Selección

septiembre
2021

Inspiración francesa en Los Andes

Compartir la nota

Es innegable que el país con mayor influencia en la vitivinicultura es Francia. Sus vinos han inspirado a enólogos de todas las latitudes mientras que muchos bodegueros de origen galo trascendieron sus fronteras para encarar aventuras vitícolas más allá de sus orígenes.

 

En el caso argentino esta influencia comenzó a calar hondo a partir de mediado del siglo XIX con la llegada de las primeras cepas francesas y más tarde cuando los pioneros de la vitivinicultura local buscaron en Burdeos el modelo de vinos a seguir.

 

Pero no quedó ahí, a lo largo del siglo XX el intercambio de experiencias e información entre argentinos y franceses definió el estilo de los vinos locales y a partir de la década de 1990 además vivimos la llegada de nuevos inversores gales que ayudaron al crecimiento de la actividad vitícola en el país. Hoy el saber hacer que de estos expertos se puede apreciar en ciento de etiquetas como las que Club BONVIVIR comparte en su Selección Exclusiva de Septiembre.

 

El primer caso de esta nueva selección es Serbal Assemblage Singular 2020 laborado conjuntamente por Philippe Caraguel, enólogo de Bodega Atamisque y los sommeliers del Club BONVIVIR. El vino resulta de la combinación de 50% Malbec 2020, 15% Malbec 2019, 30% Cabernet Sauvignon y 5% Petit Verdot provenientes de las fincas que la bodega posee en Valle de Uco. Estos componentes fueron fermentados en tanques de acero inoxidable, salvo por el Malbec 2019 que tiene un paso por barrica francesa de segundo uso por 12 meses. Una vez integrados todos los componentes el resultado es un tintos de color rojo violáceo profundo, expresivo, con aromas propios de los terruños de altura con dejos herbales frescos que recuerda a tomillo y romero junto a frutos rojos y negros frescos sobre fondo de especias como clavo y canela. En boca es amplio y sabroso con buen cuerpo y frescura. Taninos redondos que sentencian un final largo muy agradable.

 

Luego, Domaine Bousquet, bodega de capitales franceses, suma su Domaine Bousquet Reserva Orgánico Malbec 2020 un vino de notable expresión de montaña con el estilo de Gualtallary en cada sorbo. De color rojo granate profundo y brillante, es un vino con buen caudal de frutos rojos y negros sobre tonos herbales que recuerdan a la montaña y definen frescura con dejos mentolados. Las especias y ahumados leves completan un combo elegante. En boca es franco con buena definición frutal, jugo y frescura. Taninos firmes de textura tersa. Regusto frutal.

 

Por último, la joven Verónica Ortego propone Mythic Vineyard Cabernet Sauvignon 2019 a partir del varietal más representativo de la vitivinicultura francesa. Elaborado con uvas de Luján de Cuyo, es rojo rubí brillante y concentrado con aromas de frutos negros y rojos frescos, fondo terroso, especias dulces y dejo herbal. Aborda el paladar con buen jugo y frescura, textura dócil y sabrosos. Remarca fruta y especias con taninos amables.

Mirá con qué plato de comida podés acompañar