Compartir la nota

Los argentinos tenemos la fortuna de disfrutar infinidad de estilos de vinos sin tener que buscar en otras latitudes. Esto se debe a que las regiones vitícolas argentinas ofrecen muchos varietales posibles que las bodegas aprovechan para desarrollar sus porfolios. Sin embarga, para muchos ese variedad se restringe al favorito de todos, al Malbec. Es cierto que este varietal ofrece numerosas facetas de acuerdo al origen o quién lo elabore. Y para muchos eso alcanza. Sin embargo existen muchos otros vinos para probar y descubrir, entre ellos los que supieron ser los grandes clásicos argentinos, los de Cabernet Sauvignon y los tintos de corte hoy mejor conocidos como Red Blends. Para nuestra selección Exclusiva de Noviembre hicimos foco en éstos y seleccionamos tres etiquetas invitan a investigar más sobre la diversidad local.

El primero de la lista es Don Nicanor Cabernet Sauvignon 2016 elaborado por Santiago Mayorga para Nieto Senetiner. Fiel al estilo de esta tradicional casa de Vistalba, Luján de Cuyo, este Cabernet fue criado durante doce meses en barricas para lograr una expresión clásica donde los frutos negros se entrelazan con las especias y los ahumados del roble para elevar su elegancia. Un Cabernet de manual que todo paladar sabrá disfrutar.

Sin dudas, otra categoría que se impone en Argentina y hay que aprovechar es la de los vinos de corte y aquellos que recurren a Malbec y Cabernet pican en punta. Sino bastara descorchar Casarena Estate Red Blend 2016 que con uvas de Agrelo y Perdriel despliega elegancia con modernidad en un tino que es puro sabor a partir de una corte 60% Cabernet Sauvignon y 40% Malbec. Una apuesta versátil que conquista por intensidad y delicadeza.

Por último, nuestro vino SINGULAR del mes es un corte complejo y expresivo que elaboramos junto a Juan Roby en Bodega Lagarde. Para este caso recurrimos a Malbec, Cabernet Franc y Petit Verdot provenientes de Gualtallary y Perdriel, una formula explosiva que se ha bautizado Lagarde Blend de Tintas 2018 y resultó complejo con la expresión y frescura de la altura y el paladar carnoso de Luján de Cuyo. Un vino único que nos entusiasma mucho ver su evolución.

Mirá con qué plato de comida podés acompañar