Online” Fair tendrá una duración de una hora (en cada una de sus jornadas) y quienes deseen participar deberán adquirir el wine box con 6 botellas de 750ml, una por cada uno de cada uno de los productores involucrados, con las que obtendrán además el código de acceso a la transmisión de las charlas.

 

Los vinos de la wine box son:

Bressia Profundo 2016 de Bodega Bressia

Signature Malbec 2018 de Marcelo Pelleriti Wines

El Enemigo Cabernet Franc 2017 de El Enemigo Wines

Tinto de la Casa 2019 de Riccitelli Wines

Teho El Corte 2017 de Bodega Teho

Zuccardi Polígonos del Valle de Uco Gualtallary Malbec 2018 de Bodega Zuccardi Valle de Uco

 

La transmisión del evento, vía streaming, permitirá a los amantes del vino de Argentina poder escuchar, desde sus casas, a estos seis grandes viticultores del medio además de disfrutar de destacados shows de música en cada una de sus fechas (un clásico de Chachingo Wine Fair).

 

Los interesados en adquirir su wine box (la cual tiene un valor de $ 7.500 e incluye envío sin cargo a todo el país vía Andesmar Cargas) deberán comunicarse a los teléfonos: 2612659730 – 2615380949 – 223454565

 

“Pensamos en una forma de realización de nuestra feria en la cual pudiéramos incluir a las personas de todo el país que nos visitan año a año. Vamos a realizar una degustación virtual con seis destacados enólogos de Argentina. El cupo total de cajas de vinos que van a salir a la venta es de 160. En cada una de las jornadas los winemakers degustarán sus vinos y cada panel dialogará sobre la actualidad de la industria en la Argentina. La idea es generar una charla absolutamente descontracturada entre dos grupos de amigos”, concluye el productor general del evento.

“Con nuestro Syrah ofrecemos un vino difícil de encontrar en otras bodegas”

Hace unos veinte años, cuando el Malbec comenzaba a dar sus primeros pasos en los mercados internacionales, los vinos de Syrah eran tendencia. Sin embargo, de un momento a otro la cepa oriunda del Ródano y famosa en los viñedos australianos comenzó a perder popularidad.

 

Lamentablemente la falta de apoyo comercial relegó a esta uva a un lugar secundario mientras los viñedos se adaptaban y hoy dan cuenta de la gran calidad que esa uva puede ofrecer en Mendoza. Entre los productores que siempre tuvieron claro que no había que descuidar al Syrah se encentra Germán Di Césare, winemaker de bodega Trivento que eligió este varietal par nuestro vino SINGULAR de Diciembre.

 

Germán Di Césare es uno de los enólogos argentinos con mejor mano para el Syrah y eso queda evidenciado en nuestro nuevo vino SINGULAR.

 

 

Germán, ¿por qué un vino SINGULAR de Syrah?

 

 

Este vino Singular nació de la idea de presentar a los socios de BONVIVIR una propuesta distintiva con características difíciles de brindar por otras bodegas. En Trivento trabajamos con Syrah desde hace muchos años y aprendimos a elaborarla del mejor modo posible en Mendoza.

 

Somos una de las bodegas con más hectáreas de esta cepa que supo ser tendencia hace veinte años pero hoy es algo difícil de comercializar. Pero a mi me gustan los resultados que obtenemos, principalmente en Valle de Uco, y por eso no pensamos cambiarla.

 

La historia de nuestro Syrah tiene que ver con el nacimiento de la bodega de la mano de Concha y Toro cuando decidió invertir en Argentina. En aquellos años el Syrah era una de las cepas más populares en el mundo con buenos resultados y Chile y ellos la conocían muy bien. Apostaron por la cepa en Mendoza donde las condiciones de terroir son muy favorables, en especial en los viñedos más fríos, de altura. Luego con el éxito del Malbec quedó en un segundo plano pero a diferencia de otras bodegas que directamente la dejaron de producir nosotros continuamos y nos convertimos en referentes de esta uva en Argentina gracias a nuestro Trivento Golden Reserve Syrah.

 

¿Qué particularidades tiene el Syrah en Mendoza y que tipos de vinos ofrece?

