Compartir la nota

El mundo del vino propone infinitas formas para deleitar nuestro paladar. Si bien a veces prestamos solo atención a la composición del vino que estamos por descorchar, lo cierto es que la verdadera clave del sabor es mucho más que eso. La expresión de un vino nace de combinar uvas, regiones y técnicas de elaboración. De aquí que sea tan importante saber de dónde es un vino como también cómo fue elaborado y con que uvas. En estos últimos meses, estos factores llamaron nuestra atención y en especial en los tres vinos que proponemos para la Selección Exclusiva Blanca de Julio. Tres vinos donde todo los factores de unen para asegurar identidad en cada sorbo.

Para el vino Singular del mes elegimos trabajar con componentes del Valle de Pedernal, región que esta transformando la imagen del malbec sanjuanino. Ubicado a 1400 metros sobre el nivel del mar, este terruño extremo permite elaborar vino muy especiales en carácter y originales. Fue junto a Cristián que desarrollamos Fuego Blanco Malbec 2018, un tinto de color rojo violáceo que en nariz es complejo con rica fruta roja y un carácter mineral muy interesante.

Luján de Cuyo es un terruño famoso por sus tintos briosos y caudalosos, pero como solemos decir, en el mundo del vino siempre hay algo que puede hacernos cambiar de opinión. En este sentido, Penedo Borges Expresión Reserva Syrah Malbec 2016 es un blend que recurre a la elegancia pero sobre todo a la amabilidad y ligereza de paladar. Un tinto de personalidad misteriosa en la que el Syrah, uva no tan característica para esta región, define una personalidad curiosa con su aporte balsámico y terroso. Un joya que dejara a mucho con la boca abierta.

Por último, el blanco del mes, Zuccardi Serie A Chardonnay Viognier da cuenta del potencial de los climas fríos de montaña. Un vino donde la potencia del Viognier de Tupungato – Valle de Uco – Mendoza se suma a la tensión y elegancia del Chardonnay de Tupungato – Valle de Uco – Mendoza para asegurar un vino que se luce con sabor y personalidad.

Mirá con qué plato de comida podés acompañar