Selección

junio
2019

El inmenso potencial del Malbec

Compartir la nota

Consagrado en los viñedos argentinos, el Malbec se ha convertido en una de las cepas más exitosas a nivel mundial. Pieza clave de la vitivinicultura francesa hasta el siglo XVIII, de la mano de los vinos argentinos este cepaje tinto logro reconquistar mercados que por siglos lo desconocieron.

Hoy a veinte años de la gran revolución vitivinícola argentina que tuvo al Malbec en el centro de la escena, sabemos más que nunca de este varietal. Entre las tantas cosas que descubrimos con los años es que permite elaborar vinos de guarda que desafían el tiempo pero también que se trata de un vino ideal para exponer las características del terroir de manera directa.

Para dar cuenta de estos dos atributos del malbec, la Selección Alta Gama de Junio apuesta a dos etiquetas que serán inolvidables para los socios.

Durigutti Gran Reserva Malbec 2012 es el encargado de dar cuenta de la complejidad que sumar el tiempo a estos vinos. elaborado con uvas del Valle de Uco y Luján de Cuyo y criado por 18 meses en barrica, este tinto hoy se expresa con tonos de fruto negros confitados y fruta roja pasa, hierbas silvestres y fondo balsámico mientras que en boca conserva intensidad pero con frescura moderada y taninos pulidos. Un vino para descorchar con tiempo y disfrutar en una sobre mesa..

Por su parte, Gran Sombrero Malbec 2015 es un vino que potencia la expresión característica de Gualtallary donde los tintos son profundos, concentrados y potentes. Tras una crianza de catorce meses en roble, este Malbec da cuenta de cómo el terroir se impone con sus aromas frutales, trazos de jarilla y hierbas aromáticas mientras que en boca es potente y jugoso con final intenso pero muy placentero.

Mirá con qué plato de comida podés acompañar