 

Siempre nos ofrece vinos muy buenos, tenemos viñedos súper adaptados y equilibrados que nos brindan frutos para logra grandes vinos. Le gusta el clima cálido y seco y encima en Valle de Uco se encuentra a gusto por que las condiciones son moderadas en comparación con áreas más cálidas. Además los suelos rocosos son ideales para el Syrah. Madura lento, tranquilo y así nos ofrece un perfil fresco, especiado con aromas a pimientas y sobre todo buenos taninos y color. Son vinos de buen cuerpo y potencia.

 

 

¿Cuáles son las características del este vinos Singular y como te gustaría presentárselo a los socios?

 

Rescato de Trivento Gold Cellar Syrah 2019 que es un vino de color profundo con un carácter varietal nítido de perfil especiado y una crianza en roble americano que nos ayudó a lograr un balance ideal con tonos de especias y un ahumado leve. Además, la vendimia 2019 fue de lo mejor que vimos en los últimos años en Mendoza y eso se aprecia en este vino jugoso y fresco.

 

¿Cómo están transitando el 2020 en la bodega?

 

Te confieso que venimos transitándolo de la mejor manera que podemos y mucho mejor de lo que podríamos haber imaginado. El vino es una de las estrellas de la cuarentena con buenos volúmenes de venta y esto nos permite mantener la actividad de la bodega y poder pensar en el futuro con muchas expectativas. Lógicamente hay incertidumbre en varios frentes como sucede en todos los ámbitos. Nos tocó afrontar situaciones que desconocíamos y que nos pusieron a prueba pero logramos hacerlo de modo muy positivo y eso nos demostró el buen equipo que logramos armar en estos años en la bodega. Logramos adaptar toda la operatoria de la bodega con gente que viene a diario a trabajar y otros que lo hacen desde sus hogares. Hoy estamos diseñando cómo vamos a encarar la próxima vendimia ya que no tenemos claro cual será el panorama de la pandemia en unos meses. Aprendimos que hay que ser ágiles y dinámicos y tener la mente muy abierta para adaptarnos a los cambios.

 

¿Qué novedades hay de la bodega en estos meses?

 

Lo más receinte fue el lanzamiento de Terrunyo Malbec un vinos que vengo trabajando desde hace unos años con Marcio Ramires, winemaker chileno que también trabaja para Concha y Toro en el proyecto Peumo. Terrunyo es una línea de vinos de terroir, de parcela, que transmiten la expresión de lugares muy específicos.

 

Los primeros vinos de Terrunyo fueron elaborados en Chile, un Carmenere de Peumo, un Sauvignon Blanc de Casa Blanca y un Cabernet Sauvignon de Pirque, todas regiones muy identificadas con cada una de esas uvas. Así que le dije a Marcio que quería hacer un Malbec bajo las misma condiciones basado en la filosofía de la identificación con el terrior. Entonces seleccioné el cuartel que mejor expresa la tipicidad de esta variedad pero con un estilo diferente, muy cosmopolita que rescata el perfil de vino que le gusta a la gran mayoría de los consumidores pero atentos siempre al origen.

 

 

Seleccione nuestro viñedo Los Indios, en Paraje Altamira, que se encuentra en el a 1200 metros de altura sobre suelos aluviales formado por el río Tunuyán. Allí el clima es seco, continental, con buena insolación y amplitud térmica.

 

El 5% del vino los criamos en fudres y el resto en barriles de roble francés durante por 16 meses. Así logramos que Terrunyo Malbec 2016 nos brinde un color rojo intenso, con notas violáceas y aromas de frutos negros y especias, con un toque floral en equilibrio con el roble. Ofrece una entrada dulce con taninos persistentes y aterciopelados que concluyen en un final prolongado. Es una edición limitada con un buen potencial de envejecimiento, de unos diez años aproximadamente.

Susana Balbo Wines se suma al Octubre Rosa con su Crios Rosé

En apoyo a la campaña de prevención del Cancer de Mama de la ONG Fundavita, durante el mes de octubre la bodega de la winemaker Susana Balbo donará parte de lo recaudado en las ventas de su CRIOS Rosé de Malbec.

