Selección

abril
2019

Las nuevas caras del vino argentino

Compartir la nota

Tras veinte años exitosos, la vitivinicultura argentina ha cobijado a nuevos protagonistas que llegan a los viñedos locales desde diferentes rincones del mundo. En un primer momento, allá por los últimos años del siglo XX, fue el turno de los grandes inversores que llegaron al país de la mano de figuras como Michel Rolland o Paul Hobbs. Así nacieron grandes potencias de la vitivinicultura Argentina como Salentein y Clos de los Siete donde se dieron cita algunas de las familias más poderosas del ambiente vínico europeo. Luego llegaron otros jugadores de peso como los catalanes Codorniu y Freixenet y así se fueron poblando regiones que hoy son icono de la producción de vinos como Luján de Cuyo y el Valle de Uco.

Pero este fenómeno de atracción de los extranjeros por las viñas argentinas no se detuvo y dio espacio también a empresarios de otros rubros que soñaban con la bodega propia. Lo mismo pasaría con otros relacionados por años a bodegas que decidieron cumplir también la fantasía de elaborar su vino. En Abril, Club BONVIVIR convocó para su Selección Alta Gama dos proyectos jóvenes que amplia la gran familia del vino argentino.

BIRA Wines, es un proyecto impulsado por dos trabajadores de la industria de larga trayectoria: Santiago Bernasconi, un comercial que se ha desempeñado en numerosas bodegas locales y Federico Isgro, quien trabaja codo a codo con Karim Mussi en Altocedro. Ambos de descendencia italiana, buscaron en el Sangiovese su diferencial para dar vida a Tanito Evaggio 2018, un corte de Malbec, Sangiovese y Cabernet Franc. Así nace un tinto moderno y expresivo de paladar delicado y envolvente que busca en la delicadez su esencia.

Por otra parte, Antigal Winery es el sueño de Virgilio Cartoni, empresario chileno que a comienzos del 2000 decidió restaurar una antigua bodega de Maipú para elaborar sus propios vinos con uvas de Primera Zona y Valle de Uco. Entre sus creaciones, la elegida para esta ocasión es Aduentus Petit Blend 2016, un red blend de espíritu moderno y perfil tradicional con buen carácter y complejidad.

Mirá con qué plato de comida podés acompañar