Compartir la nota

Por Verónica Gurisatti

En el mes en que se celebra el Día Mundial del Malbec (17 de abril), Club BonVivir también le rinde homenaje a nuestra cepa insignia, la uva argentina consagrada por excelencia, y aunque ya no es una novedad que se cultiva en todo el territorio nacional, Mendoza es su cuna privilegiada por su gran variedad de zonas y su diversidad.
Además, Argentina es el mayor productor de Malbec en el mundo y lo más importante es que gracias a su versatilidad y plasticidad puede dar tanto varietales simples como complejos capaces de competir con los mejores vinos del mundo. Por eso este mes seleccionamos tres grandes etiquetas mendocinas de distintos terroirs y con mucho potencial (por lo menos cinco años más) para seguir ganando elegancia y complejidad.
Son pocos los vinos como el Sophenia 2 Malbec Malbec 2010, un blend moderno y de altura, elaborado con uvas Malbec de distintos terroir del Valle de Uco, de entrada fresca y paso firme y largo por el paladar. Como todavía es jóven, un tiempo más de estiba le vendrá muy bien para ganar complejidad, aunque ya está listo para disfrutar.
El Melipal Malbec 2008 es un Malbec de Agrelo, Luján de Cuyo, de carácter especiado y frutal, con notas de pimienta bien marcadas y una nota herbal muy singular, de gran frescura al paladar, fluido y equilibrado con taninos jóvenes y ahumados del roble que asoman hacia el final. Un vino diferente que tiene todavía mucho potencial.
Por último, cuando las bodegas con historia se renuevan y deciden innovar nace un vino como el Goyenechea Quinta Generación Gran Reserva Malbec 2008 que expresa todas las virtudes de San Rafael y la elegancia propia de su estilo clásico, con notas de madera, especias, taninos suaves, excelente acidez y final mineral.