 

Desde 2017, Susana Balbo Wines colabora en Brasil con la ONG União e Apoio no Combate ao Câncer de Mama (UNACCAM) y este año la bodega decidió replicar la acción en Argentina junto una fundación local. Consultora Umami, distribuidora de los vinos de la bodega, y la cadena de vinotecas enoGarage se sumaron a la iniciativa y estarán colaborando con la venta de CRIOS Rosé de Malbec.

 

 

En el contexto de Octubre Rosa, Susana Balbo Wines apoya la comunicación y concientización sobre formas de prevenir y combatir el cáncer de mama bajo el lema Saber te enlaza a la vida.

 

Ocupados en la prevención del cáncer y el acompañamiento de pacientes oncológicos desde 1995, desde Fundavita aseguran que “el Cáncer de Mama es la principal causa de muerte oncológica en la mujer y, detectado a tiempo, puede curarse”.

 

Por su parte, Ana Lovaglio Balbo, Gerente de Marketing de Susana Balbo Wines explica, Durante los tiempos de pandemia que vivimos hoy, entendemos las dificultades para muchas mujeres poder acceder a los controles anuales básicos. Es por eso que queremos recordarles sobre la importancia de acudir al médico para realizar ecografías mamarias y mamografías, ya que son una herramienta clave en la prevención y detección temprana del cáncer de mama.”

“Somos una bodega fundada por una mujer y sentimos el compromiso de apoyar temáticas que son relevantes para las mujeres en particular. Esperamos que Octubre Rosa tenga éxito y que pueda convertirse en parte de nuestra agenda anual”, suma la hija menor de Susana Balbo.

 

El Poder De Las Manos

 

CRIOS es la línea de vinos jóvenes que nació como una expresión de amor y dedicación de Susana Balbo hacia sus hijos, quienes hoy trabajan en la bodega familiar. Son vinos que representan la creación y celebran a aquellos que se animan a descubrir y generar. El icónico sello de la mano en CRIOS es símbolo de esta relación e ilustra a las manos como una poderosa herramienta de madres y mujeres creadoras. Aquello que se crea con las manos tiene el valor, la precisión y el cuidado de lo artesanal. Es por ello que el lema de la línea es #ElPoderDeLasManos.

 

CRIOS Rosé de Malbec 2019 es un vino que ha evolucionado hacia los rosados que hoy marcan tendencia. “El método de elaboración no ha cambiado, es un rosado hecho a base de sangría de una extracción de nuestro Susana Balbo Signature Malbec, procedente de uvas de Paraje Altamira en el Valle de Uco, en el que se ha buscado un color más tenue, tipo piel cebolla”, explica José Lovaglio Balbo, hijo mayor de Susana e integrante del equipo enológico de la bodega.

Wine news: los vinos que llegan con la primavera

Argentina no deja de sorprender con vinos novedosos y sofisticados. Parece mentira la diversidad que hemos alcanzado como país vitivinícola con vinos de expresiones infinitas que no dejan de sorprender aun a los más informados.

 

Hoy revelamos cinco novedades del mercado para que estés al día.

 

David Bonomi es el encargado de custodiar el legado de los viticultores de Luján de Cuyo en sus vinos Perdriel.

 

Perdriel Vineyard Selection 2015. David Bonomi, winemaker de Bodega Norton, es el encargado de dar vida a los vinos de Perdriel, etiquetas que rinden culto a uno de los terruños más importantes de Luján de Cuyo. Luego de años de estudio de los viñedos que la familia Swarovski posee en esta región, finalmente llega este vino para honrar el legado de los viticultores que dieron prestigio a este terruño de montaña. Es un corte elaborado a partir de una selección de las mejores vides de Malbec, Cabernet Sauvignon y Merlot a partir de viñedos de más de 80 años, fermentado con levaduras nativas y criado en barriles de roble francés durante 16 meses. El resultado es un nuevo emblema para Luján de Cuyo que sin dudas llamará la atención de los paladares más exigentes con sus aromas de frutos rojos y negros entrelazados con las especias y las hierbas de montaña. Se luce con buen caudal y textura aterciopelada. Una gran apuesta para la cava.

