Selección

julio
2017

Paraje Altamira y Gualtallary, el nuevo clásico

Paraje Altamira y Gualtallary, el nuevo clásico

Compartir la nota

Estos dos rincones del Valle de Uco se han convertido en los más comentados de los últimos años. Y no es un capricho de la prensa o de los winemakers sino que sus condiciones naturales han dado vida a un nuevo estilo de vinos tintos argentinos. Como factor común ambas zonas ofrecen vinos profundos y expresivos gracias a una combinación de clima y suelos que permite elaborar vinos con mucha personalidad. Como diferencial podríamos destacar que en Paraje Altamira se logran vinos briosos de textura fina que evolucionan hacia la elegancia en poco tiempo. Mientras tanto Gualtallary asegura tintos intensos de frescura tirante producto de un clima muy fresco definido por la altura de la viñas. Siempre por encima de los 1200 metros.

Gracias a estas diferencias la góndola recibe dos estilos muy diferentes que divide las aguas entre los fundamentalista de los tintos argentinos. Por un lado están los que buscan la potencia y por el otro los que persiguen la frescura, una puja estilística que est mes nuestra Selección Alta Gama invita a descubrir.

En 2010 Alejandro Sejanovich y Jeff Mausbach decidieron elaborar vinos que expresen las características del terroir que les da vida para su proyecto Manos Negras. Los años de experiencia de ambos determinó que el mejor lugar para concretar aquel sueño era Paraje Altamira en San Carlos, Mendoza. Zaha El Corte 2015 es uno de sus vinos mejor logrados ya que se trata de la expresión un antiguo viñedo de Malbec y Cabernet Sauvignon. Para conseguir este mejor resultado realizaron una co-fermentación entre amabas cepas de modos que la esencia de la viña se impone a los varietales. El vino es profundo, expresivo y complejo que en nariz despliega buen caudal frutal y herbal mientras que en boca es carnoso e intenso. Un vino fiel al perfil que se impone hoy en esta región mendocina de suelos complejos y heterogéneos que cautivan a los viticultores.

Mientras tanto en Gualtallary la búsqueda apunta a la frescura y tensión en lugar de buen cuerpo e intensidad. Basta con probar una copa de Huentala Black Series Malbec 2015 para comprenderlo. En este paraje vitícola emplazado a 1350 metros de altura en Tupungato, Mendoza, la uvas maduran en un hábitat soleado y seco de clima moderado con noches frescas. Esta combinación de factores permitió en 2015 a José Galante elaborar este Malbec elegante y sofisticado con notable tipicidad varietal y paladar jugoso que logra refrescar el paladar. Un tinto vibrante que demuestra el potencial de esta región para tintos vivaces y expresivos.

Mirá con qué plato de comida podés acompañar