Compartir la nota

Los que saben, cuentan que hace unas décadas atrás, en Argentina a la hora de pedir un buen vino todos buscaban que sea un Cabernet, o bien que en gran parte estuviese elaborado a partir del rey de los tintos que por aquel entonces, se llamaba Cabernet a secas, sin apellido Sauvignon. No había otro cultivado en el país.

 

Sin embargo, las cosas cambiaron. El auge del Malbec desplazó al Cabernet Sauvignon en un segundo lugar de preferencia del público en general aunque varios fundamentalistas del estilo más sobrio de los tintos aun lo proclaman rey. Más tarde, con la aparición del Cabernet Franc como nueva alternativa de la góndola, muchos se dejaron seducir por su estilo más jugoso. Desde entonces, tuvimos que comenzar a usar los apellidos, Sauvignon para uno y Franc para el otro.

 

Pero sin importar estos cambios, lo buenos es que Argentina ya da sobradas cuentas de ser un excelente origen para ambos Cabernet que son protagonistas de nuestra Selección Alta Gama de Mayo con un nuevo Singular Alta Gama como Susana Balbo Mandala Collection Estate Cabernet Sauvignon 2019 y Puramun Cabernet Franc 2018.

 

Por su parte, Susana Balbo Mandala Collection Estate Cabernet Sauvignon 2019 es un varietal de Agrelo, elaborado a partir de las uvas que cosechan en la finca de Agrelo donde se encuentra la bodega. Con una cosecha excelente como fue la 2019 en Luján de Cuyo, el vino SINGULAR que lograron nuestros sommeliers junto al equipo enológico de Susana Balbo Wines es un tinto de color rojo rubí brillante que en primera nariz es sobrio con aromas de frutos negros confitados con dejos de violetas y fondo balsámico con toques de especias como vainilla y canela. Al paladar es voluptuoso, franco y vibrante con textura envolvente y buen estructura. Un Cabernet ideal para los más fanáticos.

 

Por su parte, Puramun Cabernet Franc 2018 es otro lujo que podemos acercar a los socios de la mano del gran José “Pepe” Galante quien selecciona personalmente en Paraje Altamira las uvas para esta etiqueta de su bodega familiar. Tras doce meses de crianza resulta un vino de color violáceo profundo y fragante, con aromas herbales y buena carga frutal que recuerda a arándanos, ciruelas negras y moras entrelazadas con elegantes tonos de especias dulces y cedro. En boca es amplio con centro de paladar tenso y cargado de sabor. Taninos finos y jugosos, regusto herbal y frutado, largo y expresivo. Un obra de arte a altura de uno de los grandes maestros del vino argentino.

Mirá con qué plato de comida podés acompañar

Ojo de bife con puré al carbón

Susana Balbo Mandala Collection Estate Cabernet Sauvignon 2019

Susana Balbo Mandala Collection Estate Cabernet Sauvignon 2019 se disfruta mucho más con ojo de bife.

Ver más