 

Dedicado White Blend Edición Limitada 2019. Germán Berra es un winemaker inquieto interesado por dar a la luz los tesoros más exclusivos que elabora en Finca Flichman. Para esto acaba de presentar la línea Dedicado Edición Limitada, producto de la exploración de los terruños de Mendoza y su incesante búsqueda de la excelencia. Acompañado de dos tintos, este blanco de Sauvignon Blanc y Semillón de Tupungato resulta súper expresivo y elegante con buen equilibrio de frutas blancas y cítricos que en boca se expresan nítidas junto a una agradable frescura. Un vino para descorchar esta primavera pero también para guardar un tiempo en la cava.

 

Polígonos del Valle de Uco Semillón Tupungato 2019. Esta es la línea de vinos de pueblo que elabora Sebastián Zuccardi junto a Laura Principiano con uvas de diferentes rincones del Valle de Uco. Es una colección en la que cada vino representa la interpretación del comportamiento de cada varietal de acuerdo al viñedo donde se obtienen las uvas. Entre los blancos de la línea, hasta hoy sabíamos de la existencia de un Sauvignon Blanc filoso de Tupungato y un Verdejo memorable de San Pablo al que se suma este Semillón de un viejo parral de El Pera, Tupungato, que llega tras años de intentos por lograr un perfil fiel a la expresión de este varietal en Argentina. De color acerado y brillante, ofrece una aromática austera pero seductora con tonos de fruta blanca, algo de miel y un dejo floral delicado. En boca es amplio, con buena frescura y final prolongado. Un blanco refinado y versátil para platos sofisticados.

 

Andrés Vignoni y Mariano Braga son los creadores del Pinot Noir Desde Los Polos.

 

Desde Los Polos Pinto Noir 2019. Este novedoso Pinot Noir tiene la particularidad de estar elaborado por la Andrés Vignoni, winemaker de Viña Cobos, y el sommelier Mariano Braga. Creado a partir de uvas de Los Chacayes, Valle de Uco, es una partida única y limitada de 600 botellas para la cual realizaron tres diferentes vinificaciones: una con 20% de racimo entero, otra con 10% y una de racimos totalmente desgranados. Criados individualmente en barricas usadas por un años luego son mezclados para dar vida a un Pinot Noir de expresión típica pero a la vez jugada y extrema que gustará a fundamentalistas del varietal. Un vino de excepción para salir del mainstream.

 

Hasta la Vendimia Siempre Chardonnay de Guarda. Bernardo Bossi Bonilla es un winemaker conocido y disfrutado por los socios de BONVIVIR que acaba de estrenar un proyecto personal junto a su amigo Martín Pérez Cambet, un gran conocedor y consultor del negocio vínico. Este blanco de Chardonnay de Luján de Cuyo lleva el sello de Bernardo con una aromática potente y típica de frutos blancos, cítricos y tonos melosos. En boca es amplio y de frescura lograda apero claramente pensado para la guarda. Una curiosidad de partida limitada de la que vale la pena asegurarse unas botellas.

 

 

Colección Especial Espumantes 2020

Arrancó el último tramo de un año muy particular pero no lo suficientemente raro como para dejarnos sin brindis. Por esto mismo en Club BONVIIVR pusimos manos a la obra y seleccionamos las mejores etiquetas de espumosos para nuestra Colección Especial Espumantes 2020.

 

En esta ocasión seleccionamos seis etiquetas elaboradas con uvas mendocinas a partir de diferentes métodos con el objetivo de ofrecer estilos diferentes que van a permitirnos descorchar en diferentes ocasiones y brindar por nuestros sueños y deseos.

 

Como sucede con cada una de nuestras Colecciones, se trata de una propuesta exclusiva para nuestros socios y disponible por tiempo limitado. Para asegurarte tu caja Colección Especial Espumantes 2020 podes hacer tu reserva AQUÍ hasta el 10 de noviembre y vas a recibirla en tu domicilio, sin gastos de envío, a partir del 1 de diciembre.

