Compartir la nota

Si bien en otras épocas bastaba decir si que un vino era mendocino para imaginarse un estilo o un sabor hoy es imposible usar el origen como única referencia. Y mucho menos en Mendoza. La principal región vitivinícola del país ofrece cada vez mas orígenes, estilos y variedades que entre todas abonan a una diversidad nunca antes vista. Está claro que el malbec lleva la voz cantante de la industria pero ya sea al combinarla con otras cepas o bien de la mano de otros varietales, las bodegas buscan demostrar que le quedan muchos ases bajo la manga para compartir al mundo todavía.

El Valle de Uco hoy parece ser la manera más clara de explicar el potencial de la vitivinicultura argentina. básicamente por que sus uvas aggiornaron el sabor del vino mendocino para siempre. Para entender por que es esto viajamos a la provincia del sol y el buen vino para elaborar junto a el equipo enológico dirigido por Alejandro Sejanovich nuestro Vinos Singular para la Selección Exclusiva de Noviembre, Tinto Negro Special Blend 2015. Para esta etiquetas seleccionamos para el corte un 87% de Malbec de diferentes regiones del valle pero principalmente de San Carlos y se completa con un Cabernet Franc del mismo origen. Por esto mismo resulta con buena identidad de Malbec pero con la frescura que siempre asegura el Cabernet Franc de altura.

Pero la diversidad también la aportan los componentes y entre estos el Petit Verdot abre nuevos horizontes de sabor al Malbec. Basta probar HJ Fabre Malbec Petit Verdot 2015 para comprobar que es cierto. Elaborado con uvas de Vistalba, Luján de Cuyo, este Malbec con 20% de Verdot suma un matiz complejo y especiado que contrasta con la fruta roja característica. De este modo logra personalidad y un sabor bien complejo.

Y como ya es sabido, el Cabernet Franc continúa cautivando a consumidores y winemakers por igual, en este caso es Telteca Antá Cabernet Franc 2016 la excusa para volver a degustarlo. Proveniente de Barrancas, Maipú, este tinto traza un estilo novedoso para el varietal que todos descubrimos en Valle de Uco. Con más cuerpo y estructura resulta un vino brioso pero a la vez tenso.

Mirá con qué plato de comida podés acompañar