Compartir la nota

Una de las características principales de la viticultura argentina es la altura de sus viñedos. Si se toman las zonas más representativas del país, el promedio de cultivo se ubica en los 900 metros sobre el nivel del mar. Esta condición es vital para que las uvas maduren de forma adecuada en las áreas semidesérticas donde se lleva adelante la actividad vitícola. La importancia de este factor radica en el clima de montaña que permite que la temperatura ambiente descienda un grado centígrado cada 120 metros que se trepan en la montaña. Por lo tanto, un viñedo ubicado a 1100 metros goza de un clima mas moderado que otro cultivado a 800.

Esta condición se hace cada día mas importante en la búsqueda de frescura y elegancia. En esta oportunidad nuestra selección exclusiva pone este factor bajo la lupa con tres vinos con características muy diferentes. Por un lado, Dante Robino Reserva proviene de Perdriel, terroir de Lujan de Cuyo ubicada a 980 metros de altura mientras que Coquena Corte es elaborado con uvas de Cafayate y Tolombón, zonas de los Valles Calchaquíes que se ubican entre los 1700 y 1900 metros. Por su parte Piattelli Torrontés nos demuestra la importancia de este factor para los blancos donde la acidez natural es la clave de su expresión, sabor que acentúa gracias a las noches frías de la montaña.

Como mencionamos anteriormente, Bodega Dante Robino recurre a uvas de Perdriel, Luján de Cuyo para su Dante Robino Reserva Malbec 2015. En esta región el clima cálido y seco permite lograr uvas con muy buena maduración que se traducen en vino intensos al paladar, con taninos mullidos y fluir envolvente. Es por esto que su varietal resulta expresivo y sabroso con trazos de frutos rojos y negros maduros que se integran al roble de manera equilibrada. Un Malbec de perfil clásico pero que apuesta a los sabores firmes.

Piattelli Reserve Torrontés 2015 es un blanco de perfil calchaquí elaborado con uvas de un viñedo emplazado a 1700 metros de altura. Ubicadas en el extremo noroeste de Cafayate, estas vides crecen sobre suelos pobres, franco-calcáreos, arenosos y en algunos sectores pedregosos. A estas condiciones se suma un clima árido de montaña con bajas precipitaciones y un sol presente durante más de 300 días del años que asegura la maduraciones y las condiciones sanitarias optimas. Sin embargo, son las noches frescas las que colaboran a la concentración de aromas y sabores.

Y para cerrar esta selección exclusiva de Junio presentamos una nueva y exclusiva propuesta, nuestro primer Vino Singular. Esta etiqueta inaugura un nuevo concepto que formará parte de nuestras selecciones a partir de hoy. Cada Vino Singular es elaboradas por reconocidos enólogos locales en conjunto con nuestro equipo de catadores y sommeliers. Un trabajo que suma a la habilidad de los winemakers la experiencia de nuestro panel de cata sobre el gusto y preferencia de los miembros de BonVivir. Para esta primera entrega, el trabajo se realizó junto al equipo enológico de la Bodega San Pedro de Yacochuya, Marcos, Arnaldo y Pablo Etchart. Para esto BonVivir viajó a Cafayate, Salta, para elaborar este primer vino de corte de la línea Coquena. El blend de Coquena Corte 2015 es Cabernet Sauvignon, Malbec y Tannat, una fórmula que dio vida a un vino de buena estructura y acidez con perfil balsámico y herbal donde las frutas maduras completan un combo expresivo y sabroso.

Mirá con qué plato de comida podés acompañar

Fideos gruesos con mariscos

Piattelli Reserve Torrontés 2015

El Piattelli Reserve Torrontés 2015 se disfruta mucho más con fideos gruesos en manteca con mariscos.

Ver más

Buns de asado nikkei

Coquena Corte 2015

El Coquena Corte 2015 es el compañero ideal de buns (panes al vapor) de asado Nikkei con salsa criolla.

Ver más