 

Si queres conocer más de esta colección a continuación te contamos qué etiquetas podrás recibir:

 

 

 

Teho Remuage Nature. Alejandro Sejanovich es el creador de este espumoso de expresión refinada y compleja. La clave detrás de la frescura que ofrecen esta burbujas es, sin dudas, el origen, Gualtallary, un terruño fresco de altura en Valle de Uco. Assemblage de Pinot Noir y Chardonnay champanizado por método tradicional, pasa 24 meses sobre borras y no solo es degollado a los efectos de eliminar las borras, es decir, no se adiciona licor de expedición. Este último dato explica su frescura eléctrica y ataque seco que lo convierte en un vinos ideal para acompañar con frutos de mar o bien como abrebocas.

 

Las Perdices Brut Nature. Carlos Muñoz y Fernando Losilla han creado un amplio porfolio de espumosos para Viña Las Perdices con un claro foco en la obtención de burbujas de calidad excepcional como las de este Brut Nature. Corte a base de Chardonnay con 20% de Pinto Noir, madura sobre lías por 18 meses con la finalidad de alcanzar elegancia y estilo tradicional. Es de color amarillo brillante con burbujas finas y veloces. Aromáticamente se apoya en los tonos de levaduras, pan tostado y frutos secos que se repiten en un paladar amplio y seco con burbuja vibrante.

 

Vuelá Brut Nature. La bodega Piedra Negra, ubicada en Los Chacayes, Valle de Uco, tiene en sus viñedos un curioso paño de Pinot Gris con el que elaboran una original propuesta vínica. Este espumoso da cuenta de ello al tratarse de un varietal 100% elaborado con esta uva exótica para nuestro país. De color amarillo resplandeciente con burbujas de porte medio, es elaborado mediante el método charmat lo que explica su potencia aromática frutal que recuerda a cítricos y frutos blancos. En boca es súper refrescante con cuerpo medio y una burbuja activa que llena el paladar. Ideal para aperitivos y hasta para preparar cocteles.

 

 

Sombrero Extra Brut. Con viñedos en Gualtallary, Huentala Wines es un bodega que en los últimos años nos sorprendió con la calidad de sus vinos. Aprovechando las características de este terruño no solo logran grande tintos sino también blancos inolvidables y espumosos extraordinarios. Este Extra Brut es un varietal de Chardonnay, de ahí su color amarillo de reflejos verdosos y una aromática de perfil cítrico, con buen aporte de manzanas verdes frescas y levaduras en un punto justo producto del proceso charmat lungo. En boca es amplio con paso elegante y fresco donde las burbujas ganan protagonismo de menos a mas. Final largo y complejo.

 

Alta Vista Brut Nature. Famosa por sus tintos de terroir esta tradicional bodega de Luján de Cuyo ha desarrollado un interesante porfolio de espumosos con uvas del Valle de Uco. Este Brut Nature es un varietal de Chardonnay elaborado por método charmat con la intensión de conservar la expresión más frutal en el vino final. De color amarillo cristalino con reflejos verdosos, ofrece burbujas finísimas que impulsan una aromática profunda de cítricos frescos y flores blancas. Es cremoso y tenso, refrescante con final fragante.

 

Alma 4 Pinot Rosé. Hace 20 años un grupo de jóvenes winemakers integrado por Mauricio Castro, Agustín López, Marcela Manini y Sebastián Zuccardi lanzaban una línea de espumosos irreverentes y originales. Con esa misma impronta Alma 4 se convirtió en una casa de espumosos de referencia para los paladares más exigentes. Este Pinot Noir de color salmón con burbujas finísimas es elaborado con uvas del Valle de Uco mediante el método champenoise con una maduración de 20 meses sobre lías hasta alcanzar su particular elegancia. Ofrece cautivantes aromas de frutos rojos con fondo tostado y una evolución que define complejidad. Es seco y refrescante, con rico volumen y fina burbuja. Fluye cremoso y su final es largo.

“Para hacer grandes vinos el componente humano es más importante que la enología”

Los pequeños productores cumplen un rol cada día más importante en la vitivinicultura argentina. Con su trabajo y etiquetas dan vida a proyectos siempre curiosos, nacidos del esfuerzo que aporta color y diversidad al mercado.

