Premium Tasting, la nueva meca de los wine lovers

Estuvimos en Mendoza para asistir a la cata de vinos más importante del país y lógicamente aprovechamos para visitar algunos amigos.

Compartir la nota

Hace unos diez años Nicolás Aleman y Rodrigo Kohn tuvieron una idea. Mejor dicho quisieron darse un gusto. Nicolás trabajaba en el área de marketing de una reconocida bodega mientras Rodrigo era sommelier de uno de los hoteles más importantes de Mendoza y con frecuencia se reunían con amigos de la industria vínica para catar y compartir la mejores botellas que se les cruzaban.

 

En poco tiempo los paladares que se sumaban a estas reuniones se tornaron más exigentes y la consigna del grupo se convirtió en un desafío: probar los mejores vinos argentinos. Fue entonces que esa idea nacida del placer tomó forma y un día de 2011 decidieron organizar la primera Premium Tasting. El claim del evento era ambicioso, solo se catarían los vinos mejor rankeados por Robert Parker, Wine Spectator, Decanter, Tim tkins y otros importantes gurúes de la cata. Una cita imperdible para cualquier fanático del vino.

 

A partir de aquel día nada volvería a ser como antes en materia de catas en Argentina. Esta dupla de emprendedores, quizás sin darse cuenta, llevó la vara que mide la calidad en materia de eventos del vinos donde nunca antes había estado y cada año la suben un poco más. Hace a penas una semana tuvo lugar la octava edición de Mendoza en el Hotel Intercontinental. En total asistieron 540 catadores dispuestos a disfrutar de 5 horas a puro vino con un profesionalismo envidiable. Paraguay, Uruguay, Chile, Brasil, México, Perú y lógicamente todos los rincones de Argentina fueron algunos de los orígenes para estos entusiastas de la degustación que compartieron el recinto de cata con los enólogos, agrónomos, bodegueros y sommeliers más influyentes del país.

 

Una experiencia sin dudas insuperable, o la menos así será hasta la edición 2019 de este evento que no deja de romper sus records. Estuvimos allí y ahora te contamos cómo fue la edición 2018 de Premium Tasting Mendoza.

 

De la cata a ciegas participaron 42 bodegas y asistieron 540 personas. Hotel Intercontinetal.
Foto Marcelo Aguilar

 

Catas magistrales para calentar motores. La Premium, es un evento que se desarrolla en dos jornadas diferentes, el día previo a la gran cata se lleva a cabo un calendario de seminarios que disparan diferentes temáticas y tendencias del mundo del vino. Este año fueron seis en total y se tuvieron lugar el jueves 16 de agosto. Los encargados de romper el hielo fueron los Pequeños productores con sus grandes historias, un espacio que siempre permite conocer a los protagonistas proyectos vitivinícolas tan pequeños como interesantes y este año fueron Enrique Sack de 2 KM, Manuel Michelini cons sus Plop!, Quentin Pommier de Mundo Reves, Tomás Stahringer de Vinyes Ocults (este mes en nuestra Selección Exclusiva), Nicolás Jascalevich de la bodega cordobesa San Javier, Oscar Hudson con su vino El Negro que No es Blanco, Juan Pablo Michelini con Altar Uco, Alejandro Kuschnaroff con sus curiosos vinos naranjo de L´orange, Mauricio Vegetti presentando sus Lui, Julia Halupczok, enóloga de Sophenia presentó su proyecto personal, Pulso y Pablo Molinengo con su Malbec, Llévame volando a la Luna. Más tarde Patricio Tapia presentó los elegidos de Descorchados de la mano de Raúl Dávalos de Salta, Daniela Martinelli de Córdoba, Andres Caballero y Derek Mossman de Chile, Santiago Deicas de Uruguay y Luis Henrique Zanini desde Brasil.

