Bodega Casarena

Casarena Bodega y Viñedos

Tipo de uva

Malbec, Cabernet Sauvignon, Cabernet Franc, Merlot, Petit Verdot, Syrah, Sauvignon Blanc, Chardonnay, Viognier.

Fecha de fundación

2007

Región

Agrelo y Perdriel, Luján de Cuyo. Mendoza.
Compartir la nota

Casarena Bodega y Viñedos es un proyecto vitivinícola que le rinde homenaje a la rica tradición de Agrelo y Perdriel en Luján de Cuyo, dos de los mejores terroirs en Mendoza. A una altura de 945 metros sobre el nivel del mar, en el Alto Valle del Río Mendoza, estas insuperables denominaciones albergan algunos de los viñedos más antiguos y preciados de la provincia cuyana.

 

Fiel a este homenaje, Casarena está ubicada en el corazón de Perdriel, en el edificio de una bodega centenaria, construida en 1937, que fue totalmente renovada para el proyecto.
Casarena Bodega y Viñedos cuenta con cuatro fincas propias -Viñedo Jamilla´s Vineyard, en Perdriel, Viñedos Lauren´s Vineyard, Owen´s Vineyard y Naoki´s Vineyard, en Agrelo- que conforman un total de 144 hectáreas. En ellas hay plantadas las variedades: Malbec, Cabernet Sauvignon, Cabernet Franc, Merlot, Petit Verdot, Syrah, Sauvignon Blanc, Chardonnay y Viognier, con vides de de 5, 19 y 80 años.

 

Casarena nace en 2007 con la compra de su primera finca. Los cuatro viñedos de la bodega se encuentran en Agrelo y Perdriel en Luján de Cuyo, zona de un suelo especialmente apto, de tipo aluvial, rocoso, arenoso, permeable, fértil, no salino y de gran profundidad, lo que permite un buen desarrollo de la vid y confiere al vino gran cuerpo y estructura.
Además, es una de las zonas “frías” de la provincia de Mendoza, con excelente sanidad, donde se pueden realizar prácticas de viticultura casi-orgánica. Su característica sobresaliente es una gran amplitud térmica diaria, con días templados y noches frías, que confieren a la uva una mayor riqueza en sustancias aromáticas y colorantes. Posee clima Continental con un promedio de precipitaciones anuales de 200/300 mm. En verano, la diferencia de temperatura entre el día y la noche oscila entre los 24º.
Una zona con inmejorables condiciones de altura, clima y suelo para el cultivo de viñedos Premium.

 

Gran cantidad de los viñedos mendocinos tienen su origen a principios del siglo XX y constituyen una genuina colección, responsable de la reputación de los vinos de la provincia, especialmente de Luján de Cuyo.
Con el espíritu de celebrar la riqueza de Agrelo y Perdriel, Casarena conduce una innovadora investigación sobre el carácter inimitable de los cortes de vides antiguas de Malbec de los viñedos más respetables, preservando así la herencia genética única del Malbec de la zona. La investigación apunta a conseguir clones de viejos viñedos con las mejores condiciones para el varietal.

 

Perdriel se ubica bordeando los márgenes del Río Mendoza. A lo largo de milenios, el río ha dejado un suelo limo rocoso con abundantes piedras en superficie. Estas características de suelo únicas producen Malbecs rotundos y plenos con un perfil de fruta roja, con aromas que destacan y un pedregoso toque mineral.
Agrelo se encuentra al sur de Perdriel y un poco más alejado del río. El arcilloso suelo aluvial es evidente a lo largo de la denominación, produciendo Malbecs más oscuros con un perfil de frutas negras, concentración con mucho cuerpo y estructura profunda.

 

Benardo Bossi Bonilla y Alejandro Sejanovich forman el equipo a cargo del estilo de los vinos de Casarena. Ambos trabajaron juntos en el equipo enológico de la bodega Catena Zapata.
Bernardo Bossi Bonilla es el responsable de la elaboración enológica, mientras que Alejandro Sejanovich tiene a su cargo la conducción de los viñedos.
La vasta experiencia de ambos en Agrelo y Perdriel, garantiza la misión de la bodega, la de conmemorar estos terroirs tan tradicionales y exclusivos.

 

El viejo edificio de adobe de Casarena – del cual sólo quedó la fachada – fue totalmente reciclado y adecuado para el funcionamiento de una bodega de vanguardia enológica para la elaboración y crianza de vinos Premium, que combina lo mejor del proceso tradicional con innovación tecnológica.
Casarena cuenta con una Sala de Vendimia equipada con maquinaria tecnológica de última generación de origen francés: prensa para vinos blancos y tintos, bomba, despalilladora y una doble mesa de selección con manejo gravitacional, que previene el daño del hollejo y la ruptura de la película. De esta manera, se evita el aumento de la temperatura y los granos llegan enteros a la vasija de fermentación, asegurando sanidad, limpieza y pureza varietal.
Del 1.100.000 litros de capacidad en piletas de hormigón del edificio de la original bodega, quedaron 500.000 litros en piletas de hormigón revestidas con epoxi y equipadas con un sistema de frío y calor, que ayuda a evitar cambios de temperatura durante el proceso de fermentación. Además, el hormigón es un material que resulta especial para la elaboración de vinos tintos de alta calidad: brinda una gran contención térmica durante el proceso.

 

En la actual Sala de Tanques de Acero Inoxidable – con capacidad para 150.000 litros -, se alojaban viejos toneles de 10.000 litros.; los mismos se desarmaron y su madera fue utilizada para formar parte de los cálidos pisos de la Sala de Degustación.

 

Casarena cuenta con una Sala diseñada para albergar 400 Barricas de Roble Francés, con temperatura controlada y un sistema de humidificación programada para mantener la calidad de la madera.
En la Finca Lauren´s Vineyard, la mayor de las tres propiedades de la bodega, se construyó un reservorio de 44.000.000 litros de agua natural proveniente de deshielos.

 

En todas las fincas se realiza riego controlado para detener el crecimiento del grano en la planta, asegurando mayor contacto del hollejo con la pulpa.

 

El fraccionado y puesta en botella se realiza en la propiedad.

 


www.casarena.com

Bernardo Bossi Bonilla y Paula González son los responsables de la elaboración enológica de Casarena.



Línea de productos