 

Mauricio Vegetti, el Japo, es un referente de este movimiento con casi dos décadas de camino hecho como productor independiente. Reconocido tanto por sus vinos tranquilos como por sus espumosos, en Club BONVIVIR tuvimos varias de sus creaciones y para este mes tenemos la oportunidad de presentar el un vino SINGULAR con elaboramos junto a él y su equipo, una buena excusa para conocerlo y que nos presente su LUI Selección del Enólogo Malbec 2019.

 

 

Japo, ¿cuál fue tu primer contacto con el vino?

 

Como en toda casa mendocina el vino siempre estuvo presente en la mesa familiar. Por esto digo que mi primer contacto con el vino fue al ver a mis padres tomar vino. Eso me llamaba la atención cuando era chico y encima mi abuelo era fanático de los espumosos, en cada reunión no solo tomaba sus burbujas sino que hablaba de cuanto le gustaban. Pero nadie en mi familia estaba en la actividad vitivinícola, mi papá trabajaba en la industria del petróleo y mi mamá era maestra.

 

¿Y como terminaste siendo enólogo?

 

Tuve la suerte de cursar el secundario en el Miguel Amado Pouget, un colegio agrícola con orientación enológica y en el último año, después de hacer varias pasantías en practicas agrarias, viaje a Francia para hacer una pasantía en una bodega familiar muy pequeña.

 

Tenía 17 años y el dueño me dijo, “acá tenés las llaves de la bodega, estas son las luces, todo queda en tus manos” y se fue a trabajar la viña. No tenia experiencia y estaba a cargo de los vinos en una región vecina de Aloxe–Corton. Esa experiencia me marco a fuego y me convenció que tenía que hacer vinos. A mi regreso comencé la licenciatura en enología mientras trabajaba como pasante en Peñaflor. Después pasé por Nieto Senetiner y en 2002 comencé con LUI, mi proyecto personal como para ver que onda. Quería hacer mis vinos.

 

Fueron apareciendo proyectos en los que asesoraba y en 2008 arrancamos con Gauchezco Wines, bodega en la que estuve hasta 2019. Hoy estoy enfocado en LUI con ganas de hacerlo crecer y cumplir muchos de los planes que tengo en mente hace años.

 

 

¿Qué otras cosas son las que más disfrutas del mundo del vino y cuáles las que te marcaron a fuego?

 

Viajar y conocer gente me hizo enamorar del vino. Darme cuenta que hay un componente humano más importante que el enológico detrás de cada botella. Eso es más fuerte que la ciencia misma. Cuando entendés eso descubrís que si bien tenes que comprender el terroir, la gente con la que trabajas es, a la larga, lo más importante. El equipo de trabajo que es fundamental a la hora de hacer un gran vino.

 

Sos un pionero entre los “pequeños productores” o “productores jóvenes de vinos de enólogos”, ¿qué destacas del trabajo del “pequeño productor”?

 

Si, soy uno de los más viejos en la movida joven de “vinos de enólogos”. Pensa que con LUI Wines arranque en 2002 y nos convertimos en una especie de puntapié para muchos otros que se sumaron en los últimos años. Nos tocó demostrar que se podía arrancar proyectos pequeños y sostenerlos en el tiempo con calidad e identidad.

 

Pero todo esto es producto de mucho esfuerzo, existen muchos desafíos diarios que como productor independiente tenes que atajar solo. Tenes que estar atento a todo, todo el tiempo. No solo del vino, el corcho, la botella y la etiquetas sino del mercado, los costos, si los vinos funcionan o no, la promoción, los aspectos financieros del proyecto, analizar la competencia y muchas cosas más. Esto demanda una gimnasia más allá de hacer vino.

 

Desde hace unos años, Club BONVIVIR ha tenido vinos de tu autoría en las que conquistaron a los socios, ¿cómo es tu experiencia con BONVIVIR?