 

Un evento que hizo delirar a los presentes fue el organizado por la compañía de corchos DIAM quienes llegaron con Vinos del Mundo que utilizan sus diferentes tapones. Esta cata incluiría vinos de Francia, Italia, Estados Unidos, Chile y Argentina. El seminario que más expectativa generó entre los presentes fue el que dictaron Alejandro Vigil y Sebastián Zuccardi. La temática fue Vinos de Lugar y la propuesta era descubrir la interpretación de cada uno de estos consagrados viticultores de los diferentes rincones del Valle de Uco. Luego el creativo de etiquetas José Bahamonde se ocupó de hablar de los factores de la comunicación Más allá de la etiqueta junto a las bodegas Abremundos, Lorenzo de Agrego, Vivo o Muerto Wines y El Equilibrista. Para cerrar la jornada un panel conformado por Daniel Pi, Germán Masera, Santiago Achával, Matías Michelini, Jeff Mausbach y Lucas Niven, se encargo de presentar Las Nuevas Zonas Vitivinícolas de Argentina.

 

Premium Tasting 2018, la hora de la verdad. Fue imposible no quedarse con la boca abierta al ingresar al salón principal del Hotel Intercantinantal Mendoza y ver dispuestas las copas para los 540 catadores. Cada sitio contaba con 5 copas relucientes que a los largo de cinco horas un batallón de 70 sommeliers se ocparia de rellanar para cada flight. En total fueron 10 las pasadas para degustar 42 vinos, todos como 93 puntos o más asignados por los principales catadores del mundo. Los encargados de guiar la cata y llevar adelante el evento fueron la sommelier argentina Flavia Rizzuto, el chileno Héctor Riquelme y Luis Gutiérrez, catador de Wine Advocate y centro de todas las miradas por su influyente paladar. Desde el escenario principal, este panel se encargó de presentara cada flight así como también las etiquetas y dar la palabra a los diferentes winemakers y bodegueros presentes en el lugar. Un combo de vino y personalidades que hicieron explotar las redes sociales y las memorias de los smartphones de los presentes que no perdían la ocasión para sacarse una fotografía con sus ídolos vínicos.

Como se puede observar, Premium Tasting es mucho más que una degustación, es una de las fiestas más importante para los wine lovers que en más de un caso recorrer en continente para asistir a las ediciones de Chile, Brasil y Perú, un fanatismo que da cuenta que la Premium es una experiencia que todo amante del vinos debe vivir al menos una vez en su vida.

 

Mendoza, más allá de la Premium Tasting. Obvio que para nosotros llegar a este evento es además un buena excusa para visitar bodegas amigas de Club BONVIVIR en busca de nuevas joyas para nuestros socios. Esta vez aprovechamos a visitar el Valle de Uco y Atamisque junto a Jean Edouard de Rochebouet, su gerente y el enólogo Philippe Caraguel. Con ellos realizamos un recorrido por las instalaciones de la bodega para después catar su Chardonnay 2018 a partir de barricas de diferentes proveedores para comprobar cómo cambia el vino en cada caso. Luego pasamos a los tanques para probar Pinot Noir, Merlot, Malbec como previa para los tintos que aún descansan en barricas. Así repasamos los Cabernet Sauvignon, Malbec y Petit Verdot 2018 además de un exclusivo Cabernet Franc 2017 del cual quedan muy pocas barricas.

Otro de los altos del viaje fue en Bodega Los Toneles donde nos recibieron Marisel Millán junto a los enólogos Bernardo Bossi y Cristián Ampuero además de Guille Carnevalli, propietario de la distribuidora SOMA. Con ellos catamos el amplio portafolio de Mosquita Muerta, Perro Callejero y Fuego Blanco, proyecto de la familia Millán en el Valle de Pedernal, San Juan. La coronación de la visita fueron sin dudas las delicias del restaurante de la bodega, Abrasados, un espacio dedicado a las carnes maduradas que ya es una parada obligada para todos los que visiten Mendoza en alguna oportunidad.

 

Visita de lujo en Bodega Atamisque.