La relación con el club es súper amena desde hace años. Hoy me siento amigo del equipo, los conozco a todos. Pero destaco que siempre me sorprendió el profesionalismo que le ponen al laburo, algo que se ve en cada vino que reciben los socios. Conozco el esfuerzo de ustedes por conocer a los productores, saber qué hacemos y dónde, conocer los lugares y mantener esa búsqueda constante de estilos nuevos y diferentes para que los socios reciban siempre lo mejor. Hay un trabajo de fondo enorme que quizás el socio no ve pero se aprecia en la calidad y a nosotros nos obliga a mantener la vara muy alto.

 

 

Este mes nuestro vino SINGULAR lleva tu firma, ¿Cómo fue el proceso creativo de este vino y qué buscas destacarle a los socios de esta etiquetas?

 

Cuando supimos de esta oportunidad, con Lucas Dalla Torre, quisimos elaborar un vino tan exclusivo como todo lo que hacen ustedes por los socios. Así que dijimos, hagamos algo especial y exclusivo que nos identifique como proyecto. Para esto elegí uvas Malbec del mismo viñedo de Vista Flores (Valle de Uco) con el que comencé en 2002.

 

Es un vino fácil de beber, simple pero a la vez complejo del que solo el 20% pasa por barrica para darle carácter pero sin jorobar la fruta. Tiene los aromas de ciruela típicos de Vista Flores y el perfil del malbec que enamoro al mundo, es frutal, de ataque dulzón, jugoso y sabroso.

 

Hoy estas dedicad 100% a LUI, tu bodega, ¿qué proyectos tenes en mente para los próximos meses?

 

Si, nos enfocamos en LUI por que queremos crecer y darle forma a los sueños que venimos conteniendo hace años. Estamos por lanzar nuevas etiquetas que más allá de apoyarse en el carácter del terroir y de cada viñedo se sustentan en las relaciones humanas, los vínculos con el equipo, los viñateros y quienes nos ayudan a hacer los vinos que nos gustan. Estamos trabajando en Mendoza y también en Córdoba, Jujuy y Salta. Queremos unir el terroir con la gente. Sin dudas cuando nos permitan volver a viajar y reunirnos vamos a presentar muchas etiquetas que van a sorprenderlos.

Catas Virtuales BONVIVIR

En los últimos años estuvimos trabajando arduamente el calendario de actividades para el 2020, el año de nuestro décimo aniversario. Pero todos sabemos que tuvimos que adaptarnos y reinventarnos para celebrar estos diez años a la distancia.

 

 

En un comienzo nos mantuvimos conectados por nuestras redes sociales para que no dejes de conocer las novedades y las selecciones que armamos para los primeros meses del año. También aprovechamos estos canales virtuales para presentar nuestro BONVIVIR 10 Años Corte Especial, el vino conmemorativo de nuestra primera década de actividad pero sabíamos que esperaban más de nosotros y así fue que nació el ciclo de Catas Virtuales BONVIVIR en el cual Teresa García Santillán, Verónica Gurisatti y Alejandro Iglesias te presentan cada uno de los vinos que recibirás durante los próximos meses.

 

 

 

Estos contenidos, publicado en nuestro canal de Youtube, incluyen no solo la explicación de nuestros sommeliers acerca de cada etiqueta, sus características y por que fue seleccionado sino que además vas a encontrar a los winemakers y bodegueros más importantes del país presentando sus vinos en una charla intima con Teresa.

 

 

 

Contenidos exclusivos que sin duda vas a disfrutar y los que podrás consultar cada vez que desees descorchar algunos de los vinos que lleguen a tu hogar en las próximas semanas.

 

 

 

 

No dejes de seguirnos y mantenerte cerca de nosotros hasta que podamos volver a nuestros encuentros mensuales exclusivos.

 

La etiqueta más admirada del continente llega a Club BONVIVIR

La legendaria marca Casillero del Diablo, perteneciente al grupo Concha y Toro, se presenta en el mercado argentino con 5 variedades premium: Malbec, Cabernet Sauvignon, Chardonnay, Red Blend y un espumante Extra Brut.

 

Casillero del Diablo se ha caracterizado desde sus inicios por rescatar la máxima expresión de la esencia y tipicidad de sus variedades en los respectivos orígenes donde está presente.

 

 

Marcelo Papa, director enológico de Concha y Toro, explica: “Disfruto explorar nuevos terruños y variedades, siempre con el compromiso de elaborar vinos de calidad superior, esta vez en suelos argentinos. He podido descubrir de primera mano las excelentes condiciones que ofrece este país en materia de climas y suelos”.

 

Además de la calidad que la caracteriza, Casillero del Diablo ha conquistado a millones de consumidores alrededor del mundo por la misteriosa leyenda alrededor de la marca, cuando hace más de 130 años, el fundador de la bodega, Don Melchor de Concha y Toro, al observar que sus vinos de guarda más preciados desaparecían, difundió el rumor de que en aquel lugar habitaba el diablo. De ahí su nombre: Casillero del Diablo.

 

Casillero del Diablo está presente en más de 140 países con un amplio portafolio de productos, lo que la ha llevado a posicionarse en la actualidad como una de las marcas con mayor presencia a nivel global y en noviembre debuta en el mercado local en nuestras selecciones Exclusiva Blanca y Puro Malbec.

 

Marcelo Papa es el winemaker a cargo de los vinos de Casillero del Diablo y la alta gama de Concha y Toro en Chile.

Una ocasión ideal para conversar con Andrés Povedano, Brand Manager de Casillero del Diablo para Argentina, sobre el proceso de desembarco de un de las marcas de vino más admiradas del mundo en el país.

 

Andrés, Casillero del Diablo es una de las marcas de vino más poderosas del Mundo pero con un vínculo muy fuerte con la imagen del vino chileno, ¿cómo nació la idea de desembarcar en Argentina para la elaboración?

 

Como bien decis, Casillero del Diablo es una de la marcas más poderosas del mundo y la historia detrás de su nombre y su consistencia enológica a lo largo del tiempo la han convertido en una verdadera leyenda. Nuestro objetivo es ser protagonistas también en el mercado argentino aprovechando las excelentes condiciones de nuestro país en materia de clima y suelos para la elaboración de vinos premium. De esta forma podemos acercar el producto al consumidor, sabiendo que el argentino tiene una preferencia por los productos locales.

 

¿Cuál fue el proceso de selección de las regiones y varietales que hoy elaboran en Argentina?

 

Trabajamos junto al equipo técnico de Concha y Toro, liderado por Marcelo Papa, como director del proyecto. Hicimos un recorrido por las más destacadas regiones vitivinícolas de Mendoza, en la cual Concha y Toro posee viñedos propios y decidimos elaborar inicialmente 3 variedades: Malbec, Cabernet Sauvignon y Chardonnay provenientes de Luján de Cuyo y Valle de Uco.

¿Cuáles son las expectativas para estos vinos en Arg y el mundo?

El proyecto es exclusivamente para el mercado argentino y recién estamos dando los primeros pasos, en mayo hicimos el primer despacho de Casillero del Diablo Malbec 2018. En el último mes sumamos Cabernet Sauvignon, Chardonnay y Red Blend. Además, para fin de año vamos a lanzar un espumante extra brut. Nos queda mucho por explorar en este mercado.

 

Este mes nuestros socios de Selección Exclusiva Blanca recibirán CDD Chardonnay, ¿cómo les gusta presentar este vino y qué particularidades tiene?

Casillero del Diablo Chardonnay es un vino de entrada fresca, con una acidez que recuerda a las manzanas verdes muy característica de los vinos provenientes de viñedos de altura. Es fluido y persistente, con un balance en nariz de durazno blanco, pera y damasco jugosos. Es un excelente compañero de platos frescos y livianos.

Mientras, los socios de PURO MALBEC recibirán CDD Malbec, ¿que ofrece este vino y que podrían esperar los socios de él?

 

Quienes reciban esta botella encontrarán un Malbec amable y jugoso, cuya sensación dulce en la boca se apoya en la estructura de los taninos maduros. Se desprenden aromas a frutas frescas, como cerezas y frutillas, y a mermelada de frambuesa. En el final de boca se aprecia el roble con sutiles notas ahumadas y de chocolate.